Marcha atrás en la regulación del aparcamiento de PMR en Salamanca

Esta mañana, el Ayuntamiento de Salamanca publica esta noticia que textualmente dice:

El Ayuntamiento de Salamanca modificará la ordenanza que regula el estacionamiento en la ciudad en zona ORA con el fin de excluir de su pago a las personas con movilidad reducida.

El concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez, ha informado hoy de este cambio en el seno de la Comisión de Hacienda en la que también ha adelantado que mientras se tramite la modificación de la norma no se sancionará a quienes siendo titulares de la tarjeta europea estacionen en las plazas autorizadas para este fin.

El texto de la ordenanza actual recoge, tras la alegación que hizo el Grupo Municipal Ganemos, que “los vehículos utilizados por personas con discapacidad que tienen reducida su movilidad podrán estacionar en las zonas de estacionamiento limitado, obteniendo un ticket especial que les permitirá estar no sujetos al pago de la tasa, únicamente durante la primera hora de aparcamiento”.

Unas puntualizaciones. Desconozco en qué manera se ha producido esta marcha atrás y de quien ha nacido la propuesta. Pero la impresión que me da es que a río revuelto, ganancia de pescadores. Quienes han permanecido callados en la polémica de estos días atrás, dan un salto sobre el resto y se apuntan ante la opinión pública el tanto. Ya leí comentarios en este sentido que ahora se confirman. Quien da el último, da dos veces.

Decir también que bien está lo que bien acaba. Pero nunca habría que haber llegado a esta situación. Llevo más de dos años diciendo que esta ciudad necesita un plan de accesibilidad redactado desde abajo. Es decir, desde los habitantes de esta ciudad que son los que necesitan de la accesibilidad en su vida diaria en mayor o menor grado. Si este plan hubiera existido a estas alturas, habría contemplado sin duda el problema del aparcamiento. Estamos a diez meses del 4 de diciembre y esta ciudad no va a llegar con los deberes hechos. Como en tantas ocasiones, llegamos siempre tarde a tomar el tren. Y ahora no se puede culpar a otros. Lástima.

Tarjeta_de_estacionamiento_para_personas_con_discapacidad

Alumnos de la UPSA estudian la accesibilidad de los parques salmantinos

Recientemente las alumnas de la UPSA  María Diego Sánchez y Celia Castaño Sáez, dirigidas por Raimundo Castaño-Calle, Salvador Pérez Muñoz y José María Fuentes Blanco presentaron el proyecto de Innovación Ciudadana titulado “Parques infantiles biosaludables e inclusivos en la ciudad de Salamanca”.

Su finalidad era “tratar de llevar a cabo una valoración, según criterios objetivos, de seis parques infantiles que existen en la actualidad en la ciudad de Salamanca. Un vez evaluados se determinará el mejor para que sea objeto de un rediseño con el objetivo de que resulte un parque infantil inclusivo y biosaludable referente, no sólo en la ciudad de Salamanca, sino referente en Castilla y León”.

Se puede encontrar una referencia a esta presentación en el siguiente enlace al periódico Tribuna de Salamanca.

A pesar de que el trabajo es público y accesible desde internet, me ha sido difícil acceder a él. Dejo un enlace al mismo picando en la imagen.portada

No voy a valorar dicho trabajo ni sus optimistas conclusiones con las que no estoy en nada de acuerdo. Simplemente dejos dos enlaces. Uno hace referencia a la inauguración en esos mismos días de un parque infantil inclusivo en la ciudad de Córdoba y la entrada de este mismo blog con el título Parques infantiles accesibles (2). Con la lectura de los mismos queda clara mi opinión.

Y otro apunte más. ¿Algún parque de Salamanca se acerca a este Parque de las Familias en Almería? Un diseño inclusivo no admite parches.

Respuesta en el pleno a una pregunta de Ganemos Salamanca sobre accesibilidad

Ayer se celebró el Día Internacional de las personas con discapacidad pero esta página decidió no sumarse la celebración este año. Dos años después de su comienzo no creo que los avances en accesibilidad en la ciudad de Salamanca hayan sido tan significativos como para congratularse por ello. Y como ya ha quedado reflejado en ella a lo largo de estos años, la accesibilidad es requisito imprescindible para la inclusión de este colectivo y otros  en la sociedad amén de ser necesaria para el resto de la sociedad.

El pasado día 1 de diciembre, en el pleno del Ayuntamiento de Salamanca, el concejal de Ganemos Salamanca, D. Gabriel Risco, planteó una pregunta al equipo de gobierno sobre las medidas que piensa adoptar para cumplir con los plazos que el Real Decreto Legislativo 1/2013 de 29 de noviembre por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social y cuando piensa publicar y poner a debate el plan de accesibilidad y la nueva ordenanza de accesibilidad según moción aprobada por unanimidad del pleno en julio de 2015.

La respuesta por parte de D. Carlos García Carbayo no deja de ser, cuando menos, curiosa por calificarla suavemente. Amén de reseñar una serie de actuaciones como el rebaje de bordillos, la construcción de rampas para salvar escaleras en diversas partes de la ciudad, actuaciones en el área de turismo impulsadas por las exigencias de la pertenencia de Salamanca al grupo de ciudades patrimonio, la instalación de algún juego accesible en algún parque de la ciudad, la aplicación del bonotaxi y mejoras en el servicio de autobuses urbanos.  Como bien le indicó el concejal de Ganemos Salamanca en su réplica, no dejan de ser actuaciones que entran dentro de la actividad normal que el Ayuntamiento debe realizar. Pero nada de un plan que respondiendo a un diagnóstico de las deficiencias y necesidades detectadas planteé soluciones y directrices que no solo deben afectar a la labor del Ayuntamiento en este caso, sino a otros agentes privados cuyos servicios son básicos para la plena inclusión de todas las personas en la sociedad.

Un juego accesible no es un parque inclusivo. El bonotaxi no esconde la precariedad en el número de eurotaxis en nuestra ciudad y la situación que se da bastantes veces que no haya ninguno trabajando en determinados horarios. El rebaje de bordillos no esconde que es imposible acceder a un número muy elevado de establecimientos que podemos encontrar a derecha  e izquierda de nuestras aceras. El que un recinto cultural como el Liceo o el CAEM sean accesibles, no esconde que las PMR debamos pagar por disfrutar de un espectáculo el precio más caro. No seguiré porque la lista sería interminable.

En un momento de su intervención, D. Carlos García  le pregunta a D. Gabriel Risco si conoce alguna ciudad más accesible que Salamanca y él mismo se responde que no existe. Por eso Salamanca es premiada año tras año en los más importantes premios como ciudad más accesible de España y de Europa. Ironías aparte, he tenido la oportunidad de viajar reciente a tres localidades de Castilla y León:  Zamora, Toro y Burgo de Osma. Simplemente disfrutar de estas localidades por unos viales accesibles y cómodos supera con mucho la lamentable experiencia de recorrer en Salamanca esa ruta accesible que ustedes publicitan y que parte desde la Plaza Mayor, pasando por la Plaza de Anaya y la calle Libreros. Vuelvo a invitarle a compartir esta experiencia conmigo.

En cuanto a su recomendación, Sr. García Carbayo, de que utilicemos el servicio de Salamanca Avisa para “esas cosillas” como usted llama un bordillo mal rebajado. Mi experiencia me dice que cuando he hecho uso de este servicio telefónicamente, se me ha dicho que Salamanca Avisa no está para este tipo de denuncias. Bueno. Le tomaré la palabra. Termino de enviar un correo a Salamanca Avisa denunciando los bordillos de determinadas calles del Barrio del Oeste. Esperaré la respuesta para valorarla posteriormente.

correo

Termino. No pretenda usted y su grupo atribuirse el punto inicial de la actuaciones en materia de accesibilidad en Salamanca. La actual Ordenanza Municipal de accesibilidad, obsoleta por su antigüedad pero en vigor, fue redactada por la corporación Municipal presidida por D. Jesús Málaga en el año 1995. Si algo debe tener el tema de la accesibilidad es que no debiera ser objeto de la pelea política y sí un empeño conjunto de todos y todas: partidos, asociaciones, instituciones públicas y privadas, etc… No intente hacer política con ello. La intención de Ganemos Salamanca con esta pregunta así como la de la concejal  Dña. Maribel Campo del PSOE que le realizó una pregunta parecida hace pocos meses, me consta que nos es esa. Ellos sí han entendido estos planteamientos que al equipo de gobierno le cuesta más asumir.

Gracias a Gabriel Risco y a Ganemos Salamanca por plantear esta pregunta así como a Marible Campo y al PSOE de Salamanca por su intento anterior.

¿Queda más claro por qué no creo que hubiera nada que celebrar ayer? Sobran fotos y faltan hechos concretos

Un paso atrás en el aparcamiento para PMR

Tarjeta_de_estacionamiento_para_personas_con_discapacidad

Hace unos meses, ante una consulta hecha por mí al Ayuntamiento de Salamanca sobre diferentes aspectos relacionados con el estacionamiento de vehículos de Personas de Movilidad Reducida, el Primer Teniente de Alcalde, D.Carlos Manuel García Carbayo me contestaba aclarando dichas cuestiones.

Una de ellas hacía referencia  al estacionamiento de estos vehículos en la zona azul. Su contestación decía claramente que el Ayuntamiento de Salamanca permitía aparcar gratuitamente a estos vehículos en la citada zona.

Pues bien. Para una de las pocas cosas que en esta ciudad se hacen bien para favorecer la movilidad de las PMR, vamos y nos la cargamos. Por partes.

Según aparece en la noticia publicada en el diario Tribuna de Salamanca el 9 de noviembre, y cito textualmente, “La propuesta es introducir una disposición en la ordenanza reguladora de la ORA que permita estacionar a las personas con movilidad reducida, sin coste, pero durante un tiempo limitado (máximo una hora) y para el caso de que estén ocupadas las plazas reservadas para estas personas. Esto supone que los vehículos con tarjeta de minusválido (por cierto: el periódico debería cuidar su lenguaje) tendrán que pagar si van a estacionar en zona azul más allá de una hora, y sólo podrán disponer de esos primeros 60 minutos gratis si no hay sitio en alguna de las más de 700 plazas reservadas para minusválidos que hay en toda la ciudad.

El cambio se ha propiciado por la propuesta del grupo municipal Ganemos, y ha sido aceptada por el grupo popular, que busca regularizar este vacío legal con respecto al pago de la zona azul. Obligará a los titulares de estas tarjetas a pagar la zona azul, cosa que hasta ahora no hacían. Según explican desde el grupo municipal del que ha partido la iniciativa, es una solicitud hecha por afectados ya que ahora mismo dependen de la buena voluntad de la empresa adjudicataria para que se les cobre. El grupo municipal indica que no es su voluntad que los vehículos de personas de movilidad reducida tengan que pagar, sino que deje de estar sin regulación”.

Se califica la situación actual que nos permitía aparcar en estas zonas como de limbo y de falta de regulación. La respuesta dada por el Primer Teniente de Alcalde no me permite sacar esta conclusión. Pero admitiendo que sea cierto, ¿no podría haberse modificado la Ordenanza para que dicha situación dejara de estar en ese limbo y poder seguir aparcando en esas zonas?

Está claro que no entendemos o no queremos entender nada. Las PMR son personas con dificultades en sus desplazamientos que necesitan, para poder tener una mayor autonomía y gozar de una calidad de vida acorde a su condición de personas y ciudadanos, de lugares para aparcar sus vehículos lo más cercanos a sus lugares de residencia, de trabajo, de ocio o a sus centros de salud, por ejemplo. La diferencia entre disponer o no de esas plazas supone no poder realizar esas actividades normales para cualquier persona que pueda desplazarse con la facilidad que no tenemos nosotros.

No lo entiendo. Las PMR tenemos graves problemas de aparcamiento en nuestra ciudad por diferentes motivos pero esas no se atacan ni hay visos de que se les vaya a dar una solución. Enumeraré algunos:

  • Tarjetas falsas en circulación.
  • Tarjetas caducadas en circulación
  • Tarjetas que utilizan indiscriminadamente familiares o amigos del titular de las mismas.
  • Tarjetas otorgadas con demasiada alegría sin comprobar fehacientemente que la persona es realmente una PMR. No toda persona con algún grado de discapacidad es una PMR.
  • Uso y abuso de estas plazas por parte de personas que carecen de dicha tarjeta.
  • Uso de dichas plazas como zonas de descarga. Ya sabemos eso tan manido de son cinco minutos.

Pero lo único que se le ocurre a nuestros gobernantes es romper por el eslabón más débil. Personalmente me entristece sobremanera que dicha iniciativa haya partido de Ganemos Salamanca (según aparece en dicha noticia). Se dice que la petición ha partido de afectados (sin especificar) que dependen de la buena voluntad de la empresa adjudicataria cuando ha quedado demostrado más arriba que esto no es cierto.

Y mientras tanto seguimos sin un Plan de Accesibilidad que se retrasa ya más de un año y medio desde que se aprobó su redacción en julio de 2015 y que hubiera evitado este desaguisado.

Esta modificación en la Ordenanza ha quedado aprobada en el pleno del día 11 de noviembre de 2016 según aparece en la siguiente noticia.

Otra aberración urbanística en nombre de la accesibilidad

Vista aérea actual de la Plaza de los Bandos

Vista aérea actual de la Plaza de los Bandos

En estos días pasados el Alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha presentado el proyecto de remodelación de la Plaza de los Bandos. La prensa ha recogido la noticia con titulares como “Los Bandos será completamente accesible, el doble de grande y con más zonas verdes“.

En resumen dicho proyecto de resume en un aumento de la superficie de la plaza integrando en la misma el espacio ocupado por las calles adyacentes, un “aumento” de las zonas verdes que implica la sustitución del arbolado actual por otro de menor porte y la accesibilidad del espacio dejando una plataforma única en todo el espacio de la misma.

Posiblemente la mejor crítica a este proyecto se pueda condensar en este artículo publicado en Tribuna de Salamanca bajo el titular “Los Bandos, ¿otra plaza ‘dura’ para el centro histórico?“.

Como curiosidad, por llamarlo de alguna manera, reseñar que hace escasamente poco más de un mes, el 6 de septiembre, el grupo municipal de Ciudadanos presentó una moción en el Pleno del Ayuntamiento y que fue aprobada por todos los grupos municipales instando a la remodelación integral de este espacio. Curioso, como digo, que al poco tiempo aparezca este proyecto cosa que no ha sucedido con Plan de accesibilidad cuya redacción de aprobó en julio de 2015 y del que nunca más se supo. ¿Casualidad?

Está visto que nuestro Ayuntamiento sigue pensando que la accesibilidad consiste simplemente en rebajar bordillos, enlosar nuestra ciudad de granito y dejar el espacio urbano convertido en un lugar duro, inhóspito y agresivo, sin zonas verdes, poco agradable para el paseo y la estancia y susceptible, como ya está ocurriendo con la plaga de terrazas, de ser ocupado por ferias y otros eventos como la feria de día (De este modo, se amplía también la zona central destinada a la celebración de eventos y ferias. En concreto, esta superficie pasará de los 721,90 metros cuadrados actuales con desniveles a un espacio único sin barreras con 1.160 metros cuadrados, es decir un aumento del 61%). Ya está bien, Sr. Alcalde de vender su triste proyecto de ciudad, porque yo no dudo que lo tiene a pesar de que no lo parezca, tratando de hacer creer a la ciudadanía que con ello mejoramos la accesibilidad. Desde el momento en que no existe un Plan de accesibilidad y una ordenanza moderna que contemple todos sus aspectos, cualquier “mejora” queda descafeinada e incompleta, amén de que para mejorar simplemente la accesibilidad física del entorno ni es necesaria semejante inversión ni el destrozo de este espacio.

Espero que el anuncio de ese  proceso de diálogo anunciado con técnicos, grupos políticos y sociales se concrete y realmente conduzca a la modificación del proyecto por el bien de la ciudad y de sus ciudadanos.

Proyecto de remodelación de la Plaza de los Bandos

Proyecto de remodelación de la Plaza de los Bandos

Imagen actual de la Plaza de los Bandos

Imagen actual de la Plaza de los Bandos

Fuente:

Espacio reservado para las sillas de ruedas en los conciertos de Ferias en la Plaza Mayor

Las personas con movilidad reducida dispondrán de un espacio reservado y accesible para poder asistir a los conciertos de Ferias y Fiestas en la Plaza Mayor. Así se ha confirmado esta mañana en la comisión municipal de Policía, donde Ganemos había llevado esta propuesta.

luciano1

La propuesta fue lanzada por el grupo municipal de Ganemos Salamanca en el mes de junio, cuando solicitó esta comisión que se habilitara un espacio en la plaza Mayor  para personas con movilidad reducida, con le objeto de  que pudieran ver las actuaciones musicales y demás actos de las fiestas.

La decisión se ha confirmado en la comisión de este miércoles, cuando el grupo ha pedido información sobre esta cuestión planteada en junio. “Nos alegra conocer que el Ayuntamiento va a habilitar una zona señalizada, segura y accesible, para que las personas con silla de ruedas y movilidad reducida puedan disfrutar también de las fiestas”, aseguran en una nota de prensa.

Fuente: www.tribunadesalamanca.com

Ésto es lo que hay en el Hospital Universitario de Salamanca

“Esto es lo que hay y no hay más”. Esta es la lamentable respuesta dada  en estos días por parte de responsables del Hospital Universitario de Salamanca al padre y tutor legal de una paciente, ingresada en dicho hospital con una discapacidad física y psíquica del 97% y movilidad reducida, al demandar algo tan sencillo como accesibilidad en las habitaciones y cuartos de baño que le permitan una estancia en igualdad de condiciones al resto de pacientes. Recordemos que estamos en el año 2016 por si acaso alguien lo ha olvidado.

Hace unos días reprodujimos en este blog un reportaje publicado en el periódico Tribuna de Salamanca en el que Maribel Campo, entre otras cosas Concejala socialista del Ayuntamiento de Salamanca, denunciaba las deplorables condiciones de accesibilidad para llegar al Hospital Universitario derivadas de las eternas obras que sufre desde hace varios años.

Pero, ¿qué ocurre cuando una persona con movilidad reducida accede al interior del Hospital ya sea para una consulta o para ser ingresado? Retrocedamos un tiempo hasta el año 2009.

En aquel año un paciente ingresado en dicho hospital sufrió la misma situación a la que nos hemos referido anteriormente. Dicha persona interpuso una reclamación ante la Oficina de Atención al Paciente y una denuncia ante el Procurador del Común de Castilla  y León. Dicha denuncia fue admitida e investigada por dicha institución. De esta manera, en el año 2010, el Procurador del Común da por resuelta dicha denuncia después de la investigación emprendida y de la respuesta obtenida por parte de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, la cual dice lo siguiente:

(..)

La plena adaptación a la normativa sobre accesibilidad y supresión de barreras de todas las habitaciones destinadas a hospitalización del Hospital Clínico solo se producirá una vez hayan finalizado las obras en dicha zona así como en los servicios centrales médicos y se realice el montaje del equipamiento, lo que tendrá lugar una vez culmine la segunda fase de la ampliación y reforma general del Complejo, que actualmente se encuentran en ejecución, previsiblemente en dos años.

No obstante lo anterior, ya se han iniciado las actuaciones necesarias para que los aseos de aquellas habitaciones que se determinen y ya existentes en el Hospital Clínico se adapten a dicha normativa. Dicha adaptación consistirá en incrementar el tamaño de los mismos, implementar el lavabo, inodoro, suelo antideslizante, pulsador o cadena para emergencias, puerta corredera escamoteable e indicador de emergencia exterior (acústico y luminoso); la ducha se incorporara próxima al sumidero y al asidero lateral, y la puerta  dispondrá de burlete para evitar salidas de agua. No hay que olvidar que dichas obras están destinadas a solucionar de forma temporal la situación.

(..)

A principios del año 2015 esta misma persona tuvo que volver a ser ingresada en el mismo Hospital y solicitó poder acceder a alguna de las habitaciones con servicio adaptado que, según se  aseguraba en la anterior respuesta, habían sido dispuestas en el Hospital. Cual no fue su sorpresa al volver a recibir como respuesta  que desconocían por completo la existencia de dichas habitaciones ante lo que volvió a interponer denuncia al Procurador del Común que fue admitida y resuelta con la siguiente respuesta.

Siendo objeto de la presente reclamación la existencia de barreras arquitectónicas en el Hospital Clínico de Salamanca que impiden la adecuada estancia de las personas con  discapacidad, se han llevado a cabo por esta Procuraduría las gestiones de información oportunas con la Consejería de Sanidad en relación con la demora de la finalización de las obras de ampliación y reforma general de ese Complejo hospitalario.

Pues bien, como resultado de las mismas han quedado justificadas las diversas dificultades que han obligado a posponer hasta 2018 la conclusión de la totalidad de las obras de adaptación de los bloques de hospitalización y técnico de dicho complejo, momento en el cual se hará realidad la plena adaptación a la normativa sobre accesibilidad de la totalidad del centro. Superadas estas dificultades, según la Administración autonómica, la obra prosigue en 2015 a un ritmo elevado, trabajando la Gerencia Regional de Salud para que la finalización de esta actuación, pese a los condicionantes que han influido en la prolongación de la duración de los trabajos (no inusuales en una obra de esta envergadura), permita poner a disposición de los ciudadanos un centro hospitalario de vanguardia, plenamente adaptado a las necesidades de sus usuarios.

Ahora bien, con independencia de ello, ya se han adaptado los baños de seis habitaciones de la zona de hospitalización para facilitar la accesibilidad de las personas con discapacidad. Estando, pues, en ejecución las obras necesarias para la consecución de la plena adaptación  del centro hospitalario en cuestión, nos vemos en la necesidad de dar por finalizada

Y hoy, abril de 2016, la situación se repite de forma idéntica cambiando únicamente a sus protagonistas. La mentira de 2009 persiste a día de hoy. Siete años en los que ninguna Administración ha sido capaz de ponerse en la piel de estos ciudadanos y dar una solución aunque fuera provisional. 01Ni siquiera se han tenido en cuenta soluciones alternativas propuestas por la familia como un cambio de orientación en el mobiliario que facilitara la movilidad en silla de ruedas (aunque leyendo noticias como ésta no es de extrañar) o las necesidades especiales que los pacientes con movilidad reducida tienen a la hora de ser movilizados para evitar la formación de escaras a falta de material específico para ello.

Se me ocurren muchas valoraciones sobre diferentes aspectos de esta situación: recortes, dislate en la construcción del nuevo hospital de Salamanca, papel del Procurador del Común, deterioro de la sanidad pública, etc… Pero simplemente voy a hacer una muy directa referente a nuestros dirigentes en las distintas administraciones. Se les llena la boca con la palabra personas. Todo lo hacen por las personas. No parece que tengan otra cosa en su pensamiento a la hora de planificar y ejecutar sus decisiones. Pero es mentira. Simplemente les servimos como excusa. Todo lo justifican en nuestro nombre pero todo lo hacen a espaldas nuestras, obedeciendo a otros intereses que no voy a calificar como oscuros o claros. Ya está bien. Algunos no nos creemos sus mentiras y seguiremos denunciándolas.

Definitivamente “esto es lo que hay y no hay más”

Nota: mantengo la privacidad de estas personas a las que me refiero en el artículo pero tengo copia de todos los documentos citados anteriormente.