No invocarás la accesibilidad en vano

Cuando pensé este blog, la idea fundamental era tratar temas que tuvieran que ver con la accesibilidad universal, divulgando el concepto, señalando las carencias que esta ciudad tiene y planteando propuestas en aras a su consecución. Nunca me planteé ejercer desde él la crítica política ni abarcar temas que exceden mi capacidad.

Pero al calor de la noticia aparecida ayer en la que se anuncia la supresión de todos los bordillos de los pasos de peatones de Salamanca antes de mayo de 2015 tuve que leer las afirmaciones del Sr. Fernández Mañueco en las que califica esta legislatura “como la de las personas y la accesibilidad”.

Chiste-recorte-dependencia-Forges.gif

Vamos a ver. Ya está bien. Ya está bien de tomar el pelo a los ciudadanos y reírse a la cara de ellos. Esta legislatura, ya sea a nivel local, regional o estatal se podrá calificar de cualquier manera menos de esa manera. Estos años han sido justamente lo contrario de eso de los que ustedes presumen. Se han reído de nosotros. Nos han pisoteado. Nos han ninguneado. Han vulnerado muy gravemente y en muchos casos, irremediablemente, los derechos conquistados a lo largo de muchos años. Copagos, privatización de la sanidad, anulación de hecho de la Ley de Dependencia, recortes en prestaciones sociales, aumento de la pobreza y la exclusión social, …Y todas estas políticas han afectado muy especialmente a colectivo de personas que más necesitan del objetivo de este blog: la accesibilidad universal. Dependientes, personas con discapacidad, ancianos, enfermos, han sufrido en sus carnes sus durísimas políticas de ajuste que han provocado mucho dolor, mucho sufrimiento, muchas muertes. Sí, señores. Muchas muertes. Aunque sabemos que esto no les afecta. No hay más que ver sus risas vergonzantes cuando alguien saca a la luz estos temas.

Por eso, basta ya. Basta ya de tomar como bandera la dependencia, la discapacidad, la accesibilidad como leitmotiv de sus políticas. Todos sabemos a quienes han beneficiado las mismas, quienes se han enriquecido a costa del dolor de muchos y quienes han robado (presuntamente, por supuesto, que ya sabemos que hay que dejar que la justicia actúe) desde sus puestos de servidores públicos, servidores que tenían que haber puesto su empeño en servir y luchar contra la exclusión social de esos colectivos hacia los que no tiene ningún reparo de invocar su nombre en vano.

No etiqueto ni incluyo esta entrada en ninguna categoría porque me gustaría que fuera un hecho aíslado en este blog.

¿Qué es la accesibilidad universal?

Según el artículo 2.k del Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, la Accesibilidad Universal es la condición que deben cumplir los entornos, procesos, bienes, productos y servicios, así como los objetos, instrumentos, herramientas y dispositivos, para ser comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en condiciones de seguridad y comodidad y de la forma más autónoma y natural posible. Presupone la estrategia de «diseño universal o diseño para todas las personas», y se entiende sin perjuicio de los ajustes razonables que deban adoptarse.

Según el arquitecto Fernando Rovira Veleta, “una buena accesibilidad es aquella que existe pero que pasa desapercibida e incluye a la mayoría de los usuarios. La nueva medida de la arquitectura del siglo XXI será la silla de ruedas. Por donde pase una de ellas, seguro que todo el mundo pasará con facilidad. Si también señalizamos un recorrido para personas con dificultades de visión, todos lo recorreremos con mayor facilidad al igual que si lo señalizamos por escrito para personas con discapacidad auditiva. Esto es lo que se llama accesibilidad desapercibida. Si un diseño es bueno para personas mayores o con discapacidad, es bueno para cualquiuer persona”.

Otro concepto importante es lo que se conoce como cadena de accesibilidad. Es la capacidad de aproximarse, acceder, usar y salir de todo el espacio con independencia, facilidad y sin interrupciones. Si cualquiera de estas acciones no se puede realizar la cadena se corta y el recorrido se torna inaccesible.

Las Clasificaciones de la OMS se basan en el principio de que la discapacidad es un rango de aplicación universal de los seres humanos y no un identificador único de un grupo social. El principio del universalismo implica que los seres humanos tienen de hecho o en potencia alguna limitación en su funcionamiento corporal, personal o social asociado a una condición de salud. El grado de discapacidad del ser humano depende del entorno en que se desenvuelva. Los cambios naturales que se generan a lo largo de la vida nos hacen vulnerables a cercarnos o cruzar la línea que nos separa de la discapacidad. Por ejemplo. Los siguientes estados generan una disminuición de las capacidades funcionales de una persona a lo largo de su vida:

  • La infancia
  • La vejez
  • La obesidad
  • La diferente constitución corporal
  • El embarazo
  • Uso de lentes o audífonos
  • Secuelas físicas o sensoriales por enfermedad o accidente
  • Lesiones temporales
  • Transporte de objetos o carritos de niños
  • etc…

Por todo ello se hace necesario diseñar y desarrollar entornos accesibles y universales que permitan a todos desarrollar modelos de vida independiente.

Fuentes: ciudadaccesible.cl, OMS, diario El Universal, CEAPAT.