Berlín accesible

Está claro que esta entrada se aleja completamente del contenido de este blog pero no me resisto a escribirla por si puede servir de ayuda a futuros viajeros con movilidad reducida. No se trata de hacer una exhaustiva guía de viaje puesto que para ello existen multitud de páginas y cada uno se marca sus expectativas a la hora de emprender un viaje. Simplemente trato de responder dudas que yo tenía antes de emprender mi viaje y que a posteriori tienen respuesta. Y una aclaración: simplemente he valorado la accesibilidad física y no la sensorial ni cognitiva. Mi intención fue simplemente disfrutar de la ciudad y no escribir esta entrada que simplemente responde a la petición de una amiga y que aprovecho y comparto. Por eso veréis que se trata de unos simples apuntes sin profundizar en ningún momento. Si alguien se anima a completar lo escrito aquí tiene el espacio a su disposición.

VIAJE. Existen varias líneas aéreas que unen Madrid con Berlín así como con otras ciudades españolas. Era mi primer viaje en avión con la silla de ruedas y opté por Iberia Express desde Madrid a pesar de que su coste era algo mayor que otras compañías. Aunque si empezamos a mirar la letra pequeña y los extras de equipaje, etc… no hay tanta diferencia. Fue una excelente elección tanto en puntualidad, trato personal y de la silla, traslado al avión, etc…

TRANSFER. El desconocimiento me hizo reservar un “transfer” al hotel elegido ya que por el número de personas que viajábamos y nuestra situación de movilidad lo consideré una opción económica y cómoda. Y me lo sigue pareciendo. Si lo hacéis NO SE OS OCURRA HACERLO CON http://transfers-germany.de/ Buscad otra compañía o hacerlo directamente con el hotel. A toro pasado una opción excelente es el metro si llegáis al aeropuerto de Tegel. Luego hablaré de él en otro apartado.

TRANSPORTE EN BERLÍN. Sencillamente fantástico. Tanto el tranvía como los autobuses son completamente accesibles así como la mayoría de estaciones de metro.

En el autobús y el tranvía simplemente hay que dejarse ver por el conductor/a que se bajará y desplegará la rampa manual para acceder al espacio reservado que siempre fue respetado. Debéis comunicarle la parada en la que os vais a bajar para que os vuelva a desplegar la rampa. La ventaja de este sistema es que nunca os encontraréis una rampa estropeada como sucede a menudo en España. Por otra parte todos los conductores/as que nos encontramos fueron muy amables siempre.

En cuanto al metro la mayoría de las estaciones son accesibles (barriere frei) pero es conveniente consultarlo antes de realizar el trayecto. Para ello podéis descargaros este mapa picando en la imagen o en formato PDF

El funcionamiento es parecido al del autobús y tranvía. Os colocáis a la cabecera del tren y cuando el conductor os vea o le aviséis se baja y coloca una rampa (si es necesaria puesto que algunas unidades quedan a nivel del andén). Debéis decirle también la estación en la que os vais a bajar.

Más información sobre el uso de estos medios de transporte en Berlín podréis encontrarla en este folleto en ingles.

Por otro lado deciros que la oferta de taxis accesibles en Berlín es muy escasa por lo que no podéis dejar al azar vuestros desplazamientos pensando en la posibilidad de encontrar uno fácilmente. Los taxis son grandes y muchos de ellos son furgonetas tipo Mercedes Vito o Viano por lo que es fácil transportar en ellos una silla de ruedas manual si sois capaces de hacer bien la transferencia. Para las sillas eléctricas es imposible. En esta página podréis encontrar direcciones de algunos taxis adaptados para contratarlos previamente.

Aprovechando que ha desaparecido el roaming os recomiendo una aplicación para el móvil muy útil a la hora de planificar vuestros desplazamientos. Poniendo un punto de salida y otro de llegada os indica los autobuses, tranvías o metros que debéis utilizar así como los trayectos a pie si son necesarios, el tiempo de viaje y la accesibilidad de las estaciones de metro. Se llama Fahrinfo y la podéis descargar en este enlace o a través de la siguiente imagen.

ALQUILER DE SILLAS DE RUEDAS Y MATERIAL DE APOYO.  Después de leer algunas malas experiencias sobre el transporte de las sillas de ruedas en el avión y la relativa complicación que supone tener que desconectar las baterías, el mando, etc…, decidí viajar con la silla manual y alquilar una eléctrica en Berlín. Os dejo el enlace de la empresa con la que lo hice. La tenía en el hotel al llegar y allí la dejé para que la recogieran el día de la salida. Una silla marca Ottobock en muy buen estado, con una capacidad de batería impresionante y a un precio muy razonable, comparable perfectamente con el que podemos encontrar en muchas empresas que las alquilan en España. Alquilan también otro tipo de material de apoyo como andadores, grúas, sillas de baño. etc…

TARJETA BERLIN WELLCOMECARD. Si, como supongo, vais a utilizar el transporte público a menudo como  hicimos nosotros, no dudéis en adquirir esta tarjeta. Aunque su precio pueda pareceros caro en un primer momento os aseguro que al final de vuestra estancia la habréis amortizado con creces ya que no solamente sirve para el transporte sino que nos facilitará descuentos en actividades y establecimientos de la ciudad. Existen varias modalidades según las zonas de desplazamiento y el número de días de validez. Si no vais a ir a Postdam (visita recomendable aunque esta vez no la hicimos), con la que abarca las zonas AB os basta. El número de días depende de la duración de vuestro viaje. Más información picando el la imagen.

ALOJAMIENTOS. La oferta de alojamientos accesibles en Berlín es muy amplia y variada en cuanto a precios, localizaciones y categorías. Es fácil encontrar en internet información sobre hoteles y reservar a través de sus páginas web. Os dejos unos nombres de hoteles tomados de otras páginas (ABBA Berlín, Novotel Berlin Am Tiergarten, Park Inn Berlin Alexanderplazt, Tryp Berlin Mitte,etc…) y el que yo elegí y que no me decepcionó en absoluto, el Melía Berlín. Muy céntrico, muy bien comunicado al estar al lado de la una parada de tranvía y a 100 metros de la estación de metro de Friedrichstraße y a un paso de la isla de los museos y de los principales lugares de interés de Berlín. La habitación es muy amplia con un baño adaptado excelente así como el resto de servicios del hotel. El personal es muy atento estando siempre pendiente de si tenías alguna necesidad. Por ejemplo nos reservaban todas las mañanas una mesa muy accesible para el desayuno. Y una gran ventaja es que directamente desde la página web puedes reservar una de las habitaciones adaptadas sin tener que hacer ningún otro tipo de gestión. Por cierto: buena parte del personal habla castellano.

COMERCIOS Y RESTAURANTES. No es difícil encontrar en Berlín comercios o restaurantes accesibles aunque no todos lo son. En las calles comerciales hay una gran variedad de galerías comerciales todas accesibles y con servicios adaptados así como restaurantes y cafeterías de todo tipo. El problema son las tiendas más pequeñas y que realmente merecen más la pena porque se salen de lo típico que podemos encontrar en cualquier ciudad. Ahí la mayoría tienen difícil acceso sobre todo para sillas eléctricas.

SERVICIOS ADAPTADOS. No es difícil encontrar en Berlín servicios adaptados tanto en comercios como en restaurantes, cafeterías u otro tipo de locales. Por supuesto también en los museos y principales monumentos. Esta cuestión que nos suele interesar bastante a las PMR a la hora de viajar no debería preocuparnos en Berlín. Destacar también las cabinas de aseo adaptadas que se encuentran repartidas a lo largo de la ciudad al precio de 50 céntimos de euro.

Picando el el siguiente mapa podéis acceder a la localización de las situadas en la zona centro.

PASEOS EN BARCO. Una opción muy recomendable y agradable es realizar un paseo en barco por la zona centro de Berlín. En la imagen siguiente os encontraréis los embarcaderos de una compañía que organiza cruceros accesibles. Con la silla se puede acceder exclusivamente a la parte inferior del barco a través de una rampa portátil que los tripulantes del barco colocan. Es necesario contactar con ellos para confirmar las horas en que están disponibles las embarcaciones que son accesibles. Se puede hacer a través de un correo electrónico en inglés. Picando en la imagen accederéis a la página de la compañía.


MUSEOS Y MONUMENTOS. Salvo escasas excepciones como la cúpula de la Catedral o la Torre de televisión de Alexander Platz, todos los museos y monumentos de Berlín son accesibles de una manera u otra. Si no lo son por la entrada principal, lo son por alguna entrada lateral. Hay que tener en cuenta que la Isla de los Museos se encuentra en obras y las entradas a los museos han sufrido modificaciones importantes pero las entradas accesibles se encuentran bien señalizadas y gozan de preferencia por lo no hay que esperar las colas que suelen formarse en ellos. Algunas visitas como la cúpula del Reichtag son gratuitas pero es necesario reservarlas con antelación en este enlace. En otros, como en los museos principales, el acompañante de la persona de movilidad reducida tiene entrada gratuita.

VISITAS GUIADAS (FREETOUR). Una opción muy interesante es comenzar la estancia con una visita guiada. Las Freetours son visitas “gratuitas” en las que pagas al final según valores la calidad de la misma. Nosotros reservamos el Free Tour Berlín operado por la compañía Buendía Tours y que podéis encontrar en el enlace. Una visita de unas tres horas y media en castellano que proporciona una visión general de la ciudad desde Alexander Platz hasta la Puerta de Brandenburgo pasando por los lugares más interesantes del centro de la ciudad. Perfectamente accesible, a un ritmo que se sigue bien en silla de ruedas y que a mí, que ya conocía la ciudad, me gustó. Hay otro montón de visitas gratuitas de temática muy variada que podéis consultar en la página. Pero para estas es conveniente consultar la accesibilidad de las mismas.

Para ir terminando, repito que cada uno se marcará unas expectativas en su visita a Berlín. Es una ciudad que da para una semana exclusivamente de visitas a museos, o para disfrutar de arte urbano, o para admirar arquitectura moderna o simplemente, para disfrutar de sus barrios o parques. Os dejo unos enlaces con información de Berlín en inglés (a la hora de escribir esta entrada la página en castellano no funciona) y un mapa que elaboré con lugares de interés, otro exclusivo de arquitectura y uno último sobre el barrio diplomático de Berlín con interesantes ejemplos de arquitectura contemporánea y que merece un paseo. Y tres recomendaciones ahora que no nos lee nadie: una visita los jueves por la tarde al Markthalle Neun el jueves por la tarde-noche, otra visita a Urban Nation y alrededores para los interesados en el arte urbano y un paseo por el mercado de arte de la Zeughaus el domingo.

¡Qué disfrutéis!

 

Anuncios

Alumnos de la UPSA estudian la accesibilidad de los parques salmantinos

Recientemente las alumnas de la UPSA  María Diego Sánchez y Celia Castaño Sáez, dirigidas por Raimundo Castaño-Calle, Salvador Pérez Muñoz y José María Fuentes Blanco presentaron el proyecto de Innovación Ciudadana titulado “Parques infantiles biosaludables e inclusivos en la ciudad de Salamanca”.

Su finalidad era “tratar de llevar a cabo una valoración, según criterios objetivos, de seis parques infantiles que existen en la actualidad en la ciudad de Salamanca. Un vez evaluados se determinará el mejor para que sea objeto de un rediseño con el objetivo de que resulte un parque infantil inclusivo y biosaludable referente, no sólo en la ciudad de Salamanca, sino referente en Castilla y León”.

Se puede encontrar una referencia a esta presentación en el siguiente enlace al periódico Tribuna de Salamanca.

A pesar de que el trabajo es público y accesible desde internet, me ha sido difícil acceder a él. Dejo un enlace al mismo picando en la imagen.portada

No voy a valorar dicho trabajo ni sus optimistas conclusiones con las que no estoy en nada de acuerdo. Simplemente dejos dos enlaces. Uno hace referencia a la inauguración en esos mismos días de un parque infantil inclusivo en la ciudad de Córdoba y la entrada de este mismo blog con el título Parques infantiles accesibles (2). Con la lectura de los mismos queda clara mi opinión.

Y otro apunte más. ¿Algún parque de Salamanca se acerca a este Parque de las Familias en Almería? Un diseño inclusivo no admite parches.

Ciudades amigables con las personas mayores II. Una demanda universal.

Con el fin de entender las características de una ciudad amigable con los mayores, la OMS solicitó a personas mayores que participaron de grupos focales, que describieran las ventajas y barreras que experimentaban en ocho áreas de la vida urbana.

Participaron ciudades en todas las regiones de la OMS. Un total de 35 ciudades de todos los continentes participaron en el proyecto de la OMS que llevó al desarrollo de esta Guía, Ciudades Globales Amigables con los Mayores: Una Guía, y 33 de estas ciudades participaron en investigación mediante grupo focales gracias a la colaboración de funcionarios de gobierno y grupos no gubernamentales y académicos.1 Estas ciudades representan una amplia gama de países desarrollados y en desarrollo. Reflejan la diversidad de los entornos urbanos contemporáneos, incluyendo a seis de las actuales megaciudades con más de 10 millones de habitantes (Ciudad de México, Moscú, Nueva Delhi, Río de Janeiro, Shanghai y Tokio), y “cuasi megaciudades” como Estambul, Londres y Nueva York, así como también capitales nacionales, centros regionales y pequeñas ciudades.

Con los testimonios recogidos en estos grupos se elaboraron las listas de control que luego las ciudades que se van a incorporar a la red van a utilizar para valorar sus espacios, edificios, servicios, transportes, etc…

ciudades amigables

No he querido hacer un resumen al uso de esta guía, que me ha parecido muy interesante, sino que simplemente, de manera muy poco académica, he extraído una serie de testimonios de distintas personas mayores referentes a distintos aspectos citados en la guía pero que, estoy seguro, os van a resultar muy familiares. Tened en cuenta que, aunque pertenecen a un  colectivo muy determinado, es un grupo muy necesitado de la accesibilidad por lo que pueden ser aplicables perfectamente a otros. ¿O no?

“Te levantas de la cama a las cuatro de la mañana en lugar de a las seis porque hay demasiado ruido afuera.” Persona mayor, Estambul

“Hay muy pocas áreas para sentarse… uno se cansa y necesita sentarse.” Persona mayor, Melville

“Yo me caí debido a una acera en mal estado. Me quebré el hombro”. Persona mayor, Dundalk

“Los semáforos en los cruces peatonales han sido diseñados para corredores olímpicos.” Persona mayor, Halifax

“… existen cruces peatonales, pero los conductores de vehículos no respetan a los peatones. Te ven cruzando y se frenan al lado tuyo. Si no tienes un corazón fuerte, te mueres de un infarto.” Persona mayor, Jamaica

“Yo sólo voy al centro cuando tengo que hacer algún trámite específico. Voy, termino lo que tengo que hacer, y vuelvo directamente a mi casa. ¿Por qué querría caminar por la ciudad? No soy una persona joven.” Persona mayor, Nairobi

“Para muchas de las personas mayores, sus vidas dependen del sistema de transporte disponible.” Proveedor de servicio, Dundalk

“Puedo subir al colectivo, pero el instante que el conductor arranca, el colectivo se sacude y yo termino en el piso.” Persona mayor, Saanich

“Proveen estacionamiento para discapacitados que son ignorados por completo”. Persona mayor, Londres

“Ellos [las personas mayores con discapacidad] tienen dificultades para adaptarse, ya que no hay asientos adecuados, ni inodoros, etc. Para muchos de ellos, su recreación consiste en charlar con sus amigos o familiares por teléfono o visitas ocasionales”. Cuidador, Nueva Delhi

“Creo que el punto débil está en el grado de información sobre las opciones disponibles.” Proveedor de servicios, Saanich

“Ojalá hubiera una manera para fomentar más actividades comunitarias multiculturales en los vecindarios con una población diversa.” Persona mayor, Portland

“Te miran como si ya te pasaste de la fecha de vencimiento y no te quieren atender”. Persona mayor, Melville

“Algunas personas mayores van de una oficina a la otra sin obtener la información que buscan, porquen nadie se toma el tiempo y la cortesía para escucharlos”. Proveedor de servicio, Mayaguez

“Hay mucha información disponible, pero es complicado encontrar la información necesaria”. Cuidador, Moscú

“Ayer recibí una carta. Al parecer, están queriendo verificar qué tipo de prestaciones recibimos. Hay que leerla como cuatro veces para entender lo que dice.” Persona mayor, Londres

“Escriban en forma sencilla, con letra grande”. Proveedor de servicios, Ciudad de México

Fuente: Ciudades amigables y Ciudades Globales Amigables con los Mayores: Una Guía

 

Visitas guiadas accesibles y gratuitas por Salamanca

Hasta el próximo 1 de junio, cada lunes, martes y miércoles se ofrecerán tres recorridos por diferentes rincones y espacios de la ciudad. Realizados por guías profesionales de turismo, con salida a las 17’00h desde la Oficina de Información Turística, en la Plaza Mayor. Salmantinos y visitantes podrán disfrutar de estos  Paseos con los que Turismo de Salamanca invita conocer la evolución de la ciudad a lo largo de los avatares históricos, de sus calles y urbanismo, con el fin de que se  familiaricen con sus personajes y paisajes.

Como principal novedad, la apuesta por la accesibilidad marcará esta nueva edición de Paseos: los tres recorridos son perfectamente accesibles para personas con movilidad reducida, y además, el lunes 16 de mayo, martes 24 y miércoles 1 de junio, los recorridos serán explicados también por un intérprete de lengua de signos y estas personas tendrán preferencia para las visitas.

Fuente: Tribuna de Salamanca

image

Movilidad Sostenible

Este artículo ha sido escrito por ©Elena Martín y publicado originalmente en el blog Intentos el 22 de noviembre de 2015. Se reproduce íntegramente con el permiso de la autora.
 DIVERSIDADARAHAL
Empezaré por aclarar unos conceptos indispensables: la discapacidad al igual que la diversidad son construcciones sociales nacidas bajo dos concepciones distintas del ser humano.La primera nace de la visión médica que dicta un canon, una norma que establece quécaracterísticas y cualidades tiene que tener lo considerado como humano y lo que no se considera como tal. Aquí empieza la cura, la rehabilitación, y el “supérate si quieres entrar en el sistema: educativo, social, político, … Consíguelo o no pasas ni por la puerta”. Bajo esa “normalidad segregadora” se construye el modelo de ciudad actual, una ciudad excluyente, competitiva e individualista.
 El concepto diversidad se basa en que el ser humano en sí mismo es “no normativo”, todos somos iguales en derechos y en dignidad. Cada persona tiene cualidades diferentes y la naturaleza nos hace así para que entendamos que somos seres colaborativos, cooperantes e interdependientes, por tanto nuestros entornos deben construirse bajo ese prisma multidireccional, hay que diseñar para todos.
La Accesibilidad Universal nace como – medida de parche – a lo ya construido hasta ahora bajo la concepción médica de ser humano, y como parche  está bien, es tolerable, aceptable. Lo que ya no es aceptable bajo ningún concepto es que lo nuevo siga bajo ese mismo pensamiento. Hay que construir desde el minuto uno con el concepto de Diseño para todos, por varios motivos. Primero porque es de ley, nos obliga la Constitución, la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y la Declaración de los DD.HH. Y segundo porque es de sentido común hacer las cosas bien desde el principio. Sólo hay que tener en cuenta nuestras fases de vida y con quienes convivimos, y finalmente porque es más barato para las arcas públicas.
Una vez que se tienen claros estos conceptos, la clave para crear una movilidad sostenible es primero dejar de pensar con el patrón del crecimiento desmedido como se ha estado haciendo hasta ahora. Hay que pensar en “desarrollo”.
Nuestros pueblos y nuestras ciudades se han dedicado a crecer gracias a unas políticas relacionadas con los lobbies de la construcción – recalificaciones de suelo, construcción de viviendas, carreteras y mega servicios de transportes – sin más sentido que generar dinero, sin la creación de infraestructuras y servicios que garanticen ni el bienestar ni la movilidad de la ciudadanía, entendiendo esta como libertad y derecho y, como queda recogido en nuestras leyes y diferentes tratados internacionales firmados y ratificados por el Estado.
Este crecimiento urbano sin sentido ha convertido a las viviendas y barrios en muchos casos en una trampa, en otros como simples dormitorios y para otros en una “cárcel” por la falta de accesibilidad y de diseño para todos, tanto en edificios de viviendas como de usos públicos, sean estos de la administración, educativos o de ocio: parques, restaurantes y comercios; como en los servicios de transportes públicos colectivos (autobuses, trenes de cercanías, metro, etc..) o de tipo individual, como los taxis.
Tenemos que tener clara la idea de que cuando se hace un edificio que presta un servicio público como puede ser un ayuntamiento o un colegio sin ascensor, sin rampa, sin suelos con texturas diferentes que determinen las distintas zonas o no se pongan señales comunicativas para las personas con diferente funcionamiento cognitivo, no sólo se está impidiendo la entrada a determinada población es que estamos vulnerando varios de sus derechos, no sólo el de desplazarse libremente sino también su derecho a la comunicación, a la educación y al trabajo porque no sólo impide la entrada a niñas y niños, a personas que funcionan diferente, también a los trabajadores o a los aspirantes a ese puesto. Es más fácil diseñar pensando en que pueda ser usado por todos y para todos desde un principio que  buscar más tarde soluciones, que normalmente no son del todo satisfactorias.
Los derechos suponen la dignidad de las personas y es obligación política hacer realidad, eso que hay plasmado en negro sobre blanco en tantas ordenes, leyes y tratados, salvaguardando con eso, la dignidad de todos.
Esto deja en claro la ecuación “Sostenible, implica Accesibilidad Universal y Diseño para todos”. No hay movilidad sostenible sin estas, y esto sólo es posible si pensamos en clave de“diversidad” tanto humana como de los contextos en los que nos movemos. O se pone al ser humano en el centro de toda estructura urbana y de toda política que le circunda o no va a ser sostenible por mucho ahorro energético que busquemos ni por muchos carriles bici que hagamos.
Tenemos la situación de una población cada vez más envejecida. Son cada vez más los que no pueden cruzar las calles aún con semáforos (por el escaso tiempo que se da para los cruces) o pasear por ellas, a causa de las barreras arquitectónicas en mitad o al final del cruce, el exceso de tráfico y el estrés que este produce, dificultando la movilidad peatonal. Esta misma inseguridad es la que provoca la falta de niños y niñas en la calle. Les estamos quitando autonomía y viven como seguridad, lo que en realidad es el miedo de sus progenitores provocado por tanto caos.
Es indispensable priorizar al peatón sobre cualquier otro tipo de movilidad, simplemente porque es nuestro estado natural – todos somos peatones -, conductores sólo son unos pocos en una determinada etapa de vida y unas determinadas horas del día. Hay que apostar por el caminar, la bici y el transporte público accesible (tanto el vehículo como la zona de recogida de pasajeros), teniendo en cuenta no sólo a las personas con movilidad reducida. Hay que contar con las señales acústicas para personas con ceguera, visuales para personas con sordera, señales en comunicación aumentativa y de lectura fácil para personas con diversidad cognitiva y con sistema braille para personas con sordo-ceguera.
Así mismo, debemos pensar en ir eliminando el sistema de cupo para taxis e ir convirtiendo poco a poco todos estos vehículos en accesibles. El cupo además de no ser solución está favoreciendo el mito de que la accesibilidad es una medida graciable y de buena voluntad cuando en realidad estamos hablando de un derecho. Mientras que el taxi accesible sirve para todos, el “no accesible” sólo sirve para una parte de la ciudadanía por lo que no es solución por falta de disponibilidad a la hora de hacer una vida independiente ni es rentable para los taxistas.
Volviendo al tema del caminar, insisto, es prioritario el peatón. Sobre él tiene que girar todo y los peatones suponemos diversidad. Lo que se vaya crear tanto edificio como mobiliario urbano tiene que hacerse bajo la premisa del diseño para todos.
Y como la base de todo, es la educación, la mejor forma de iniciar este aprendizaje es desde la etapa infantil. Es importantísimo el fomento de – los caminos escolares porque da a los pequeños autonomía y con ella, autoestima, tan necesaria para ser una persona responsable de sí misma, así como de su tiempo y espacio. A la vez que crea conciencia de comunidad porque dejan de ser los hijos e hijas de.. para convertirse en los hijos e hijas de todos, creando inclusión social. La infancia está excluida de la estructura social y política en nuestro país. Se piensa por y para ellos, sin contar con ellos cuando lo que en realidad necesitan es espacio para investigar, para marcarse retos, encontrarse con dificultades y buscar soluciones por sí mismos. Necesitan la calle y las plazas.
Una ciudad, pueblo, aldea o barrio no diseñado para todos es un entorno hostil que no piensa ni en lo que hemos sido, ni en lo que seremos, ni en quienes nos acompañan en el vivir.

Respuesta del Ayuntamiento de Salamanca sobre el estacionamiento para personas con discapacidad

A raíz de una entrada publicada en este blog en el mes de noviembre sobre el estacionamiento para personas con discapacidad en Salamanca, dirigí un escrito al concejal de tráfico del Ayuntamiento de Salamanca en el que planteaba las cuestiones de las que se hablaba en esa entrada.

Hoy he recibido la respuesta firmada por el Primer Teniente de Alcalde, D. Carlos Manuel García Carbayo en la que aclara algunos puntos que considero de interés.

  • El Ayuntamiento de Salamanca permite a las personas titulares de tarjetas de movilidad reducida aparcar gratuitamente en las zonas O.R.A.
  • El Ayuntamiento de Salamanca no considera pertinente permitir el aparcamiento a las personas titulares de tarjetas de movilidad reducida en las zonas de carga y descarga a pesar de que el Real Decreto 1056/2014 le otorga esa potestad.
  • El Ayuntamiento de Salamanca tiene establecido un protocolo para reservar plazas cercanas al domicilio o al centro de trabajo debiendo dirigir las peticiones a la Policía Local. En ningún caso hace referencia a que dichas plazas sean, en algunos casos, reservas personales
  • En cuanto a la persecución del fraude en las tarjetas o a su mala utilización no se hace más referencia que una generalización de que se denuncian las irregularidades que se detectan pero no se alude a campañas específicas para detectar usos fraudulentos o a la retirada de las tarjetas falsas.

escanear0001escanear00021

Recuperar la calle (I). Los peligros de una ciudad vacía

La reivindicación de una “sociedad para todos”, principio que hoy, al menos teóricamente, cuenta con un amplio consenso, pasa por exigir un “espacio para todos“. Recuperar un espacio público donde desarrollarnos como personas, más allá del género o la edad, habría de ser, a nuestro juicio, el punto de mira del nuevo urbanismo del siglo XXI.

La “ciudad para todos” ha de observar ese aspecto más profundo e integral de la vida humana. Dice Manuel Delgado que “el espacio urbano real – no el concebido – conoce la heterogeneidad innumerable de las acciones y los actores”. La ciudad concebida (planeada de cero o diseñada para la rehabilitación de áreas existentes) previamente habrá de basarse en esos mismos principios de la ciudad practicada: necesitamos diversidad de gente que habite nuestras calles. En fin, no hablamos solo de seguridad, ni de accesibilidad física. Y por supesto no hablamos sólo de personas mayores.

Jubilares

Peligrosa para mayores, mujeres y niños

NYC-antes-y-despues-de-Gehl Nueva York antes y despúes de una intervención del urbanista Jan Gehl. “Ciudades para la Gente”

Nos dicen que la calle es extraordinariamente peligrosa, y más aún para las personas mayores: podríamos sufrir tropiezos o resbalones, atropellos o empujones, insolaciones o pulmonías, timos o atracos, mareos y crisis de ansiedad… Todo un sinfín de desgracias relacionadas con ese hostil espacio exterior a nuestros tranquilos, confortables y, sobre todo, seguros, hogares.

Curiosamente, la mayoría de las caídas de personas mayores se producen en el interior del hogar, y si es fuera de él, caminando de forma apacible sobre una superficie lisa y en ambiente soleado. Por supuesto las estadísticas reflejan situaciones habituales (estamos más tiempo en casa, y si salimos lo hacemos más veces cuando no llueve). No obstante, sí encontramos un dato relevante acerca de la prevalencia de caídas: casi todas las personas se…

Ver la entrada original 1.052 palabras más