Salamanca, ¿ciudad inteligente? II y SIMON Mobile

Hace unas semanas concurrieron en el tiempo dos noticias que, situándose dentro del término de ciudad inteligente, se alejaban en cuanto al concepto de la misma.

La primera, anunciada con el titular El Ayuntamiento proyecta convertir a Salamanca en ‘Ciudad Inteligente’, hacía hincapié en el concepto de ciudad inteligente como concepto en el que la tecnología juega un papel importante en la gestión “optimizando el funcionamiento de la ciudad a través de la tecnología para interconectar, monitorizar y telecontrolar servicios”. “Salamanca, ciudad inteligente, se desarrolla en dos servicios inteligentes verticales: eficiencia energética y smart water, que permitirán, por un lado, mejorar la gestión del gasto energético en las sedes municipales y, por otro, el del servicio de abastecimiento de agua. El desarrollo de los citados servicios se basa en los estudios que anteriormente ha realizado el Ayuntamiento de telegestión en salas de calderas, contadores inteligentes y telegestión de riego en parques y jardines”.

Sin desmerecer la importancia de los objetivos de eficiencia energética y ahorro del agua, es discutible que los mismo incidan directamente en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos de esta ciudad. Se alejan totalmente del concepto de ciudad inteligente que planteábamos en esta antigua entrada de este blog en la que se decía que, “para que las ciudades sean inteligentes, es imprescindible que sean amigables con la edad y accesibles para cualquier persona. Su objetivo en esta materia, por tanto, se dirige a garantizar que las necesidades de las personas mayores y las personas con diversidad funcional estén contempladas en los servicios que se vayan creando. Para ello, deben crearse canales de participación desde el inicio de cada proyecto para que las organizaciones que representan a estos colectivos puedan contribuir con su punto de vista”.

En cambio la segunda noticia, bajo el titular  “Una nueva aplicación facilita la movilidad y el aparcamiento a las personas con movilidad reducida“, se habla de las prueba piloto que en distintas ciudades se van a hacer de la aplicación SIMON Mobile. Esta aplicación “ofrece acceso a importantes funciones de accesibilidad como localización de plazas de aparcamiento para personas con discapacidad o ubicación de los ascensores y rampas para acceder a las estaciones de metro. Además, pueden calcularse rutas a pie o en silla de ruedas, en coche o en transporte público y usar la navegación paso-a-paso durante el viaje”.

Otro de sus objetivos es “es reducir el fraude en el uso de las plazas reservadas, de modo que puedan aprovecharlas quienes realmente las necesitan. Los usuarios que dispongan de una de estas nuevas tarjetas pueden usarlas para validarse en las plazas de aparcamiento, acceder a zonas restringidas de la ciudad y consultar el historial de sus acciones con la tarjeta PMR”.

Y en cuanto a la participación en la misma de organizaciones que representan a estos colectivos, “se ha definido un importante grupo de usuarios que ha participado activamente en la definición de los requisitos del sistema, involucrando a asociaciones como CERMI Comunidad de Madrid, La Unión Democrática de Pensionistas (UDP) y la Fundación ONCE”.

Los ciudadanos y ciudadanas de Madrid que quieran participar en esta prueba piloto pueden encontrar más información en este enlace.

La aplicación puede descargarse en este enlace

GooglePlayBadge-300x100

Simon Mobile on GooglePlay

Las siguientes imágenes, correspondientes a un folleto del propio proyecto, proporcionan una información más amplia del mismo.

Brochure_070514-Spanish.pdf1540434628_Página_1 Brochure_070514-Spanish.pdf1540434628_Página_2

Fuentes:

Advertisements

Parques infantiles accesibles (2)

Portada del libro Parques infantiles accesibles

Portada del libro Parques infantiles accesibles

Una de las primeras entradas de este blog tenía como objeto el de los parques infantiles accesibles. Los avances en accesibilidad se van produciendo tan lentamente que uno piensa que,  por lo menos, si estos pequeños pasos empiezan desde la infancia, eliminando barreras en la educación, el juego, etc… estos que hoy son niños el día de mañana se encontrarán un mundo menos hostil en cuanto barreras que el que hoy tenemos. Y también porque, la verdad, la sonrisa de un niño o de una niña (y digo niño o niña sin diferenciación) disfrutando del juego, que no olvidemos es uno de los elementos más importantes de aprendizaje y de socialización, no tiene precio.

Aquella entrada, muy sencilla en su contenido, tenía como fuente la experiencia y el trabajo de Sandra Pereira Pinto y Jorge Palomero Ferrer, arquitectos y padres de Martín, un niño con un error congénito del metabolismo. Ellos han dedicado su carrera al estudio, la investigación, el diseño y la divulgación de los parques infantiles accesibles.

Fruto de este trabajo es la publicación por parte de Jorge del libro Parque infantiles accesibles, quinto libro de la colección Democratizando la accesibilidad y editado por el sevicio editorial de La Ciudad Accesible.

Jorge, Martín, Sandra y Antonio Tejada, artífices del libro.

Jorge, Martín, Sandra y Antonio Tejada, artífices del libro.

El autor parte de la idea de que el juego, como dije anteriormente, es un elemento de aprendizaje y socialización y, por tanto, clave para que todos los niños y niñas conozcan, convivan y respeten la diferencia. Por ello, los parque infantiles deben ser lugares inclusivos donde todos los niños y niñas jueguen juntos.

Para que esta condición se cumpla, el autor fija como premisas que todo parque debe ser:

  • Accesible como condición imprescindible
  • Un objetivo social. Solidarios e inclusivos para que los niños conozcan y respeten las diferencias
  • Un acto responsable en cuanto a su creación desde el momento en que de esta manera las Administraciones públicas u organizaciones privadas dan cumplimiento al carácter integrador de la ley.

En el libro establece que para que un parque sea accesible lo debe ser la zona de juegos y los juegos que en ella se instalen y los accesos y zonas de estancia.

En cuanto a los juegos que en los parques se instalen, los divide en tres categorías

  • Juegos de grado 1, sin accesibilidad.
  • Juegos de grado 3, específicos para niños o niñas con alguna discapacidad.
  • Juegos de grado 2, susceptibles de ser adaptados para su uso por cualquier niño o niña y que cumplen con la premisa de ser inclusivos.

Después de comentar tres ejemplos de buenas prácticas y de relacionar la normativa técnica relacionada con los parques de juegos, analiza en el libro como debe ser el entorno de un parque accesible.

Juego inclusivo del parque de Somontes

Juego inclusivo del parque de Somontes

El libro continúa, como parte muy importante del mismo, presentando una encuesta realizada a padres y madres de niños con discapacidad. Tanto el cuestionario, que se encuentra en el libro, como el universo al que se aplicó la misma, dieron unos resultados que sirven de base para pautar como debe ser un parque inclusivo. En base a los mismos, analiza las características técnicas de cada juego y lo que necesita para ser inclusivo.

Como conclusión del libro presenta el diseño de un parque tipo, con el diseño de sus diversas zonas, juegos, etc… Presenta una memoria económica del coste del mismo basada en los precios de los principales proveedores comerciales de juegos infantiles llegando a una conclusión final de que el coste de un parque infantil accesible no es mayor que el de uno que no lo sea. Y para que no que duda y facilitar el trabajo de administraciones y organizaciones privadas, relaciona los principales productores y comercializadores  de juegos.

Vamos: que a partir de ahora espero que ningún arquitecto, urbanista,diseñador, técnico municipal, etc… haga las cosas mal y ponga como excusa que no sabía

Una obra, no sé si definitiva, pero sí estoy convencido que referente fundamental a partir de ahora. Y por cierto, de lectura amena y agradable para un profano y muy clarificadora.

Enhorabuena y gracias al autor y a los editores.

NOTA: las imágenes de este artículo han sido tomadas del libro Parques infantiles accesibles, de Jorge Palomero y editado por La Ciudad Accesible. Se prohíbe su difusión sin citar estos datos y su procedencia así como su uso comercial.

Camino escolar

Los caminos escolares se definen como itinerarios seguros que pueden seguir los/as niños/as en su trayecto de ida y vuelta al centro educativo, posibilitando que lo lleguen a recorrer de forma más autónoma.

Tiene su origen  en la  ciudad danesa de Odense en los años 70, pero no será hasta los años 90 cuando se empieza a difundir y promover este proyecto en diversas zonas de centro Europa. Pero fue gracias a Francesco Tonucci (“La ciudad de los niños”) cuando el proyecto toma un nuevo rumbo y sitúa la Autonomía Infantil como eje fundamental entre los objetivos a lograr.

Este nuevo pensamiento conlleva convertir las calles en recorridos con prioridad de uso para la población infantil y juvenil. De manera paralela, exige actuaciones de sensibilización y formación ambiental en torno a la comunidad escolar y al vecindario.

En definitiva la actuación trata de señalar unos itinerarios flexibles y de trazado sencillo que permitan el desplazamiento a pie de los niños y las niñas, y que se escogen entre los recorridos que la mayoría del alumnado utiliza más. El camino escolar es una iniciativa más destinada a impulsar la recuperación del espacio público como espacio de relación y convivencia, y como una manera innovadora y participativa de abordar la educación hacia la movilidad.

perderlacalle

El camino escolar paso a paso. Marta Román. DGT

El conjunto de medidas puestas en marcha a través de los caminos escolares va a contribuir en el avance hacia la consecución de un modelo de movilidad sostenible afectando al transporte (al dejar de utilizar el vehículo privado y público), y a otros sectores directamente relacionados con la movilidad tales como el energético y el urbanístico: disminución de gases de efecto invernadero, ruido y contaminación atmosférica, mejora de la seguridad, la salud, etc.

2

Pero la mejor manera de entender qué son, las razones de su necesidad, cómo se idean y se ponen en funcionamiento y sus resultados es ver este vídeo.


Fuentes:

Camino escolar paso a paso

Caminos escolares seguros. Agenda 21 de Jaen

Camino escolar. Ayuntamiento de Zaragoza

camino

Salamanca, ¿ciudad inteligente?

Rebuscando información para otros temas, llegué hace unos días hasta esta NOTICIA (fundamental leerla para entender dónde quiero llegar) publicada en la página oficial del Ayuntamiento de Salamanca. Profundizando en ella y contrastando información con otras fuentes, me asaltaron muchas preguntas que me hicieron cuestionar si Salamanca se puede llamar ciudad inteligente o si está camino de serlo. Voy a dejar la respuesta abierta para que cada cual llegue a su propia conclusión.

La “Ciudad inteligente” se ha convertido en un objetivo de los ayuntamientos que consideran que es el nuevo paradigma de modernización y progreso económico para sus municipios, con el fin último de mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Este proceso se inicia con la creación de un plan global en el que se planifica la transformación y mejora de todos los procesos y actividades de la administración, a través de la utilización de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

mapaLa Red Española de Ciudades Inteligentes, nacida en 2011 y de la que forma parte Salamanca tiene como objetivo “intercambiar experiencias y trabajar conjuntamente para desarrollar un modelo de gestión sostenible y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, incidiendo en aspectos como el ahorro energético, la movilidad sostenible, la Administración electrónica, la atención a las personas o la seguridad”.

Según el CEAPAT, Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas, hasta aquí tenemos una introducción clásica sobre lo que son las “Smart Cities” o Ciudades inteligentes, pero lo que le preocupa es de qué forma este proceso afecta a la población, y más en concreto a las personas mayores y personas con diversidad funcional, y de qué forma sus intereses están protegidos y tenidos en cuenta. Para el CEAPAT, una ciudad inteligente nunca debe dejar de lado a ningún ciudadano.

¿Se tiene en cuenta la diversidad funcional y a las personas mayores?

Según el CEAPAT, fuera de los eventos, foros y documentos en los que se trata específicamente de la accesibilidad de las ciudades inteligentes, es raro encontrar referencias explícitas a estos conceptos en la literatura técnica o en las memorias de proyectos de ciudades inteligentes.

¿Qué es una ciudad o comunidad amigable con la edad?

Una ciudad amigable con las personas mayores es un entorno urbano integrador y accesible que fomente un envejecimiento activo.

Lograr la participación de las personas mayores es un elemento esencial para cualquier ciudad amigable con los mayores. Sus aportaciones son importantes para evaluar la adaptación de las ciudades, fijar prioridades, proponer soluciones y seguir los progresos realizados.

¿Qué es una ciudad accesible?

Es aquella en la que los derechos de las personas con discapacidad y personas mayores se aseguran y respetan. En ella no hay discriminación, ni barreras, y sus diseños permiten a todas las personas, independientemente de sus características y situaciones, manejarse e interactuar con seguridad, dignidad y autonomía.

Implica una gestión sostenible y proactiva de la accesibilidad universal, resaltando la importancia del carácter inclusivo de las ciudades, y la obligatoriedad de vincular las premisas del diseño universal en la manera como se proyecta y se materializa la ciudad, incluyendo sus entornos físicos y digitales, la comunicación y la comprensión del entorno.

¿Qué es una ciudad o comunidad inteligente?

Según las premisas anteriores, el CEAPAT considera que “una ciudad inteligente es un sistema complejo en el que todos los elementos que la caracterizan, es decir, la población, la gobernanza, la economía, la movilidad, el medioambiente y el modo de vida, deben ser también inteligentes. Todos estos elementos deben tener su foco en la persona y su bienestar, siendo las tecnologías de la información y la comunicación instrumentos imprescindibles, pero al servicio de este objetivo y no un fin en sí mismoEs necesario que el desarrollo de una ciudad inteligente esté centrado en la persona y en su bienestar. Implica que la ciudad debe ser amigable con la edad, accesible y responder a los principios del diseño universal. La idea no es rebajar la importancia de la tecnología, sino condicionar su uso al objetivo principal”.

Para la Red Española de Ciudades Inteligentes “son Ciudades Inteligentes aquellas que disponen de un sistema de innovación y de trabajo en red para dotar a las ciudades de un modelo de mejora de la eficiencia económica y política permitiendo el desarrollo social, cultural y urbano. Como soporte de este crecimiento se realiza una apuesta por las industrias creativas y por la alta tecnología que permita ese crecimiento urbano basado en el impulso de las capacidades y de las redes articuladas todo ello a través de planes estratégicos participativos que permitan mejorar el sistema de innovación local”.

ciudad-inteligente2 (1)

La visión del CEAPAT, va más allá y “plantea que, para que las ciudades sean inteligentes, es imprescindible que sean amigables con la edad y accesibles para cualquier persona. Su objetivo en esta materia, por tanto, se dirige a garantizar que las necesidades de las personas mayores y las personas con diversidad funcional estén contempladas en los servicios que se vayan creando. Para ello, deben crearse canales de participación desde el inicio de cada proyecto para que las organizaciones que representan a estos colectivos puedan contribuir con su punto de vista”.

La facilidad de uso y la accesibilidad es una necesidad trasversal, que debe ser considerada en todos los proyectos y actuaciones que se desarrollen, en la ciudad y fuera de ella. Las bondades de la ciudad inteligente deben ser para todos y, para garantizarlo, todos los esfuerzos que se hagan deben estar supervisados bajo el principio del Diseño Universal: por razones de justicia y también por razones económicas.

FUENTES:

Ayuntamiento de Salamanca

Red Española de Ciudades Inteligentes

CEAPAT