Berlín accesible

Está claro que esta entrada se aleja completamente del contenido de este blog pero no me resisto a escribirla por si puede servir de ayuda a futuros viajeros con movilidad reducida. No se trata de hacer una exhaustiva guía de viaje puesto que para ello existen multitud de páginas y cada uno se marca sus expectativas a la hora de emprender un viaje. Simplemente trato de responder dudas que yo tenía antes de emprender mi viaje y que a posteriori tienen respuesta. Y una aclaración: simplemente he valorado la accesibilidad física y no la sensorial ni cognitiva. Mi intención fue simplemente disfrutar de la ciudad y no escribir esta entrada que simplemente responde a la petición de una amiga y que aprovecho y comparto. Por eso veréis que se trata de unos simples apuntes sin profundizar en ningún momento. Si alguien se anima a completar lo escrito aquí tiene el espacio a su disposición.

VIAJE. Existen varias líneas aéreas que unen Madrid con Berlín así como con otras ciudades españolas. Era mi primer viaje en avión con la silla de ruedas y opté por Iberia Express desde Madrid a pesar de que su coste era algo mayor que otras compañías. Aunque si empezamos a mirar la letra pequeña y los extras de equipaje, etc… no hay tanta diferencia. Fue una excelente elección tanto en puntualidad, trato personal y de la silla, traslado al avión, etc…

TRANSFER. El desconocimiento me hizo reservar un “transfer” al hotel elegido ya que por el número de personas que viajábamos y nuestra situación de movilidad lo consideré una opción económica y cómoda. Y me lo sigue pareciendo. Si lo hacéis NO SE OS OCURRA HACERLO CON http://transfers-germany.de/ Buscad otra compañía o hacerlo directamente con el hotel. A toro pasado una opción excelente es el metro si llegáis al aeropuerto de Tegel. Luego hablaré de él en otro apartado.

TRANSPORTE EN BERLÍN. Sencillamente fantástico. Tanto el tranvía como los autobuses son completamente accesibles así como la mayoría de estaciones de metro.

En el autobús y el tranvía simplemente hay que dejarse ver por el conductor/a que se bajará y desplegará la rampa manual para acceder al espacio reservado que siempre fue respetado. Debéis comunicarle la parada en la que os vais a bajar para que os vuelva a desplegar la rampa. La ventaja de este sistema es que nunca os encontraréis una rampa estropeada como sucede a menudo en España. Por otra parte todos los conductores/as que nos encontramos fueron muy amables siempre.

En cuanto al metro la mayoría de las estaciones son accesibles (barriere frei) pero es conveniente consultarlo antes de realizar el trayecto. Para ello podéis descargaros este mapa picando en la imagen o en formato PDF

El funcionamiento es parecido al del autobús y tranvía. Os colocáis a la cabecera del tren y cuando el conductor os vea o le aviséis se baja y coloca una rampa (si es necesaria puesto que algunas unidades quedan a nivel del andén). Debéis decirle también la estación en la que os vais a bajar.

Más información sobre el uso de estos medios de transporte en Berlín podréis encontrarla en este folleto en ingles.

Por otro lado deciros que la oferta de taxis accesibles en Berlín es muy escasa por lo que no podéis dejar al azar vuestros desplazamientos pensando en la posibilidad de encontrar uno fácilmente. Los taxis son grandes y muchos de ellos son furgonetas tipo Mercedes Vito o Viano por lo que es fácil transportar en ellos una silla de ruedas manual si sois capaces de hacer bien la transferencia. Para las sillas eléctricas es imposible. En esta página podréis encontrar direcciones de algunos taxis adaptados para contratarlos previamente.

Aprovechando que ha desaparecido el roaming os recomiendo una aplicación para el móvil muy útil a la hora de planificar vuestros desplazamientos. Poniendo un punto de salida y otro de llegada os indica los autobuses, tranvías o metros que debéis utilizar así como los trayectos a pie si son necesarios, el tiempo de viaje y la accesibilidad de las estaciones de metro. Se llama Fahrinfo y la podéis descargar en este enlace o a través de la siguiente imagen.

ALQUILER DE SILLAS DE RUEDAS Y MATERIAL DE APOYO.  Después de leer algunas malas experiencias sobre el transporte de las sillas de ruedas en el avión y la relativa complicación que supone tener que desconectar las baterías, el mando, etc…, decidí viajar con la silla manual y alquilar una eléctrica en Berlín. Os dejo el enlace de la empresa con la que lo hice. La tenía en el hotel al llegar y allí la dejé para que la recogieran el día de la salida. Una silla marca Ottobock en muy buen estado, con una capacidad de batería impresionante y a un precio muy razonable, comparable perfectamente con el que podemos encontrar en muchas empresas que las alquilan en España. Alquilan también otro tipo de material de apoyo como andadores, grúas, sillas de baño. etc…

TARJETA BERLIN WELLCOMECARD. Si, como supongo, vais a utilizar el transporte público a menudo como  hicimos nosotros, no dudéis en adquirir esta tarjeta. Aunque su precio pueda pareceros caro en un primer momento os aseguro que al final de vuestra estancia la habréis amortizado con creces ya que no solamente sirve para el transporte sino que nos facilitará descuentos en actividades y establecimientos de la ciudad. Existen varias modalidades según las zonas de desplazamiento y el número de días de validez. Si no vais a ir a Postdam (visita recomendable aunque esta vez no la hicimos), con la que abarca las zonas AB os basta. El número de días depende de la duración de vuestro viaje. Más información picando el la imagen.

ALOJAMIENTOS. La oferta de alojamientos accesibles en Berlín es muy amplia y variada en cuanto a precios, localizaciones y categorías. Es fácil encontrar en internet información sobre hoteles y reservar a través de sus páginas web. Os dejos unos nombres de hoteles tomados de otras páginas (ABBA Berlín, Novotel Berlin Am Tiergarten, Park Inn Berlin Alexanderplazt, Tryp Berlin Mitte,etc…) y el que yo elegí y que no me decepcionó en absoluto, el Melía Berlín. Muy céntrico, muy bien comunicado al estar al lado de la una parada de tranvía y a 100 metros de la estación de metro de Friedrichstraße y a un paso de la isla de los museos y de los principales lugares de interés de Berlín. La habitación es muy amplia con un baño adaptado excelente así como el resto de servicios del hotel. El personal es muy atento estando siempre pendiente de si tenías alguna necesidad. Por ejemplo nos reservaban todas las mañanas una mesa muy accesible para el desayuno. Y una gran ventaja es que directamente desde la página web puedes reservar una de las habitaciones adaptadas sin tener que hacer ningún otro tipo de gestión. Por cierto: buena parte del personal habla castellano.

COMERCIOS Y RESTAURANTES. No es difícil encontrar en Berlín comercios o restaurantes accesibles aunque no todos lo son. En las calles comerciales hay una gran variedad de galerías comerciales todas accesibles y con servicios adaptados así como restaurantes y cafeterías de todo tipo. El problema son las tiendas más pequeñas y que realmente merecen más la pena porque se salen de lo típico que podemos encontrar en cualquier ciudad. Ahí la mayoría tienen difícil acceso sobre todo para sillas eléctricas.

SERVICIOS ADAPTADOS. No es difícil encontrar en Berlín servicios adaptados tanto en comercios como en restaurantes, cafeterías u otro tipo de locales. Por supuesto también en los museos y principales monumentos. Esta cuestión que nos suele interesar bastante a las PMR a la hora de viajar no debería preocuparnos en Berlín. Destacar también las cabinas de aseo adaptadas que se encuentran repartidas a lo largo de la ciudad al precio de 50 céntimos de euro.

Picando el el siguiente mapa podéis acceder a la localización de las situadas en la zona centro.

PASEOS EN BARCO. Una opción muy recomendable y agradable es realizar un paseo en barco por la zona centro de Berlín. En la imagen siguiente os encontraréis los embarcaderos de una compañía que organiza cruceros accesibles. Con la silla se puede acceder exclusivamente a la parte inferior del barco a través de una rampa portátil que los tripulantes del barco colocan. Es necesario contactar con ellos para confirmar las horas en que están disponibles las embarcaciones que son accesibles. Se puede hacer a través de un correo electrónico en inglés. Picando en la imagen accederéis a la página de la compañía.


MUSEOS Y MONUMENTOS. Salvo escasas excepciones como la cúpula de la Catedral o la Torre de televisión de Alexander Platz, todos los museos y monumentos de Berlín son accesibles de una manera u otra. Si no lo son por la entrada principal, lo son por alguna entrada lateral. Hay que tener en cuenta que la Isla de los Museos se encuentra en obras y las entradas a los museos han sufrido modificaciones importantes pero las entradas accesibles se encuentran bien señalizadas y gozan de preferencia por lo no hay que esperar las colas que suelen formarse en ellos. Algunas visitas como la cúpula del Reichtag son gratuitas pero es necesario reservarlas con antelación en este enlace. En otros, como en los museos principales, el acompañante de la persona de movilidad reducida tiene entrada gratuita.

VISITAS GUIADAS (FREETOUR). Una opción muy interesante es comenzar la estancia con una visita guiada. Las Freetours son visitas “gratuitas” en las que pagas al final según valores la calidad de la misma. Nosotros reservamos el Free Tour Berlín operado por la compañía Buendía Tours y que podéis encontrar en el enlace. Una visita de unas tres horas y media en castellano que proporciona una visión general de la ciudad desde Alexander Platz hasta la Puerta de Brandenburgo pasando por los lugares más interesantes del centro de la ciudad. Perfectamente accesible, a un ritmo que se sigue bien en silla de ruedas y que a mí, que ya conocía la ciudad, me gustó. Hay otro montón de visitas gratuitas de temática muy variada que podéis consultar en la página. Pero para estas es conveniente consultar la accesibilidad de las mismas.

Para ir terminando, repito que cada uno se marcará unas expectativas en su visita a Berlín. Es una ciudad que da para una semana exclusivamente de visitas a museos, o para disfrutar de arte urbano, o para admirar arquitectura moderna o simplemente, para disfrutar de sus barrios o parques. Os dejo unos enlaces con información de Berlín en inglés (a la hora de escribir esta entrada la página en castellano no funciona) y un mapa que elaboré con lugares de interés, otro exclusivo de arquitectura y uno último sobre el barrio diplomático de Berlín con interesantes ejemplos de arquitectura contemporánea y que merece un paseo. Y tres recomendaciones ahora que no nos lee nadie: una visita los jueves por la tarde al Markthalle Neun el jueves por la tarde-noche, otra visita a Urban Nation y alrededores para los interesados en el arte urbano y un paseo por el mercado de arte de la Zeughaus el domingo.

¡Qué disfrutéis!

 

Salamanca, ¿ciudad inteligente? II y SIMON Mobile

Hace unas semanas concurrieron en el tiempo dos noticias que, situándose dentro del término de ciudad inteligente, se alejaban en cuanto al concepto de la misma.

La primera, anunciada con el titular El Ayuntamiento proyecta convertir a Salamanca en ‘Ciudad Inteligente’, hacía hincapié en el concepto de ciudad inteligente como concepto en el que la tecnología juega un papel importante en la gestión “optimizando el funcionamiento de la ciudad a través de la tecnología para interconectar, monitorizar y telecontrolar servicios”. “Salamanca, ciudad inteligente, se desarrolla en dos servicios inteligentes verticales: eficiencia energética y smart water, que permitirán, por un lado, mejorar la gestión del gasto energético en las sedes municipales y, por otro, el del servicio de abastecimiento de agua. El desarrollo de los citados servicios se basa en los estudios que anteriormente ha realizado el Ayuntamiento de telegestión en salas de calderas, contadores inteligentes y telegestión de riego en parques y jardines”.

Sin desmerecer la importancia de los objetivos de eficiencia energética y ahorro del agua, es discutible que los mismo incidan directamente en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos de esta ciudad. Se alejan totalmente del concepto de ciudad inteligente que planteábamos en esta antigua entrada de este blog en la que se decía que, “para que las ciudades sean inteligentes, es imprescindible que sean amigables con la edad y accesibles para cualquier persona. Su objetivo en esta materia, por tanto, se dirige a garantizar que las necesidades de las personas mayores y las personas con diversidad funcional estén contempladas en los servicios que se vayan creando. Para ello, deben crearse canales de participación desde el inicio de cada proyecto para que las organizaciones que representan a estos colectivos puedan contribuir con su punto de vista”.

En cambio la segunda noticia, bajo el titular  “Una nueva aplicación facilita la movilidad y el aparcamiento a las personas con movilidad reducida“, se habla de las prueba piloto que en distintas ciudades se van a hacer de la aplicación SIMON Mobile. Esta aplicación “ofrece acceso a importantes funciones de accesibilidad como localización de plazas de aparcamiento para personas con discapacidad o ubicación de los ascensores y rampas para acceder a las estaciones de metro. Además, pueden calcularse rutas a pie o en silla de ruedas, en coche o en transporte público y usar la navegación paso-a-paso durante el viaje”.

Otro de sus objetivos es “es reducir el fraude en el uso de las plazas reservadas, de modo que puedan aprovecharlas quienes realmente las necesitan. Los usuarios que dispongan de una de estas nuevas tarjetas pueden usarlas para validarse en las plazas de aparcamiento, acceder a zonas restringidas de la ciudad y consultar el historial de sus acciones con la tarjeta PMR”.

Y en cuanto a la participación en la misma de organizaciones que representan a estos colectivos, “se ha definido un importante grupo de usuarios que ha participado activamente en la definición de los requisitos del sistema, involucrando a asociaciones como CERMI Comunidad de Madrid, La Unión Democrática de Pensionistas (UDP) y la Fundación ONCE”.

Los ciudadanos y ciudadanas de Madrid que quieran participar en esta prueba piloto pueden encontrar más información en este enlace.

La aplicación puede descargarse en este enlace

GooglePlayBadge-300x100

Simon Mobile on GooglePlay

Las siguientes imágenes, correspondientes a un folleto del propio proyecto, proporcionan una información más amplia del mismo.

Brochure_070514-Spanish.pdf1540434628_Página_1 Brochure_070514-Spanish.pdf1540434628_Página_2

Fuentes:

Camino escolar

Los caminos escolares se definen como itinerarios seguros que pueden seguir los/as niños/as en su trayecto de ida y vuelta al centro educativo, posibilitando que lo lleguen a recorrer de forma más autónoma.

Tiene su origen  en la  ciudad danesa de Odense en los años 70, pero no será hasta los años 90 cuando se empieza a difundir y promover este proyecto en diversas zonas de centro Europa. Pero fue gracias a Francesco Tonucci (“La ciudad de los niños”) cuando el proyecto toma un nuevo rumbo y sitúa la Autonomía Infantil como eje fundamental entre los objetivos a lograr.

Este nuevo pensamiento conlleva convertir las calles en recorridos con prioridad de uso para la población infantil y juvenil. De manera paralela, exige actuaciones de sensibilización y formación ambiental en torno a la comunidad escolar y al vecindario.

En definitiva la actuación trata de señalar unos itinerarios flexibles y de trazado sencillo que permitan el desplazamiento a pie de los niños y las niñas, y que se escogen entre los recorridos que la mayoría del alumnado utiliza más. El camino escolar es una iniciativa más destinada a impulsar la recuperación del espacio público como espacio de relación y convivencia, y como una manera innovadora y participativa de abordar la educación hacia la movilidad.

perderlacalle

El camino escolar paso a paso. Marta Román. DGT

El conjunto de medidas puestas en marcha a través de los caminos escolares va a contribuir en el avance hacia la consecución de un modelo de movilidad sostenible afectando al transporte (al dejar de utilizar el vehículo privado y público), y a otros sectores directamente relacionados con la movilidad tales como el energético y el urbanístico: disminución de gases de efecto invernadero, ruido y contaminación atmosférica, mejora de la seguridad, la salud, etc.

2

Pero la mejor manera de entender qué son, las razones de su necesidad, cómo se idean y se ponen en funcionamiento y sus resultados es ver este vídeo.


Fuentes:

Camino escolar paso a paso

Caminos escolares seguros. Agenda 21 de Jaen

Camino escolar. Ayuntamiento de Zaragoza

camino

Salamanca, ¿ciudad inteligente?

Rebuscando información para otros temas, llegué hace unos días hasta esta NOTICIA (fundamental leerla para entender dónde quiero llegar) publicada en la página oficial del Ayuntamiento de Salamanca. Profundizando en ella y contrastando información con otras fuentes, me asaltaron muchas preguntas que me hicieron cuestionar si Salamanca se puede llamar ciudad inteligente o si está camino de serlo. Voy a dejar la respuesta abierta para que cada cual llegue a su propia conclusión.

La “Ciudad inteligente” se ha convertido en un objetivo de los ayuntamientos que consideran que es el nuevo paradigma de modernización y progreso económico para sus municipios, con el fin último de mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Este proceso se inicia con la creación de un plan global en el que se planifica la transformación y mejora de todos los procesos y actividades de la administración, a través de la utilización de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

mapaLa Red Española de Ciudades Inteligentes, nacida en 2011 y de la que forma parte Salamanca tiene como objetivo “intercambiar experiencias y trabajar conjuntamente para desarrollar un modelo de gestión sostenible y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, incidiendo en aspectos como el ahorro energético, la movilidad sostenible, la Administración electrónica, la atención a las personas o la seguridad”.

Según el CEAPAT, Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas, hasta aquí tenemos una introducción clásica sobre lo que son las “Smart Cities” o Ciudades inteligentes, pero lo que le preocupa es de qué forma este proceso afecta a la población, y más en concreto a las personas mayores y personas con diversidad funcional, y de qué forma sus intereses están protegidos y tenidos en cuenta. Para el CEAPAT, una ciudad inteligente nunca debe dejar de lado a ningún ciudadano.

¿Se tiene en cuenta la diversidad funcional y a las personas mayores?

Según el CEAPAT, fuera de los eventos, foros y documentos en los que se trata específicamente de la accesibilidad de las ciudades inteligentes, es raro encontrar referencias explícitas a estos conceptos en la literatura técnica o en las memorias de proyectos de ciudades inteligentes.

¿Qué es una ciudad o comunidad amigable con la edad?

Una ciudad amigable con las personas mayores es un entorno urbano integrador y accesible que fomente un envejecimiento activo.

Lograr la participación de las personas mayores es un elemento esencial para cualquier ciudad amigable con los mayores. Sus aportaciones son importantes para evaluar la adaptación de las ciudades, fijar prioridades, proponer soluciones y seguir los progresos realizados.

¿Qué es una ciudad accesible?

Es aquella en la que los derechos de las personas con discapacidad y personas mayores se aseguran y respetan. En ella no hay discriminación, ni barreras, y sus diseños permiten a todas las personas, independientemente de sus características y situaciones, manejarse e interactuar con seguridad, dignidad y autonomía.

Implica una gestión sostenible y proactiva de la accesibilidad universal, resaltando la importancia del carácter inclusivo de las ciudades, y la obligatoriedad de vincular las premisas del diseño universal en la manera como se proyecta y se materializa la ciudad, incluyendo sus entornos físicos y digitales, la comunicación y la comprensión del entorno.

¿Qué es una ciudad o comunidad inteligente?

Según las premisas anteriores, el CEAPAT considera que “una ciudad inteligente es un sistema complejo en el que todos los elementos que la caracterizan, es decir, la población, la gobernanza, la economía, la movilidad, el medioambiente y el modo de vida, deben ser también inteligentes. Todos estos elementos deben tener su foco en la persona y su bienestar, siendo las tecnologías de la información y la comunicación instrumentos imprescindibles, pero al servicio de este objetivo y no un fin en sí mismoEs necesario que el desarrollo de una ciudad inteligente esté centrado en la persona y en su bienestar. Implica que la ciudad debe ser amigable con la edad, accesible y responder a los principios del diseño universal. La idea no es rebajar la importancia de la tecnología, sino condicionar su uso al objetivo principal”.

Para la Red Española de Ciudades Inteligentes “son Ciudades Inteligentes aquellas que disponen de un sistema de innovación y de trabajo en red para dotar a las ciudades de un modelo de mejora de la eficiencia económica y política permitiendo el desarrollo social, cultural y urbano. Como soporte de este crecimiento se realiza una apuesta por las industrias creativas y por la alta tecnología que permita ese crecimiento urbano basado en el impulso de las capacidades y de las redes articuladas todo ello a través de planes estratégicos participativos que permitan mejorar el sistema de innovación local”.

ciudad-inteligente2 (1)

La visión del CEAPAT, va más allá y “plantea que, para que las ciudades sean inteligentes, es imprescindible que sean amigables con la edad y accesibles para cualquier persona. Su objetivo en esta materia, por tanto, se dirige a garantizar que las necesidades de las personas mayores y las personas con diversidad funcional estén contempladas en los servicios que se vayan creando. Para ello, deben crearse canales de participación desde el inicio de cada proyecto para que las organizaciones que representan a estos colectivos puedan contribuir con su punto de vista”.

La facilidad de uso y la accesibilidad es una necesidad trasversal, que debe ser considerada en todos los proyectos y actuaciones que se desarrollen, en la ciudad y fuera de ella. Las bondades de la ciudad inteligente deben ser para todos y, para garantizarlo, todos los esfuerzos que se hagan deben estar supervisados bajo el principio del Diseño Universal: por razones de justicia y también por razones económicas.

FUENTES:

Ayuntamiento de Salamanca

Red Española de Ciudades Inteligentes

CEAPAT