Alumnos de la UPSA estudian la accesibilidad de los parques salmantinos

Recientemente las alumnas de la UPSA  María Diego Sánchez y Celia Castaño Sáez, dirigidas por Raimundo Castaño-Calle, Salvador Pérez Muñoz y José María Fuentes Blanco presentaron el proyecto de Innovación Ciudadana titulado “Parques infantiles biosaludables e inclusivos en la ciudad de Salamanca”.

Su finalidad era “tratar de llevar a cabo una valoración, según criterios objetivos, de seis parques infantiles que existen en la actualidad en la ciudad de Salamanca. Un vez evaluados se determinará el mejor para que sea objeto de un rediseño con el objetivo de que resulte un parque infantil inclusivo y biosaludable referente, no sólo en la ciudad de Salamanca, sino referente en Castilla y León”.

Se puede encontrar una referencia a esta presentación en el siguiente enlace al periódico Tribuna de Salamanca.

A pesar de que el trabajo es público y accesible desde internet, me ha sido difícil acceder a él. Dejo un enlace al mismo picando en la imagen.portada

No voy a valorar dicho trabajo ni sus optimistas conclusiones con las que no estoy en nada de acuerdo. Simplemente dejos dos enlaces. Uno hace referencia a la inauguración en esos mismos días de un parque infantil inclusivo en la ciudad de Córdoba y la entrada de este mismo blog con el título Parques infantiles accesibles (2). Con la lectura de los mismos queda clara mi opinión.

Y otro apunte más. ¿Algún parque de Salamanca se acerca a este Parque de las Familias en Almería? Un diseño inclusivo no admite parches.

Anuncios

Parques infantiles accesibles (2)

Portada del libro Parques infantiles accesibles

Portada del libro Parques infantiles accesibles

Una de las primeras entradas de este blog tenía como objeto el de los parques infantiles accesibles. Los avances en accesibilidad se van produciendo tan lentamente que uno piensa que,  por lo menos, si estos pequeños pasos empiezan desde la infancia, eliminando barreras en la educación, el juego, etc… estos que hoy son niños el día de mañana se encontrarán un mundo menos hostil en cuanto barreras que el que hoy tenemos. Y también porque, la verdad, la sonrisa de un niño o de una niña (y digo niño o niña sin diferenciación) disfrutando del juego, que no olvidemos es uno de los elementos más importantes de aprendizaje y de socialización, no tiene precio.

Aquella entrada, muy sencilla en su contenido, tenía como fuente la experiencia y el trabajo de Sandra Pereira Pinto y Jorge Palomero Ferrer, arquitectos y padres de Martín, un niño con un error congénito del metabolismo. Ellos han dedicado su carrera al estudio, la investigación, el diseño y la divulgación de los parques infantiles accesibles.

Fruto de este trabajo es la publicación por parte de Jorge del libro Parque infantiles accesibles, quinto libro de la colección Democratizando la accesibilidad y editado por el sevicio editorial de La Ciudad Accesible.

Jorge, Martín, Sandra y Antonio Tejada, artífices del libro.

Jorge, Martín, Sandra y Antonio Tejada, artífices del libro.

El autor parte de la idea de que el juego, como dije anteriormente, es un elemento de aprendizaje y socialización y, por tanto, clave para que todos los niños y niñas conozcan, convivan y respeten la diferencia. Por ello, los parque infantiles deben ser lugares inclusivos donde todos los niños y niñas jueguen juntos.

Para que esta condición se cumpla, el autor fija como premisas que todo parque debe ser:

  • Accesible como condición imprescindible
  • Un objetivo social. Solidarios e inclusivos para que los niños conozcan y respeten las diferencias
  • Un acto responsable en cuanto a su creación desde el momento en que de esta manera las Administraciones públicas u organizaciones privadas dan cumplimiento al carácter integrador de la ley.

En el libro establece que para que un parque sea accesible lo debe ser la zona de juegos y los juegos que en ella se instalen y los accesos y zonas de estancia.

En cuanto a los juegos que en los parques se instalen, los divide en tres categorías

  • Juegos de grado 1, sin accesibilidad.
  • Juegos de grado 3, específicos para niños o niñas con alguna discapacidad.
  • Juegos de grado 2, susceptibles de ser adaptados para su uso por cualquier niño o niña y que cumplen con la premisa de ser inclusivos.

Después de comentar tres ejemplos de buenas prácticas y de relacionar la normativa técnica relacionada con los parques de juegos, analiza en el libro como debe ser el entorno de un parque accesible.

Juego inclusivo del parque de Somontes

Juego inclusivo del parque de Somontes

El libro continúa, como parte muy importante del mismo, presentando una encuesta realizada a padres y madres de niños con discapacidad. Tanto el cuestionario, que se encuentra en el libro, como el universo al que se aplicó la misma, dieron unos resultados que sirven de base para pautar como debe ser un parque inclusivo. En base a los mismos, analiza las características técnicas de cada juego y lo que necesita para ser inclusivo.

Como conclusión del libro presenta el diseño de un parque tipo, con el diseño de sus diversas zonas, juegos, etc… Presenta una memoria económica del coste del mismo basada en los precios de los principales proveedores comerciales de juegos infantiles llegando a una conclusión final de que el coste de un parque infantil accesible no es mayor que el de uno que no lo sea. Y para que no que duda y facilitar el trabajo de administraciones y organizaciones privadas, relaciona los principales productores y comercializadores  de juegos.

Vamos: que a partir de ahora espero que ningún arquitecto, urbanista,diseñador, técnico municipal, etc… haga las cosas mal y ponga como excusa que no sabía

Una obra, no sé si definitiva, pero sí estoy convencido que referente fundamental a partir de ahora. Y por cierto, de lectura amena y agradable para un profano y muy clarificadora.

Enhorabuena y gracias al autor y a los editores.

NOTA: las imágenes de este artículo han sido tomadas del libro Parques infantiles accesibles, de Jorge Palomero y editado por La Ciudad Accesible. Se prohíbe su difusión sin citar estos datos y su procedencia así como su uso comercial.

Ciudades amigables con las personas mayores I

En las pasadas elecciones municipales en Salamanca, el PSOE presentó como una de sus promesas electorales integrar a la ciudad en la Red de ciudades amigables con las personas mayores. Indagando sobre ello, me he encontrado con un proyecto muy en consonancia con lo que aquí hemos llamado una ciudad para las personas: incluyente, accesible, participativa, etc… Por esta razón, desgranaré este proyecto en varias entradas.

Una ciudad amigable con las personas mayores es un entorno urbano integrador y accesible que fomente un envejecimiento activo.

En 2006 la OMS reunió a 33 ciudades de 22 países en un proyecto destinado a determinar los principales elementos del entorno urbano que facilitan un envejecimiento activo y saludable. El resultado fue la publicación Ciudades Globales Amigables con los mayores: Una Guía en la que se establece el marco para evaluar la adaptación de las ciudades a las necesidades de los mayores. Un aspecto fundamental del proceso consistió en contar con la participación activa de esas personas.

En la guía se identifican ocho dominios de la vida urbana que pueden influir en la salud y la calidad de vida de las personas mayores:

  1. Espacios al aire libre y edificios.
  2. Transportes.
  3. Vivienda.
  4. Participación social.
  5. Respeto e integración social.
  6. Participación cívica y empleo.
  7. Comunicación e información, y
  8. Apoyo de la comunidad y servicios de salud.

Para pertenecer a esta red es necesario elaborar un plan a desarrollar en cinco años con  cuatro fases principales que de forma resumida son:

  • Primer y segundo año: Diagnóstico inicial de la amigabilidad, elaboración de un plan trienal de acción  e identificación de indicadores para el seguimiento.
  • Tercer, cuarto y quinto año: puesta en marcha y seguimiento del plan de acción.
  • Final del quinto año: evaluación
  • Inicio de un nuevo proceso quinquenal

De forma más extensa, este proceso se puede ver en este folleto editado por la OMS

folleto_ciudad_amigable

folleto_ciudad_amigable2Hasta el año 2013, las ciudades adheridas a esta red se pueden consultar en este enlace

mapa ciudades amigables

Fuente:

Ciudades Amigables

NOTA: a la hora de publicar esta entrada el Pleno del Ayuntamiento de Salamanca Ha aprobado, a propuesta del PSOE y por unanimidad, incluir a Salamanca en esta red. NOTICIA

widget ciudades amigables

 

Mariposas rodantes

No sé el porqué, pero este verano he contemplado una invasión de sillas de ruedas en nuestra ciudad. No sé si mayor que la de otros veranos pero sí más visible.

Cierto es, y yo no voy a negarlo porque lo sufro en primera persona, que el calor, el sol, la luz,… son alicientes más que justificados para que los usuarios de sillas de ruedas, sea por la razón que sea, nos sintamos inclinados a disfrutar de la calle y hacernos de esta manera, más visibles.

Parques, terrazas y bancos han sido acaparados por estas mariposas rodantes que han salido de su estado de pupa, ese que después de un periodo de relativa inactividad convierte a una larva en imago. Da gusto ver las calles y parques ocupadas por estas mariposas y sus acompañantes, compartiendo el espacio público con el resto de ciudadanos. Cierto es que algunas de estas mariposas,menos afortunadas que otras, simplemente son aparcadas en alguna esquina y desde allí simplemente contemplan como la vida se desarrolla delante de ellos.

Pero la temperatura ha descendido estos días y de la misma manera que en la naturaleza las mariposas ponen sus huevos y desaparecen, las personas que utilizan la silla de ruedas para desarrollar las actividades de la vida diaria desaparecen en gran medida de nuestra vista. Se ocultan sencillamente. Otra vez el frío y el agua hacen que se recluyan en sus casas y vuelvan a su estado de pupa al que nos referíamos antes.

¿Qué nos hace diferentes del resto de personas? Porque la generalidad de la población, cambiando sus hábitos de vestimenta o sus medios para desplazarse, siguen ocupando durante los meses de frío el espacio público. Se desplazan por él y siguen haciendo su vida social en cafeterías, restaurantes, comercios, cines y teatros,… Salvo muy raras excepciones. ninguno de ellos entra en ese estado de pupa.

A estas alturas todo el mundo ha dado con la respuesta. El entorno en el que se desarrolla nuestra vida social cambia del exterior del espacio público al interior. Y ese paso, en la mayoría de los casos está separado por un escalón o por varios que hacen insalvable el acceso de esas mariposas rodantes a esos espacios. No es una elección. Simplemente es discriminación. Uno o varios escalones son una una no invitación a participar de lo que dentro sucede. Una forma de excluir a una parte importante de la población y negarle sus derechos.

Siluetas de personas en sillas de ruedas realizando diversas actividades

Siluetas de personas en sillas de ruedas realizando diversas actividades

Postdata: mi recuerdo para ti, joven y sonriente mariposa que nos dejaste tan pronto este verano. Un beso fuerte y sigue aleteando allá donde estés.

Camino escolar

Los caminos escolares se definen como itinerarios seguros que pueden seguir los/as niños/as en su trayecto de ida y vuelta al centro educativo, posibilitando que lo lleguen a recorrer de forma más autónoma.

Tiene su origen  en la  ciudad danesa de Odense en los años 70, pero no será hasta los años 90 cuando se empieza a difundir y promover este proyecto en diversas zonas de centro Europa. Pero fue gracias a Francesco Tonucci (“La ciudad de los niños”) cuando el proyecto toma un nuevo rumbo y sitúa la Autonomía Infantil como eje fundamental entre los objetivos a lograr.

Este nuevo pensamiento conlleva convertir las calles en recorridos con prioridad de uso para la población infantil y juvenil. De manera paralela, exige actuaciones de sensibilización y formación ambiental en torno a la comunidad escolar y al vecindario.

En definitiva la actuación trata de señalar unos itinerarios flexibles y de trazado sencillo que permitan el desplazamiento a pie de los niños y las niñas, y que se escogen entre los recorridos que la mayoría del alumnado utiliza más. El camino escolar es una iniciativa más destinada a impulsar la recuperación del espacio público como espacio de relación y convivencia, y como una manera innovadora y participativa de abordar la educación hacia la movilidad.

perderlacalle

El camino escolar paso a paso. Marta Román. DGT

El conjunto de medidas puestas en marcha a través de los caminos escolares va a contribuir en el avance hacia la consecución de un modelo de movilidad sostenible afectando al transporte (al dejar de utilizar el vehículo privado y público), y a otros sectores directamente relacionados con la movilidad tales como el energético y el urbanístico: disminución de gases de efecto invernadero, ruido y contaminación atmosférica, mejora de la seguridad, la salud, etc.

2

Pero la mejor manera de entender qué son, las razones de su necesidad, cómo se idean y se ponen en funcionamiento y sus resultados es ver este vídeo.


Fuentes:

Camino escolar paso a paso

Caminos escolares seguros. Agenda 21 de Jaen

Camino escolar. Ayuntamiento de Zaragoza

camino

Accesibilidad en ciudades y monumentos

Un artículo de Azucena Hernández para el blog Un ojo para el arte

Maquetas de la muralla de Ávila. Fuente: Ávila Digital

Maquetas de la muralla de Ávila. Fuente: Ávila Digital

 

Un Ojo Para el Arte

En los últimos años ha habido un creciente interés por incluir a las personas con discapacidad visual dentro de los usuarios potenciales que visitan las ciudades, los monumentos y los museos. A pesar de este incipiente crecimiento de proyectos accesibles, es todavía escaso el número de ciudades que, siguiendo los criterios de “diseño universal”, realizan maquetas y planos accesibles de sus ciudades y monumentos históricos.

Las personas con algún tipo de discapacidad, reivindican día a día, su derecho a la integración cultural, y a poder participar plenamente en las actividades culturales que se ofrecen al resto de la sociedad. Es por este derecho de acceso a la cultura, con el que cuentan todos los seres humanos, por lo que debemos reflexionar en torno a esta cuestión.

Existen varias ciudades españolas que tienen maquetas accesibles, estas deben ser tridimensionales, sólidas y táctilmente significativas. Ejecutadas por maquetistas profesionales, los materiales han de ser testados para que resistan a la manipulación y…

Ver la entrada original 602 palabras más

Proyectos participativos de Accesibilidad Cognitiva y calidad de vida

A raíz de la carta abierta enviada al candidato del PP por Salamanca, Sr. Fernández Mañueco, recibí algunos comentarios a la misma por parte de Berta Liliana Brusilovsky Filer, una de las impulsoras del proyecto Meta: 2017, Año de la Accesibilidad Universal (Os invito a dar me gusta. Todos los apoyos son necesarios)  y un ofrecimiento de colaboración en este blog que hoy cristaliza en esta publicación. He de confesar mi emoción por ello. Para una persona como yo que empezó este proyecto desde la nada y la ignorancia, este ofrecimiento supone un empujón anímico importante. Las distintas colaboraciones externas que se incluyen en el blog suponen un plus de calidad. Ésta es especial puesto que está escrita a propósito para él.

Arquitecta y Técnica Urbanista, es Máster en Accesibilidad y Diseño para Todos. Docente universitaria en temas de urbanismo, centros históricos y accesibilidad cognitiva, tiene diversas publicaciones sobre planeamiento urbano, centros históricos y accesibilidad. Interviene en congresos nacionales e internacionales. Investiga, crea y difunde en los últimos años el modelo para diseñar espacios accesibles (espectro cognitivo) con el que trabaja incorporando a personas con discapacidad intelectual en el diagnóstico y la evaluación de entornos y edificios.

Es autora de varios libros entre los que citaremos Crónica de viajes en clave de solidaridad y Modelo para diseñar espacios accesibles. Espectro cognitivo.

En primer lugar agradezco a Miguel Ángel Cuesta que me haya abierto el espacio de su blog para hablar de accesibilidad cognitiva, un tema que desde hace años es recurrente dentro de mi trabajo profesional. Comienzo por el final de su escrito dirigido al Señor Alcalde de Salamanca, que yo continúo (sugiero que lo lean antes de éste):

“Constátelo usted mismo. Dé un paseo con mirada objetiva para constatar estas cosas que estoy apuntando. Y si no es capaz de verlas haga como otros candidatos: saboreé un agradable paseo en silla de ruedas por el centro de la ciudad. Ya no digo por los barrios más alejados. Me ofrezco desde aquí como guía”.

Desde el ofrecimiento de Miguel Ángel hago llegar esta propuesta para que el Señor Alcalde comparta con nosotros y con personas de alguno de los Centros Ocupacionales de su ciudad una experiencia diferente para demostrarle cuantas dificultades tienen entornos, edificios y servicios desde el punto de vista no solo físico y sensorial. Lo que le planteo es que los vea desde de la comprensión de los espacios de la ciudad histórica.

Se trata de que la accesibilidad, que es un factor de calidad de vida, sea una devolución integral (cognitiva, sensorial y física) que hace el diseño de la ciudad, de sus edificios y de sus servicio para todas las personas.

Porque para la extensa gama de la diversidades funcionales: cualidades, habilidades, comportamientos, personalidades, caracteres, edades, orígenes, la ciudad resulta incomprensible. Y no solo la ciudad como el gran espacio exterior compartido: también edificios y servicios. Por eso -y ya sin pausa- se pone a disposición de la ciudad y de sus entornos, inteligencias artificiales -como sistema de apoyos-: y se llama a la ciudad “inteligente”: AAPP, aparatos digitales, realidad aumentada, QS, balizamientos, etc. Estas inteligencias, que no son tales, sino las de sus creadores, son realmente importantes por muchas razones, entre ellas porque I+D+I no se puede detener a partir del momento en que se ha puesto en marcha: el conocimiento y la tecnología son necesarios para el desarrollo humano, que es sobre todo, educación, empleo, recreación y vida independiente.

Sentadas las bases de este comentario y asumida la tecnología como apoyo, mi enunciado es que hay suficientes sistemas de apoyo que el diseño de entornos y de la arquitectura (como el conjunto de elementos que la constituyen) pueden aportar para que los espacios sean comprensibles y que la inteligencia sea humana no artificial. Inteligencias que ya conocemos ampliamente y que no son solo “una” sino tan variadas como lo son las personas. A alguna de ellas se recurre cuando nos relacionamos con nosotros mismos y con el medio y sobre todo, deseamos gozar de autonomía (gráfico de las inteligencias múltiples de Howard Gardner).

Estas inteligencias son formas de conocimiento, de recuerdo, de interacción, de relación, de movilidad y de orientación a las que cada una de las personas, en su diversidad, recurre para ser autónoma. Por eso no hay que excluir ninguna posibilidad dentro del diseño: diseñar un entorno, un edificio o un servicio sin recurrir a algún elemento que remita a cada una de esas inteligencias es el mayor error, porque limita la autonomía de muchas personas.

La orientación y la movilidad urbana como factor de autonomía personal, se basan en unos diseños aleatorios que se colocan además, de manera indiscriminada confundiendo y causando efectos contrarios a los deseados. Para solucionar estas contradicciones hay que diseñar desde que se inicia un proyecto con criterios integrales y comprensibles. Otorgando al diseño la capacidad de interactuar con las inteligencias múltiples de todas las personas. Los criterios mínimos son:

  • El método de diseño es muy importante; que lo que se está proponiendo, en especial si se trata de un uso y disfrute público, debe ser para todas las personas.
  • El diseño de las formas es tan importante como sus relaciones de continuidad, contigüidad y separación y sus atributos (tamaño, dimensión, proporción, color).
  • Las inteligencias múltiples usan de manera frecuente fenómenos múltiples de la percepción -paradigmas comprobados- que mejoran o empeoran los comportamientos y reacciones en el espacio (como los obstáculos a la percepción que confunden por exceso- O lo contrario, la igualdad de formas y de color que impiden el reconocimiento de las diferencias)

Cuando no se ha diseñado de manera comprensible es cuando hay que recurrir a “aclaraciones” que en las que habrá que tener en cuenta:

  • El lugar donde se colocan esas aclaraciones (en materia de señales), instrumentos de orientación tan importante como aquellas.
  • Las relaciones entre estas señales, un aspecto que pocas veces se tiene en cuenta.
  • Que sean integrales: de texto, gráfico, hápticas y de semántica comprensible para que todas las personas puedan reconocerlas.

Con estos comentarios solo pretendo incorporar un factor más para incluir a los que Miguel Ángel señala como muy necesarios para que los candidatos a las alcaldías, en este caso Salamanca, tengan en cuenta para la participación de todas las ciudadanas y todos los ciudadanos en el sistema de espacios y actividades de la ciudad y sus entornos.