Berlín accesible

Está claro que esta entrada se aleja completamente del contenido de este blog pero no me resisto a escribirla por si puede servir de ayuda a futuros viajeros con movilidad reducida. No se trata de hacer una exhaustiva guía de viaje puesto que para ello existen multitud de páginas y cada uno se marca sus expectativas a la hora de emprender un viaje. Simplemente trato de responder dudas que yo tenía antes de emprender mi viaje y que a posteriori tienen respuesta. Y una aclaración: simplemente he valorado la accesibilidad física y no la sensorial ni cognitiva. Mi intención fue simplemente disfrutar de la ciudad y no escribir esta entrada que simplemente responde a la petición de una amiga y que aprovecho y comparto. Por eso veréis que se trata de unos simples apuntes sin profundizar en ningún momento. Si alguien se anima a completar lo escrito aquí tiene el espacio a su disposición.

VIAJE. Existen varias líneas aéreas que unen Madrid con Berlín así como con otras ciudades españolas. Era mi primer viaje en avión con la silla de ruedas y opté por Iberia Express desde Madrid a pesar de que su coste era algo mayor que otras compañías. Aunque si empezamos a mirar la letra pequeña y los extras de equipaje, etc… no hay tanta diferencia. Fue una excelente elección tanto en puntualidad, trato personal y de la silla, traslado al avión, etc…

TRANSFER. El desconocimiento me hizo reservar un “transfer” al hotel elegido ya que por el número de personas que viajábamos y nuestra situación de movilidad lo consideré una opción económica y cómoda. Y me lo sigue pareciendo. Si lo hacéis NO SE OS OCURRA HACERLO CON http://transfers-germany.de/ Buscad otra compañía o hacerlo directamente con el hotel. A toro pasado una opción excelente es el metro si llegáis al aeropuerto de Tegel. Luego hablaré de él en otro apartado.

TRANSPORTE EN BERLÍN. Sencillamente fantástico. Tanto el tranvía como los autobuses son completamente accesibles así como la mayoría de estaciones de metro.

En el autobús y el tranvía simplemente hay que dejarse ver por el conductor/a que se bajará y desplegará la rampa manual para acceder al espacio reservado que siempre fue respetado. Debéis comunicarle la parada en la que os vais a bajar para que os vuelva a desplegar la rampa. La ventaja de este sistema es que nunca os encontraréis una rampa estropeada como sucede a menudo en España. Por otra parte todos los conductores/as que nos encontramos fueron muy amables siempre.

En cuanto al metro la mayoría de las estaciones son accesibles (barriere frei) pero es conveniente consultarlo antes de realizar el trayecto. Para ello podéis descargaros este mapa picando en la imagen o en formato PDF

El funcionamiento es parecido al del autobús y tranvía. Os colocáis a la cabecera del tren y cuando el conductor os vea o le aviséis se baja y coloca una rampa (si es necesaria puesto que algunas unidades quedan a nivel del andén). Debéis decirle también la estación en la que os vais a bajar.

Más información sobre el uso de estos medios de transporte en Berlín podréis encontrarla en este folleto en ingles.

Por otro lado deciros que la oferta de taxis accesibles en Berlín es muy escasa por lo que no podéis dejar al azar vuestros desplazamientos pensando en la posibilidad de encontrar uno fácilmente. Los taxis son grandes y muchos de ellos son furgonetas tipo Mercedes Vito o Viano por lo que es fácil transportar en ellos una silla de ruedas manual si sois capaces de hacer bien la transferencia. Para las sillas eléctricas es imposible. En esta página podréis encontrar direcciones de algunos taxis adaptados para contratarlos previamente.

Aprovechando que ha desaparecido el roaming os recomiendo una aplicación para el móvil muy útil a la hora de planificar vuestros desplazamientos. Poniendo un punto de salida y otro de llegada os indica los autobuses, tranvías o metros que debéis utilizar así como los trayectos a pie si son necesarios, el tiempo de viaje y la accesibilidad de las estaciones de metro. Se llama Fahrinfo y la podéis descargar en este enlace o a través de la siguiente imagen.

ALQUILER DE SILLAS DE RUEDAS Y MATERIAL DE APOYO.  Después de leer algunas malas experiencias sobre el transporte de las sillas de ruedas en el avión y la relativa complicación que supone tener que desconectar las baterías, el mando, etc…, decidí viajar con la silla manual y alquilar una eléctrica en Berlín. Os dejo el enlace de la empresa con la que lo hice. La tenía en el hotel al llegar y allí la dejé para que la recogieran el día de la salida. Una silla marca Ottobock en muy buen estado, con una capacidad de batería impresionante y a un precio muy razonable, comparable perfectamente con el que podemos encontrar en muchas empresas que las alquilan en España. Alquilan también otro tipo de material de apoyo como andadores, grúas, sillas de baño. etc…

TARJETA BERLIN WELLCOMECARD. Si, como supongo, vais a utilizar el transporte público a menudo como  hicimos nosotros, no dudéis en adquirir esta tarjeta. Aunque su precio pueda pareceros caro en un primer momento os aseguro que al final de vuestra estancia la habréis amortizado con creces ya que no solamente sirve para el transporte sino que nos facilitará descuentos en actividades y establecimientos de la ciudad. Existen varias modalidades según las zonas de desplazamiento y el número de días de validez. Si no vais a ir a Postdam (visita recomendable aunque esta vez no la hicimos), con la que abarca las zonas AB os basta. El número de días depende de la duración de vuestro viaje. Más información picando el la imagen.

ALOJAMIENTOS. La oferta de alojamientos accesibles en Berlín es muy amplia y variada en cuanto a precios, localizaciones y categorías. Es fácil encontrar en internet información sobre hoteles y reservar a través de sus páginas web. Os dejos unos nombres de hoteles tomados de otras páginas (ABBA Berlín, Novotel Berlin Am Tiergarten, Park Inn Berlin Alexanderplazt, Tryp Berlin Mitte,etc…) y el que yo elegí y que no me decepcionó en absoluto, el Melía Berlín. Muy céntrico, muy bien comunicado al estar al lado de la una parada de tranvía y a 100 metros de la estación de metro de Friedrichstraße y a un paso de la isla de los museos y de los principales lugares de interés de Berlín. La habitación es muy amplia con un baño adaptado excelente así como el resto de servicios del hotel. El personal es muy atento estando siempre pendiente de si tenías alguna necesidad. Por ejemplo nos reservaban todas las mañanas una mesa muy accesible para el desayuno. Y una gran ventaja es que directamente desde la página web puedes reservar una de las habitaciones adaptadas sin tener que hacer ningún otro tipo de gestión. Por cierto: buena parte del personal habla castellano.

COMERCIOS Y RESTAURANTES. No es difícil encontrar en Berlín comercios o restaurantes accesibles aunque no todos lo son. En las calles comerciales hay una gran variedad de galerías comerciales todas accesibles y con servicios adaptados así como restaurantes y cafeterías de todo tipo. El problema son las tiendas más pequeñas y que realmente merecen más la pena porque se salen de lo típico que podemos encontrar en cualquier ciudad. Ahí la mayoría tienen difícil acceso sobre todo para sillas eléctricas.

SERVICIOS ADAPTADOS. No es difícil encontrar en Berlín servicios adaptados tanto en comercios como en restaurantes, cafeterías u otro tipo de locales. Por supuesto también en los museos y principales monumentos. Esta cuestión que nos suele interesar bastante a las PMR a la hora de viajar no debería preocuparnos en Berlín. Destacar también las cabinas de aseo adaptadas que se encuentran repartidas a lo largo de la ciudad al precio de 50 céntimos de euro.

Picando el el siguiente mapa podéis acceder a la localización de las situadas en la zona centro.

PASEOS EN BARCO. Una opción muy recomendable y agradable es realizar un paseo en barco por la zona centro de Berlín. En la imagen siguiente os encontraréis los embarcaderos de una compañía que organiza cruceros accesibles. Con la silla se puede acceder exclusivamente a la parte inferior del barco a través de una rampa portátil que los tripulantes del barco colocan. Es necesario contactar con ellos para confirmar las horas en que están disponibles las embarcaciones que son accesibles. Se puede hacer a través de un correo electrónico en inglés. Picando en la imagen accederéis a la página de la compañía.


MUSEOS Y MONUMENTOS. Salvo escasas excepciones como la cúpula de la Catedral o la Torre de televisión de Alexander Platz, todos los museos y monumentos de Berlín son accesibles de una manera u otra. Si no lo son por la entrada principal, lo son por alguna entrada lateral. Hay que tener en cuenta que la Isla de los Museos se encuentra en obras y las entradas a los museos han sufrido modificaciones importantes pero las entradas accesibles se encuentran bien señalizadas y gozan de preferencia por lo no hay que esperar las colas que suelen formarse en ellos. Algunas visitas como la cúpula del Reichtag son gratuitas pero es necesario reservarlas con antelación en este enlace. En otros, como en los museos principales, el acompañante de la persona de movilidad reducida tiene entrada gratuita.

VISITAS GUIADAS (FREETOUR). Una opción muy interesante es comenzar la estancia con una visita guiada. Las Freetours son visitas “gratuitas” en las que pagas al final según valores la calidad de la misma. Nosotros reservamos el Free Tour Berlín operado por la compañía Buendía Tours y que podéis encontrar en el enlace. Una visita de unas tres horas y media en castellano que proporciona una visión general de la ciudad desde Alexander Platz hasta la Puerta de Brandenburgo pasando por los lugares más interesantes del centro de la ciudad. Perfectamente accesible, a un ritmo que se sigue bien en silla de ruedas y que a mí, que ya conocía la ciudad, me gustó. Hay otro montón de visitas gratuitas de temática muy variada que podéis consultar en la página. Pero para estas es conveniente consultar la accesibilidad de las mismas.

Para ir terminando, repito que cada uno se marcará unas expectativas en su visita a Berlín. Es una ciudad que da para una semana exclusivamente de visitas a museos, o para disfrutar de arte urbano, o para admirar arquitectura moderna o simplemente, para disfrutar de sus barrios o parques. Os dejo unos enlaces con información de Berlín en inglés (a la hora de escribir esta entrada la página en castellano no funciona) y un mapa que elaboré con lugares de interés, otro exclusivo de arquitectura y uno último sobre el barrio diplomático de Berlín con interesantes ejemplos de arquitectura contemporánea y que merece un paseo. Y tres recomendaciones ahora que no nos lee nadie: una visita los jueves por la tarde al Markthalle Neun el jueves por la tarde-noche, otra visita a Urban Nation y alrededores para los interesados en el arte urbano y un paseo por el mercado de arte de la Zeughaus el domingo.

¡Qué disfrutéis!

 

Un paso atrás en el aparcamiento para PMR

Tarjeta_de_estacionamiento_para_personas_con_discapacidad

Hace unos meses, ante una consulta hecha por mí al Ayuntamiento de Salamanca sobre diferentes aspectos relacionados con el estacionamiento de vehículos de Personas de Movilidad Reducida, el Primer Teniente de Alcalde, D.Carlos Manuel García Carbayo me contestaba aclarando dichas cuestiones.

Una de ellas hacía referencia  al estacionamiento de estos vehículos en la zona azul. Su contestación decía claramente que el Ayuntamiento de Salamanca permitía aparcar gratuitamente a estos vehículos en la citada zona.

Pues bien. Para una de las pocas cosas que en esta ciudad se hacen bien para favorecer la movilidad de las PMR, vamos y nos la cargamos. Por partes.

Según aparece en la noticia publicada en el diario Tribuna de Salamanca el 9 de noviembre, y cito textualmente, “La propuesta es introducir una disposición en la ordenanza reguladora de la ORA que permita estacionar a las personas con movilidad reducida, sin coste, pero durante un tiempo limitado (máximo una hora) y para el caso de que estén ocupadas las plazas reservadas para estas personas. Esto supone que los vehículos con tarjeta de minusválido (por cierto: el periódico debería cuidar su lenguaje) tendrán que pagar si van a estacionar en zona azul más allá de una hora, y sólo podrán disponer de esos primeros 60 minutos gratis si no hay sitio en alguna de las más de 700 plazas reservadas para minusválidos que hay en toda la ciudad.

El cambio se ha propiciado por la propuesta del grupo municipal Ganemos, y ha sido aceptada por el grupo popular, que busca regularizar este vacío legal con respecto al pago de la zona azul. Obligará a los titulares de estas tarjetas a pagar la zona azul, cosa que hasta ahora no hacían. Según explican desde el grupo municipal del que ha partido la iniciativa, es una solicitud hecha por afectados ya que ahora mismo dependen de la buena voluntad de la empresa adjudicataria para que se les cobre. El grupo municipal indica que no es su voluntad que los vehículos de personas de movilidad reducida tengan que pagar, sino que deje de estar sin regulación”.

Se califica la situación actual que nos permitía aparcar en estas zonas como de limbo y de falta de regulación. La respuesta dada por el Primer Teniente de Alcalde no me permite sacar esta conclusión. Pero admitiendo que sea cierto, ¿no podría haberse modificado la Ordenanza para que dicha situación dejara de estar en ese limbo y poder seguir aparcando en esas zonas?

Está claro que no entendemos o no queremos entender nada. Las PMR son personas con dificultades en sus desplazamientos que necesitan, para poder tener una mayor autonomía y gozar de una calidad de vida acorde a su condición de personas y ciudadanos, de lugares para aparcar sus vehículos lo más cercanos a sus lugares de residencia, de trabajo, de ocio o a sus centros de salud, por ejemplo. La diferencia entre disponer o no de esas plazas supone no poder realizar esas actividades normales para cualquier persona que pueda desplazarse con la facilidad que no tenemos nosotros.

No lo entiendo. Las PMR tenemos graves problemas de aparcamiento en nuestra ciudad por diferentes motivos pero esas no se atacan ni hay visos de que se les vaya a dar una solución. Enumeraré algunos:

  • Tarjetas falsas en circulación.
  • Tarjetas caducadas en circulación
  • Tarjetas que utilizan indiscriminadamente familiares o amigos del titular de las mismas.
  • Tarjetas otorgadas con demasiada alegría sin comprobar fehacientemente que la persona es realmente una PMR. No toda persona con algún grado de discapacidad es una PMR.
  • Uso y abuso de estas plazas por parte de personas que carecen de dicha tarjeta.
  • Uso de dichas plazas como zonas de descarga. Ya sabemos eso tan manido de son cinco minutos.

Pero lo único que se le ocurre a nuestros gobernantes es romper por el eslabón más débil. Personalmente me entristece sobremanera que dicha iniciativa haya partido de Ganemos Salamanca (según aparece en dicha noticia). Se dice que la petición ha partido de afectados (sin especificar) que dependen de la buena voluntad de la empresa adjudicataria cuando ha quedado demostrado más arriba que esto no es cierto.

Y mientras tanto seguimos sin un Plan de Accesibilidad que se retrasa ya más de un año y medio desde que se aprobó su redacción en julio de 2015 y que hubiera evitado este desaguisado.

Esta modificación en la Ordenanza ha quedado aprobada en el pleno del día 11 de noviembre de 2016 según aparece en la siguiente noticia.

Salamanca, vacía de eurotaxis. ¿Culpables?

Parada de taxi de la Plaza de España

Parada de taxi de la Plaza de España. Tomada de La Crónica de Salamanca

Artículo 4, apartado 1 de Ley 9/2013, de 4 de julio, por la que se modifica la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres:  “ Los poderes públicos promoverán la adecuada satisfacción de las necesidades de transporte de los ciudadanos, en el conjunto del territorio español, en condiciones idóneas de seguridad, con atención especial a las categorías sociales desfavorecidas y a las personas con capacidad reducida,…”

Capítulo primero, artículo 1 de la Ordenanza municipal de los servicios de transportes urbanos e interurbanos de viajeros en automóviles ligeros aprobada en Sesión Plenaria de 31 enero 1986: “Es competencia del Ayuntamiento la ordenación y regulación del transporte dentro del casco urbano municipal. Cualquier actividad de este tipo que se desarrolle dentro de él precisará en todo caso, según su naturaleza concesión o licencia municipal”.

Miércoles ,19 de octubre de 2016, 22,07 de la noche: desde el tren procedente de Madrid solicito un eurotaxi llamando a la emisora de Radiotaxi. Me preguntan que si para ese momento y al confirmarlo me dicen que creen que no hay no hay ninguno trabajando en ese momento. Y aclaro: no que estén ocupados sino que no están trabajando. Dos minutos después me llaman después de averiguarlo para ratificarme la respuesta. Y esta es la segunda vez que me sucede en distinto tiempo. Dos viajes, idéntica situación.

Me planteo la siguiente pregunta: ¿quién es el responsable de semejante  desatino en la prestación de un servicio público como es el taxi? Para mí la respuesta es clara a tenor de los artículos citados al principio. El Ayuntamiento de Salamanca es el máximo responsable ya que tiene las competencias para regular este servicio y la obligación de hacer cumplir la normativa aplicable al mismo. Una vez más vuelve a hacer dejación de sus funciones lesionando gravemente los derechos de un colectivo, como es el de las personas con movilidad reducida, que dependen en gran medida de este servicio público para su autonomía personal.

Y evidentemente no quito la culpa que le corresponde al gremio del taxi, en el sentido de grupo que controla una actividad y evita la competencia. ¿Tan difícil es establecer un cuadrante de forma que siempre haya algún eurotaxi disponible? ¿Tan difícil es promover medidas para que por lo menos un 5% de la flota esté adaptada como marca la ley para fines de 2017? Luego clamarán cuando el Ayuntamiento se vea obligado a conceder diez o doce nuevas licencias para cumplir la ley.

Servicios ofertados por Radio Teletaxi Salamanca

Servicios ofertados por Radio Teletaxi Salamanca. ¿Publicidad engañosa?

Podríamos hablar mucho sobre la calidad de la prestación de este servicio en Salamanca. Una muestra. Mismo día a la salida de la estación: una larga cola de pasajeros que terminaban de bajar del tren hacían cola en una parada vacía de taxis. Eso hace años era impensable. Los taxistas conocían los horarios de trenes y autobuses y se citaban en las estaciones en busca de pasajeros

Luego no nos quejemos de UBER, Blablacar u otras compañías que este gremio ve como amenazas al monopolio del taxi. Se han aprovechado de esa posición monopolística durante muchos años y ahora es imposible poner puertas al campo de una competencia para la que no están preparados.