Esos oscuros objetos de deseo (por inaccesibles)

Le Garage MCC. Tres "preciosos" escalones nos reciben a la entrada

Le Garage MCC. Tres “preciosos” escalones nos reciben a la entrada

Ese oscuro objeto del deseo, película de Luis Buñuel, cuenta la historia de Mathieu, que durante un viaje en tren, cuenta a sus compañeros de vagón la historia de sus infortunios amorosos con la bailarina Conchita. A partir de su primer encuentro, Conchita juega con la obsesión de Mathieu, haciéndolo pasar del deseo a la frustración y del amor al odio más furibundo.

Parafraseando esa película, hace un tiempo que decidí nombrar de esa manera todo aquello que la sociedad en la que vivo ofrece, que ardo en deseos de disfrutar y que me producen, si no odio, sí una gran frustración. Y no me refiero a objetos o personas, por supuesto.

Vivo en un barrio de Salamanca, el del Oeste, en el cual una Galería Urbana ha transformado desde hace tres años la vida del barrio en muchos aspectos. Entre ellos el cultural. Nuevos espacios culturales, locales de ocio y otras actividades varias han surgido al albur de esa galería que os animo a visitar. Incluso desde la silla de ruedas. Incómoda gracias a sus calles de aceras estrechas, mal pavimentadas, con bordillos mal rebajados que hacen que haya que circular en algunas ocasiones por la calzada, pero visitable.

Dimitry

Paisaje con agujero al Oeste. Obra de El Dimitry en la Avda. de Italia

Pero hasta ahí. No pretendáis acceder al resto de la oferta cultural que el barrio ofrece. Exposiciones, conferencias, presentaciones de libros, conciertos, etc… se antojan objetos del deseo que desfilan ante tus ojos y que se escapan sin poder disfrutar de ellos. No voy a nombrar a ninguno de estos locales aunque en las fotografías aparezca alguno. Y lo mismo sirve para la excelente oferta hostelera de la cual doy fe en la mínima parte de locales a los que puede acceder una silla de ruedas. Triste imagen y amarga decepción para los potenciales turistas y para una ciudad que presume de turismo accesible.

Y una de las cosas que más me molesta es que la mayoría de estos locales que se han abierto o restaurado en estos tres últimos años no han hecho las necesarias adaptaciones que faciliten la accesibilidad al interior. He de reconocer que me he perdido entre la maraña de ordenanzas municipales, decretos, leyes, etc… buscando explicaciones que permitan semejantes desatinos. Hablando con algunos nuevos propietarios de estos locales me comentan que, si el local es antiguo, no están obligados a realizar estas reformas. Quiero pensar que esto es así cuando el Ayuntamiento de Salamanca permite sistemáticamente la apertura de estos nuevos negocios en locales antiguos en semejantes condiciones. Si no vamos solucionando ésto a medida que los locales van cambiando de negocio y se van reformando, ésto tiene pinta de ser el cuento de nunca acabar.

salchichería

La Salchichería. Plaza del Oeste

Y éstos oscuros objetos de deseo de reparten por el resto de zonas de la ciudad. Exposiciones frustradas por la inaccesibilidad de la sala de exposiciones, conciertos a los que no se puede asistir por la inaccesibilidad de los locales, películas que no se pueden disfrutar a riesgo de dejar el cuello en la primera fila de la sala, presentaciones de libros en librerías inaccesibles, visitas a monumentos que no se pueden realizar, nuevos espacios culturales en edificios imposibles de adaptar y un largo etcétera.

la-malhablada

La Malhablada. Microteatro, exposiciones, conciertos,… Fotografía de Triadvisor.

Garcigrande

Sala de exposiciones Palacio de Garcigrande. Propiedad de EspañaDuero. Dos niveles inaccesibles. Fotografía de agustinpalomo.blogspot.com

Me entristece que se deje a la conciencia de los propietarios de los negocios y espacios culturales la adaptación o no de los mismos. La fecha del 4 de diciembre de 2017 se acerca y en esta ciudad tenemos todos los deberes sin hacer

Anuncios

Hostelería accesible en Salamanca. ¿Misión imposible?

Ayer, 4 de marzo, el periódico digital Hosteleríasalamanca.es publicaba un artículo escrito por Cristina Fuentes y titulado Seis establecimientos adaptados para sillas de ruedas en Salamanca. Aprovechando el eco mediático de la acción de El Langui deteniendo autobuses en Madrid, caía en la cuenta de que las personas con alguna discapacidad también somos clientes de los locales de hostelería y hacía un listado de seis locales accesibles repartidos en la capital y provincia. Hago la salvedad que no aparece en su artículo pero sí en algún comentario de su cuenta en Facebook, que consideran adaptado al local que no sólo tiene su entrada accesible sino que posee cuarto de baño adaptado. Un buen detalle a tener en cuenta. Y también un detalle la publicación del artículo. Todo lo que sea visibilizar y concienciar es importante.

Pero hasta aquí. ¿No es triste y lamentable que a estas alturas simplemente se puedan citar seis establecimientos, cuatro en la capital y dos en la provincia? ¿Ésta es la oferta hostelera que nuestra ciudad ofrece a las personas que viven en ella y necesitan de la accesibilidad en su vida, más allá de la silla de ruedas, y a sus visitantes? ¿A ésto el Ayuntamiento de Salamanca y la Asociación de Hostelería llaman ocio, destino gastronómico u hostelería de calidad? ¿Es admisible que a estas alturas de siglo XXI una parte importante de la población tenga vetado el acceso y disfrute de estos servicios?

Pongamos un ejemplo muy simple. La llamada ruta del vermut del Barrio del Oeste tan promocionada últimamente. De todos los locales hosteleros del barrio, incluido los abiertos muy recientemente, solamente y siendo generosos, un 15% son accesibles. Y ninguno de ellos tiene un baño adaptado. Por lo que, con los criterios anteriormente citados, ningún local de este barrio está adaptado para personas con movilidad reducida. ¿Frustrante, verdad?

 

Y si aplicamos criterios de accesibilidad universal, incluyendo la sensorial y la cognitiva, ningún establecimiento de la capital o provincia se podría considerar accesible.¿Cúantos tienen su carta en braille, tienen a su personal formado en lengua de signos o cumplen con criterios mínimos de comprensión del espacio para personas con discapacidad cognitiva?

¿Y quién es el culpable de esta situación? Pues podríamos aplicar ese dicho de entre todos la mataron y ella sola se murió. Vamos por partes.

  • ¿Son los propios hosteleros, representados por la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca? ¿Qué acciones han emprendido para concienciar a sus socios sobre la importancia y la necesidad de la accesibilidad en sus locales más allá de algún curso con el PREDIF que no ha llevado a ninguna consecuencia práctica? Por ejemplo, ¿conocen algún establecimiento de la ciudad distinguido con el sello de accesibilidad como sucede en otras ciudades, Ávila sin ir más lejos? ¿Quizás porque ese sello no existe en nuestra ciudad y nadie se ha preocupado de instaurarlo para dar un toque de calidad a nuestros negocios hosteleros? ¿Quizás porque se prima un tipo de ocio que busca la consecución de dinero fácil y rápido y que ahoga otro modelo de negocio basado en la calidad y la excelencia y más rentable y sostenido en el tiempo? ¿O que cuándo favorece esos nuevos gastrobares se olvida que desde una silla de ruedas es imposible alcanzar lo alto de esas mesas diseñadas para consumir de pie o sentados en tabureres?
  • ¿Es el Ayuntamiento de Salamanca que debe liderar e impulsar el modelo de turismo que queremos para nuestra ciudad junto con los actores directamente implicados? ¿Qué sigue otorgando licencias de obra y apertura de nuevos negocios sin contemplar ningún criterio de accesibilidad? ¿Qué no favorece, por ejemplo, mediante reducción o exención de tasas la adecuación de los locales de hostelería para cumplir con criterios de accesibilidad? ¿Qué siguen sin redactar un Plan Municipal de accesibilidad que contemple este tipo de medidas? ¿Qué no le importa que en los buscadores de ocio accesible más importantes de España nuestra ciudad muchas veces aparezca sin ningún tipo de oferta? Por ejemplo y para que no se me tache de parcial, la propia página de Ciudades Patrimonio Accesibles y en la cual solamente aparece Casa Paca como local accesible.
  • ¿O son los medios de comunicación que, por razones que se me escapan, no denuncian estas situaciones convenientemente ni se hacen eco de ellas? ¿O que no dan a conocer experiencias positivas llevadas a cabo en otros lugares y que motiven al sector? Durante estos últimos diecisiete meses, a través de ese canal de comunicación que es Twiter, hemos puesto en conocimiento de estos medios denuncias, experiencias, artículos,… que no se han visto reflejadas en los mismos. Luego por desconocimiento, no es.
  • ¿O somos nosotros mismos que no somos capaces de exigir nuestros derechos y pecamos de conformismo esperando que nuestros problemas sean solucionados por arte de gracia? ¿O no llenamos sus terrazas en verano sin pensar que en invierno nos vetan la entrada a sus locales?

Lo dejo aquí. Podría seguir con muchas más consideraciones. Por ejemplo citando el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social y que marca como fecha límite para que todo aquello que sea susceptible de ser accesible, lo sea, el 4 de diciembre de 2017.

Quisiera citar a los establecimientos nombrados en el artículo y que son Casa Paca, IBB Recoletos Coco, Los Arcos, Rúa Mayor y Mesón Viejo del Jamón. Elimino al sexto porque su escalón de entrada no permite el paso autónomo de una silla de ruedas por lo que no lo considero accesible. Existen más en Salamanca como la pastelería La Gata Curiosa en Paseo del Dr.Torres Villarroel, 80-82 o la Cafetería Abadengo en la C/Azafranal. Pero no es mi función hacer este listado.

FB_IMG_1457216315519

Un accesible paseo por el Barrio del Oeste

Hace unos meses denunciábamos la lamentable situación en cuanto a accesibilidad del Barrio del Oeste. La hacíamos en esta entrada titulada “Un inaccesible paseo por el Barrio del Oeste“.

Estos días las brigadas del Ayuntamiento se afanan en eliminar los puntos negros del barrio. Han comenzado por aquellos casos más escandalosos. Los lugares en los que ni siquiera existía bordillo y lo único que había era un escalón. Se ha denunciado estos días en algún medio las caídas que habían causado.

Hablando con el encargado de la obra me ha dicho que lo que seguirá será arreglar aquellos bordillos ya construidos pero que tienen una altura excesiva.

Muy bien. Pero como decimos siempre, la accesibilidad no es sólo rebajar bordillos. Lo siguiente, porque en esta materia falta mucho por hacer, es elaborar un plan de rehabilitación de viviendas que contemple la accesibilidad como uno de sus pilares fundamentales y otro plan de accesibilidad para el comercio y la hostelería. De nada sirven viales en condiciones si no es posible disfrutar de los servicios que en ellos se encuentran.

En fin. Una promesa del Ayuntamiento de Salamanca por fin cumplida y que agradecemos. 2015-12-15 11.16.30 2015-12-15 11.17.21 2015-12-15 11.17.45
2015-12-15 11.18.13 2015-12-15 11.18.48 2015-12-15 11.19.09 2015-12-15 11.19.39 2015-12-15 11.20.16 2015-12-15 11.21.10 2015-12-15 11.25.54 2015-12-15 11.38.26

Salamanca en Google Street View. Calles del Barrio Garrido.

Año de elecciones, año de obras. Esta máxima se está cumpliendo a rajatabla en nuestra ciudad. Y entre muchas de estas obras destacan la renovación de aceras y bordillos que ha emprendido el Ayuntamiento.

Sobre las primeras, las actuaciones se han centrado en grandes avenidas de nuestra ciudad, muchas de ellas importantes vías del centro de la ciudad. Avda. de Portugal, María Auxiliadora, Torres Villarroel, Fliberto Villalobos, etc… se han sometido a un lavado de cara muchas veces más estético que eficaz a la hora de eliminar barreras arquitectónicas.

No hay más que ver las excesivas pendientes de algunos rebajes en la Avenida de Filiberto Villalobos que no han desaparecido con el arreglo o la chapuza que se ha realizado en la Avenida de Villamayor donde se han arreglado algunos tramos dejando otros en el mismo estado en que se encontraban de manera que ahora conviven en la misma, creo recordar, cinco tipos diferentes de pavimento. Recuerdo que cuando se anunció la obra se dijo por parte del Ayuntamiento que se revisarían las zonas que ellos consideraban no era necesario remodelar para dejar las losas de granito al mismo nivel (Ver noticia). Nada de esto se ha hecho ni se han eliminado rebajes incómodos como los que cruzan la salida del parking.

La crítica que se me viene a la cabeza es más profunda. Se sigue dando más importancia al coche que al peatón. Las aceras no ganan espacio frente a la calzada y si se da el caso, este espacio es ocupado por terrazas u otros elementos como contenedores que hacen que el espacio peatonal sea más pequeño que el que había antes del arreglo. Falta de zonas verdes, de espacios para “estar”, convierten las aceras en meros espacios para desplazarse.

También recordé algo que se dijo en la jornada de accesibilidad universal en municipios a finales del año 2014 por parte de un técnico de nuestro Ayuntamiento: ”No todos los itinerarios deben ser accesibles pero sí debe haber uno accesible”. Estas obras parecen ir en esa dirección. Por ejemplo: Avda. de Villamayor, Paseo de Torres Villarroel y Avda. de Portugal marcan más o menos los límites del Barrio del Oeste. El exterior se arregla. El interior se olvida.

Hace unos días me hacía eco de Tohme, un sistema inteligente para detectar los rebajes de las aceras que combina datos de Google Street View, técnicas de inteligencia artificial y trabajo manual. Pues utilizando Google Street View se me ocurrió dar una paseo por el interior del Barrio Garrido. Algunas de estas imágenes corresponden a lugares que conozco. Otras prometo que han sido localizadas al azar. Probad a colocar el muñeco en alguna calle del interior del barrio y explorar. ¡Ah! Y doy por descontado que alguna de estas barreras pueden haber desaparecido a día de hoy. De otras doy fe que no ha sido así.

Y aunque siempre digo que hacer una ciudad accesible no es simplemente rebajar bordillos, nuestro alcalde se empeña en que con ésto basta para hacerlo.

 

Paseo de los Olivos

Paseo de los Olivos

Paseo Nogales

Paseo Nogales

Paseo Nogales

Paseo Nogales

Calle Cerezo

Calle Cerezo

Calle Río Frío

Calle Río Frío

Calle Pinos

Calle Pinos

Calle Chinchibarra

Calle Chinchibarra

Calle Crisantemos

Calle Crisantemos

Calle Monleón

Calle Monleón

Calle de Gargabete

Calle de Gargabete

 

Un “inaccesible” paseo por el Barrio del Oeste

Pensaba escribir algo. De hecho lo tenía escrito. Pero he decidido que, aunque sea un tópico, unas imágenes valen más que mil palabras.

Estas fotografías corresponden al pasado día 26 de noviembre cuando volvía a casa desde el accesible centro histórico. Están tomadas en la Plaza de Carmelitas y en las calles Churriguera, Juan de Juni y Valle Inclán. Pero podrías estar tomadas en otras calles del barrio como Fray Luis de Granada.

IMG_5848_Snapseed - copia IMG_5851_Snapseed IMG_5858_Snapseed IMG_5859_Snapseed IMG_5860_Snapseed IMG_5861_Snapseed IMG_5862_Snapseed IMG_5864_Snapseed IMG_5865_Snapseed IMG_5878_Snapseed

Las siguientes corresponden a dos cruces en los que, si circulas por la derecha, no dispones de pasos de peatones ni bordillos rebajados.

 Y como todo no va a ser denuncia, elogiar el arreglo de las aceras de la calle Wences Moreno hace unos meses. La calle comercial por excelencia del barrio lo necesitaba. Ahora, a mejorar la accesibilidad del resto.