Salamanca, vacía de eurotaxis. ¿Culpables?

Parada de taxi de la Plaza de España

Parada de taxi de la Plaza de España. Tomada de La Crónica de Salamanca

Artículo 4, apartado 1 de Ley 9/2013, de 4 de julio, por la que se modifica la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres:  “ Los poderes públicos promoverán la adecuada satisfacción de las necesidades de transporte de los ciudadanos, en el conjunto del territorio español, en condiciones idóneas de seguridad, con atención especial a las categorías sociales desfavorecidas y a las personas con capacidad reducida,…”

Capítulo primero, artículo 1 de la Ordenanza municipal de los servicios de transportes urbanos e interurbanos de viajeros en automóviles ligeros aprobada en Sesión Plenaria de 31 enero 1986: “Es competencia del Ayuntamiento la ordenación y regulación del transporte dentro del casco urbano municipal. Cualquier actividad de este tipo que se desarrolle dentro de él precisará en todo caso, según su naturaleza concesión o licencia municipal”.

Miércoles ,19 de octubre de 2016, 22,07 de la noche: desde el tren procedente de Madrid solicito un eurotaxi llamando a la emisora de Radiotaxi. Me preguntan que si para ese momento y al confirmarlo me dicen que creen que no hay no hay ninguno trabajando en ese momento. Y aclaro: no que estén ocupados sino que no están trabajando. Dos minutos después me llaman después de averiguarlo para ratificarme la respuesta. Y esta es la segunda vez que me sucede en distinto tiempo. Dos viajes, idéntica situación.

Me planteo la siguiente pregunta: ¿quién es el responsable de semejante  desatino en la prestación de un servicio público como es el taxi? Para mí la respuesta es clara a tenor de los artículos citados al principio. El Ayuntamiento de Salamanca es el máximo responsable ya que tiene las competencias para regular este servicio y la obligación de hacer cumplir la normativa aplicable al mismo. Una vez más vuelve a hacer dejación de sus funciones lesionando gravemente los derechos de un colectivo, como es el de las personas con movilidad reducida, que dependen en gran medida de este servicio público para su autonomía personal.

Y evidentemente no quito la culpa que le corresponde al gremio del taxi, en el sentido de grupo que controla una actividad y evita la competencia. ¿Tan difícil es establecer un cuadrante de forma que siempre haya algún eurotaxi disponible? ¿Tan difícil es promover medidas para que por lo menos un 5% de la flota esté adaptada como marca la ley para fines de 2017? Luego clamarán cuando el Ayuntamiento se vea obligado a conceder diez o doce nuevas licencias para cumplir la ley.

Servicios ofertados por Radio Teletaxi Salamanca

Servicios ofertados por Radio Teletaxi Salamanca. ¿Publicidad engañosa?

Podríamos hablar mucho sobre la calidad de la prestación de este servicio en Salamanca. Una muestra. Mismo día a la salida de la estación: una larga cola de pasajeros que terminaban de bajar del tren hacían cola en una parada vacía de taxis. Eso hace años era impensable. Los taxistas conocían los horarios de trenes y autobuses y se citaban en las estaciones en busca de pasajeros

Luego no nos quejemos de UBER, Blablacar u otras compañías que este gremio ve como amenazas al monopolio del taxi. Se han aprovechado de esa posición monopolística durante muchos años y ahora es imposible poner puertas al campo de una competencia para la que no están preparados.

Advertisements

Otra aberración urbanística en nombre de la accesibilidad

Vista aérea actual de la Plaza de los Bandos

Vista aérea actual de la Plaza de los Bandos

En estos días pasados el Alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha presentado el proyecto de remodelación de la Plaza de los Bandos. La prensa ha recogido la noticia con titulares como “Los Bandos será completamente accesible, el doble de grande y con más zonas verdes“.

En resumen dicho proyecto de resume en un aumento de la superficie de la plaza integrando en la misma el espacio ocupado por las calles adyacentes, un “aumento” de las zonas verdes que implica la sustitución del arbolado actual por otro de menor porte y la accesibilidad del espacio dejando una plataforma única en todo el espacio de la misma.

Posiblemente la mejor crítica a este proyecto se pueda condensar en este artículo publicado en Tribuna de Salamanca bajo el titular “Los Bandos, ¿otra plaza ‘dura’ para el centro histórico?“.

Como curiosidad, por llamarlo de alguna manera, reseñar que hace escasamente poco más de un mes, el 6 de septiembre, el grupo municipal de Ciudadanos presentó una moción en el Pleno del Ayuntamiento y que fue aprobada por todos los grupos municipales instando a la remodelación integral de este espacio. Curioso, como digo, que al poco tiempo aparezca este proyecto cosa que no ha sucedido con Plan de accesibilidad cuya redacción de aprobó en julio de 2015 y del que nunca más se supo. ¿Casualidad?

Está visto que nuestro Ayuntamiento sigue pensando que la accesibilidad consiste simplemente en rebajar bordillos, enlosar nuestra ciudad de granito y dejar el espacio urbano convertido en un lugar duro, inhóspito y agresivo, sin zonas verdes, poco agradable para el paseo y la estancia y susceptible, como ya está ocurriendo con la plaga de terrazas, de ser ocupado por ferias y otros eventos como la feria de día (De este modo, se amplía también la zona central destinada a la celebración de eventos y ferias. En concreto, esta superficie pasará de los 721,90 metros cuadrados actuales con desniveles a un espacio único sin barreras con 1.160 metros cuadrados, es decir un aumento del 61%). Ya está bien, Sr. Alcalde de vender su triste proyecto de ciudad, porque yo no dudo que lo tiene a pesar de que no lo parezca, tratando de hacer creer a la ciudadanía que con ello mejoramos la accesibilidad. Desde el momento en que no existe un Plan de accesibilidad y una ordenanza moderna que contemple todos sus aspectos, cualquier “mejora” queda descafeinada e incompleta, amén de que para mejorar simplemente la accesibilidad física del entorno ni es necesaria semejante inversión ni el destrozo de este espacio.

Espero que el anuncio de ese  proceso de diálogo anunciado con técnicos, grupos políticos y sociales se concrete y realmente conduzca a la modificación del proyecto por el bien de la ciudad y de sus ciudadanos.

Proyecto de remodelación de la Plaza de los Bandos

Proyecto de remodelación de la Plaza de los Bandos

Imagen actual de la Plaza de los Bandos

Imagen actual de la Plaza de los Bandos

Fuente:

Percepciones de los jóvenes sobre integración de las personas con discapacidad

Hace unos meses se presentaron las conclusiones del informe “Percepciones de los y las jóvenes en torno a la integración social y laboral de las personas con discapacidad“, elaborado por la FAD con la colaboración de Fundación ONCE.

Simplemente reseñar alguna de las conclusiones del mismo que me han llamado la atención no muy agradablemente, aunque tampoco sea algo que me sorprenda de manera excesiva.

  • Los jóvenes españoles sin discapacidad, en términos generales, contemplan el mundo de la discapacidad como algo “extremadamente lejano y desconocido” hasta el punto de ser percibido como “un mundo paralelo al propio”.
  • Los jóvenes entre 20 y 29 años de edad tienden a identificar la discapacidad eminentemente con la discapacidad mental y con aquellos referentes que “aglutinan una gran cantidad de dificultades para el desarrollo de las personas”.
  • La perspectiva acerca de las limitaciones físicas como discapacidades tiende más bien a la proyección de la discapacidad física transformada en oportunidad para “alcanzar algo así como una megacapacidad para conseguir todo lo que uno se proponga”.
  • la discapacidad aparece vinculada a una pérdida de capacidades que, para ellos, son “clave para que su vida sea satisfactoria”, especialmente desde el punto de vista de la autonomía personal.
  • Consideran que la discapacidad constituye de algún modo una “injusticia” para quienes la padecen y que les obliga a vivir “una vida que no es libre” y “cargada de desventajas”,
  • En cuanto a su visión sobre la integración, creen que la sociedad española “ha avanzado” en la consideración de la discapacidad aunque todavía existe “un gran número de elementos” que condicionan las posibilidades en su día a día y su participación efectiva en el día a día de la sociedad.
  • Las barreras de comunicación a nivel básico “se convierten en una barrera insalvable”, y se derivan, sobre todo, del desconocimiento generalizado acerca de la discapacidad.
  • Si las personas con discapacidad cuentan con las ayudas necesarias adaptadas a su situación particular (como la accesibilidad de los espacios y medios técnicos del trabajo) “no existen problemas para que una persona con discapacidad pueda desarrollar sus tareas de forma efectiva y eficaz, al menos como cualquier otra, e incluso mejor”.
  • A la hora de responder sobre quien tiene la responsabilidad a la hora de avanzar en la integración de las personas con discapacidad, sus respuestas no dejan lugar a dudas de cual es su papel en este sentido: “La responsabilidad es de la educación, de los gobiernos, de los medios de comunicación y, en último extremo, de todos”.

Fuente: