Salamanca, ¿ciudad inteligente? II y SIMON Mobile

Hace unas semanas concurrieron en el tiempo dos noticias que, situándose dentro del término de ciudad inteligente, se alejaban en cuanto al concepto de la misma.

La primera, anunciada con el titular El Ayuntamiento proyecta convertir a Salamanca en ‘Ciudad Inteligente’, hacía hincapié en el concepto de ciudad inteligente como concepto en el que la tecnología juega un papel importante en la gestión “optimizando el funcionamiento de la ciudad a través de la tecnología para interconectar, monitorizar y telecontrolar servicios”. “Salamanca, ciudad inteligente, se desarrolla en dos servicios inteligentes verticales: eficiencia energética y smart water, que permitirán, por un lado, mejorar la gestión del gasto energético en las sedes municipales y, por otro, el del servicio de abastecimiento de agua. El desarrollo de los citados servicios se basa en los estudios que anteriormente ha realizado el Ayuntamiento de telegestión en salas de calderas, contadores inteligentes y telegestión de riego en parques y jardines”.

Sin desmerecer la importancia de los objetivos de eficiencia energética y ahorro del agua, es discutible que los mismo incidan directamente en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos de esta ciudad. Se alejan totalmente del concepto de ciudad inteligente que planteábamos en esta antigua entrada de este blog en la que se decía que, “para que las ciudades sean inteligentes, es imprescindible que sean amigables con la edad y accesibles para cualquier persona. Su objetivo en esta materia, por tanto, se dirige a garantizar que las necesidades de las personas mayores y las personas con diversidad funcional estén contempladas en los servicios que se vayan creando. Para ello, deben crearse canales de participación desde el inicio de cada proyecto para que las organizaciones que representan a estos colectivos puedan contribuir con su punto de vista”.

En cambio la segunda noticia, bajo el titular  “Una nueva aplicación facilita la movilidad y el aparcamiento a las personas con movilidad reducida“, se habla de las prueba piloto que en distintas ciudades se van a hacer de la aplicación SIMON Mobile. Esta aplicación “ofrece acceso a importantes funciones de accesibilidad como localización de plazas de aparcamiento para personas con discapacidad o ubicación de los ascensores y rampas para acceder a las estaciones de metro. Además, pueden calcularse rutas a pie o en silla de ruedas, en coche o en transporte público y usar la navegación paso-a-paso durante el viaje”.

Otro de sus objetivos es “es reducir el fraude en el uso de las plazas reservadas, de modo que puedan aprovecharlas quienes realmente las necesitan. Los usuarios que dispongan de una de estas nuevas tarjetas pueden usarlas para validarse en las plazas de aparcamiento, acceder a zonas restringidas de la ciudad y consultar el historial de sus acciones con la tarjeta PMR”.

Y en cuanto a la participación en la misma de organizaciones que representan a estos colectivos, “se ha definido un importante grupo de usuarios que ha participado activamente en la definición de los requisitos del sistema, involucrando a asociaciones como CERMI Comunidad de Madrid, La Unión Democrática de Pensionistas (UDP) y la Fundación ONCE”.

Los ciudadanos y ciudadanas de Madrid que quieran participar en esta prueba piloto pueden encontrar más información en este enlace.

La aplicación puede descargarse en este enlace

GooglePlayBadge-300x100

Simon Mobile on GooglePlay

Las siguientes imágenes, correspondientes a un folleto del propio proyecto, proporcionan una información más amplia del mismo.

Brochure_070514-Spanish.pdf1540434628_Página_1 Brochure_070514-Spanish.pdf1540434628_Página_2

Fuentes:

Anuncios

Un despropósito (en cuatro actos)

Ya hemos comentado algunas veces que la accesibilidad no consiste exclusivamente en construir sin barreras físicas o eliminar las existentes. Hay aspectos como la administración electrónica, la simplificación de trámites, la accesibilidad web, la utilización de las TIC, etc… que permiten un acceso y un manejo universal de la información capacitando a cualquier persona, independientemente de su situación, a comunicarse, en este caso con la administración, y resolver los asuntos públicos y privados a los que como ciudadanos, tenemos derecho.
Y si todo ésto falla, rezar para que no nos toque “un orco”.
César Brito nos “recrea” este despropósito en cuatro actos en su primera colaboración en este blog. Gracias.

Pasaporte Charro

Venga, que no se diga. Sin que sirva de precedente voy a hacerle caso a mi madre y voy a matricularme en clases de inglés, que esto de estar un año y medio en paro te puede poner la cabeza loca. Y así socializas un poco ¿no, Brito?

Ver la entrada original 1.611 palabras más

Salamanca, ¿ciudad inteligente?

Rebuscando información para otros temas, llegué hace unos días hasta esta NOTICIA (fundamental leerla para entender dónde quiero llegar) publicada en la página oficial del Ayuntamiento de Salamanca. Profundizando en ella y contrastando información con otras fuentes, me asaltaron muchas preguntas que me hicieron cuestionar si Salamanca se puede llamar ciudad inteligente o si está camino de serlo. Voy a dejar la respuesta abierta para que cada cual llegue a su propia conclusión.

La “Ciudad inteligente” se ha convertido en un objetivo de los ayuntamientos que consideran que es el nuevo paradigma de modernización y progreso económico para sus municipios, con el fin último de mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Este proceso se inicia con la creación de un plan global en el que se planifica la transformación y mejora de todos los procesos y actividades de la administración, a través de la utilización de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

mapaLa Red Española de Ciudades Inteligentes, nacida en 2011 y de la que forma parte Salamanca tiene como objetivo “intercambiar experiencias y trabajar conjuntamente para desarrollar un modelo de gestión sostenible y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, incidiendo en aspectos como el ahorro energético, la movilidad sostenible, la Administración electrónica, la atención a las personas o la seguridad”.

Según el CEAPAT, Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas, hasta aquí tenemos una introducción clásica sobre lo que son las “Smart Cities” o Ciudades inteligentes, pero lo que le preocupa es de qué forma este proceso afecta a la población, y más en concreto a las personas mayores y personas con diversidad funcional, y de qué forma sus intereses están protegidos y tenidos en cuenta. Para el CEAPAT, una ciudad inteligente nunca debe dejar de lado a ningún ciudadano.

¿Se tiene en cuenta la diversidad funcional y a las personas mayores?

Según el CEAPAT, fuera de los eventos, foros y documentos en los que se trata específicamente de la accesibilidad de las ciudades inteligentes, es raro encontrar referencias explícitas a estos conceptos en la literatura técnica o en las memorias de proyectos de ciudades inteligentes.

¿Qué es una ciudad o comunidad amigable con la edad?

Una ciudad amigable con las personas mayores es un entorno urbano integrador y accesible que fomente un envejecimiento activo.

Lograr la participación de las personas mayores es un elemento esencial para cualquier ciudad amigable con los mayores. Sus aportaciones son importantes para evaluar la adaptación de las ciudades, fijar prioridades, proponer soluciones y seguir los progresos realizados.

¿Qué es una ciudad accesible?

Es aquella en la que los derechos de las personas con discapacidad y personas mayores se aseguran y respetan. En ella no hay discriminación, ni barreras, y sus diseños permiten a todas las personas, independientemente de sus características y situaciones, manejarse e interactuar con seguridad, dignidad y autonomía.

Implica una gestión sostenible y proactiva de la accesibilidad universal, resaltando la importancia del carácter inclusivo de las ciudades, y la obligatoriedad de vincular las premisas del diseño universal en la manera como se proyecta y se materializa la ciudad, incluyendo sus entornos físicos y digitales, la comunicación y la comprensión del entorno.

¿Qué es una ciudad o comunidad inteligente?

Según las premisas anteriores, el CEAPAT considera que “una ciudad inteligente es un sistema complejo en el que todos los elementos que la caracterizan, es decir, la población, la gobernanza, la economía, la movilidad, el medioambiente y el modo de vida, deben ser también inteligentes. Todos estos elementos deben tener su foco en la persona y su bienestar, siendo las tecnologías de la información y la comunicación instrumentos imprescindibles, pero al servicio de este objetivo y no un fin en sí mismoEs necesario que el desarrollo de una ciudad inteligente esté centrado en la persona y en su bienestar. Implica que la ciudad debe ser amigable con la edad, accesible y responder a los principios del diseño universal. La idea no es rebajar la importancia de la tecnología, sino condicionar su uso al objetivo principal”.

Para la Red Española de Ciudades Inteligentes “son Ciudades Inteligentes aquellas que disponen de un sistema de innovación y de trabajo en red para dotar a las ciudades de un modelo de mejora de la eficiencia económica y política permitiendo el desarrollo social, cultural y urbano. Como soporte de este crecimiento se realiza una apuesta por las industrias creativas y por la alta tecnología que permita ese crecimiento urbano basado en el impulso de las capacidades y de las redes articuladas todo ello a través de planes estratégicos participativos que permitan mejorar el sistema de innovación local”.

ciudad-inteligente2 (1)

La visión del CEAPAT, va más allá y “plantea que, para que las ciudades sean inteligentes, es imprescindible que sean amigables con la edad y accesibles para cualquier persona. Su objetivo en esta materia, por tanto, se dirige a garantizar que las necesidades de las personas mayores y las personas con diversidad funcional estén contempladas en los servicios que se vayan creando. Para ello, deben crearse canales de participación desde el inicio de cada proyecto para que las organizaciones que representan a estos colectivos puedan contribuir con su punto de vista”.

La facilidad de uso y la accesibilidad es una necesidad trasversal, que debe ser considerada en todos los proyectos y actuaciones que se desarrollen, en la ciudad y fuera de ella. Las bondades de la ciudad inteligente deben ser para todos y, para garantizarlo, todos los esfuerzos que se hagan deben estar supervisados bajo el principio del Diseño Universal: por razones de justicia y también por razones económicas.

FUENTES:

Ayuntamiento de Salamanca

Red Española de Ciudades Inteligentes

CEAPAT

Aplicaciones móviles con recursos accesibles II

Continuando con la entrada de la semana pasada, la tercera aplicación de la que hablaremos es Tur4all que el PREDIF ha desarrollado, con la colaboración de Fundación Vodafone y el apoyo del Real Patronato Sobre Discapacidad. Es un Geoportal de Turismo Accesible para todos y la capa Layar Mobile TUR4all de realidad aumentada. Estas herramientas son accesibles, gratuitas y se alimentan de una misma base de datos constantemente actualizada.

2012-07-12 14.08.00 2012-07-12 14.02.06 2012-07-12 14.01.29

TUR4all recoge las condiciones de accesibilidad de más de 1800 establecimientos turísticos de todo el territorio español (cada mes se incluyen más) y en ella se pueden encontrar alojamientos, bares, restaurantes, bodegas, oficinas de turismo, monumentos, museos y centros culturales, playas, espacios lúdicos, rutas urbanas…
La aplicación te permite planificar tu viaje, accediendo a la información por provincias, tipo de establecimiento y criterios de accesibilidad. Además TUR4all está diseñada para personalizar la búsqueda de establecimientos turísticos según tus necesidades.
Más información en esta dirección.

 

La cuarta que analizaremos es Esaccesible, una aplicación que permite a los distintos usuarios valorar diferentes espacios en cuanto a su accesibilidad física. Es un  proyecto colaborativo y social de turismo accesible. El desarrollador de esta aplicación es Juanjo Bilbao, afectado de artrogriposis multiple, que pensando en el problema de la accesibilidad ha creado la aplicación. Desde la aplicación se puedes elegir el lugar y el tipo de accesibilidad a valorar entre cuatro opciones:

Alta: El lugar cuenta con buen acceso de puertas y/o rampas, ascensor amplio en caso de que haya, espacio interior para moverse en silla y baño para discapacitados  

Media: El lugar cuenta con buen acceso de puertas y/o rampas, ascensor amplio en caso de que haya, espacio interior para moverse en silla.  

Baja: El lugar cuenta con buen acceso de puertas y/o rampas.

Nula: El lugar no es accesible.   nula

 

Más información aquí

 

Y ahora os toca a vosotros. Podéis instalarlas en el móvil y comprobar la escasísima oferta que nuestra ciudad ofrece en cuanto a instalaciones accesibles en estas aplicaciones. Quizás porque no exista. Quizás porque nadie se ha preocupado de incluirla. Quizás porque no se valore suficientemente su utilidad. Quizás…

Aplicaciones móviles con recursos accesibles I

Todos estamos de acuerdo en que las tecnologías, y sobre todo, las nuevas tecnologías (aunque todas han sido nuevas en algún momento) han ayudado a que nuestra calidad de vida sea mejor. Simplificar tareas, acceder a las redes de información desde cualquier lugar, manejar diferentes dispositivos desde un único terminal, etc… suponen para todos una posibilidad mayor de aprehender el mundo de una manera más sencilla y accesible.
Y si esto se puede decir para todos, imaginaros lo que ha supuesto para las personas que tenemos alguna discapacidad. Algunos ejemplos sencillos: traductores de texto para personas con discapacidad auditiva, aplicaciones que te permiten ir de un lugar a otro escuchando determinadas instrucciones para personas con discapacidad visual, aplicaciones domóticas que te permiten manejar persianas, puertas y otros dispositivos domésticos para personas con movilidad reducida,…

En ésta y en próximas entradas vamos a centrarnos en algunas aplicaciones (app) creadas para su uso desde teléfonos móviles. Una de las cosas que se pierden al adquirir una discapacidad es la capacidad de improvisar. Si vas de viaje, por ejemplo, no puedes lanzarte a la aventura sino que necesitas tener buscado y reservado un lugar que se acomode a tus necesidades. Si te desplazas en coche necesitas conocer de antemano las plazas reservadas más cercanas a tu lugar de destino. Si deseas visitar un museo o monumento, es necesario conocer de antemano su accesibilidad a riesgo de llegar allí y quedarte en la puerta. Y lo mismo podríamos decir la los servicios hoteleros, comerciales, de transporte, etc… Y algo muy importante: lugares con baños accesibles.

La primera es Accessibility, una aplicación promovida por FAMMA (Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid) con el apoyo de COCEMFE y Fundación Vodafone España y que surge como una iniciativa para dar respuesta a las necesidades de ubicación de espacios y lugares accesibles para Personas con Movilidad Reducida, apoyándose en las nuevas tecnologías como soporte para la mejora de su integración. Podéis encontrar una información exhaustiva sobre ella en esta dirección 

 

Otra es Disabled Park, un dispositivo de localización de aparcamiento para discapacitados y lugares que tengan habilitadas zonas de acceso para personas con movilidad reducida. Mediante geolocalización, esta aplicación identifica las plazas de parking disponibles a su alrededor con un sólo click. Más información en esta dirección 

disabledpark

Seguiremos.