Esos oscuros objetos de deseo (por inaccesibles)

Le Garage MCC. Tres "preciosos" escalones nos reciben a la entrada

Le Garage MCC. Tres “preciosos” escalones nos reciben a la entrada

Ese oscuro objeto del deseo, película de Luis Buñuel, cuenta la historia de Mathieu, que durante un viaje en tren, cuenta a sus compañeros de vagón la historia de sus infortunios amorosos con la bailarina Conchita. A partir de su primer encuentro, Conchita juega con la obsesión de Mathieu, haciéndolo pasar del deseo a la frustración y del amor al odio más furibundo.

Parafraseando esa película, hace un tiempo que decidí nombrar de esa manera todo aquello que la sociedad en la que vivo ofrece, que ardo en deseos de disfrutar y que me producen, si no odio, sí una gran frustración. Y no me refiero a objetos o personas, por supuesto.

Vivo en un barrio de Salamanca, el del Oeste, en el cual una Galería Urbana ha transformado desde hace tres años la vida del barrio en muchos aspectos. Entre ellos el cultural. Nuevos espacios culturales, locales de ocio y otras actividades varias han surgido al albur de esa galería que os animo a visitar. Incluso desde la silla de ruedas. Incómoda gracias a sus calles de aceras estrechas, mal pavimentadas, con bordillos mal rebajados que hacen que haya que circular en algunas ocasiones por la calzada, pero visitable.

Dimitry

Paisaje con agujero al Oeste. Obra de El Dimitry en la Avda. de Italia

Pero hasta ahí. No pretendáis acceder al resto de la oferta cultural que el barrio ofrece. Exposiciones, conferencias, presentaciones de libros, conciertos, etc… se antojan objetos del deseo que desfilan ante tus ojos y que se escapan sin poder disfrutar de ellos. No voy a nombrar a ninguno de estos locales aunque en las fotografías aparezca alguno. Y lo mismo sirve para la excelente oferta hostelera de la cual doy fe en la mínima parte de locales a los que puede acceder una silla de ruedas. Triste imagen y amarga decepción para los potenciales turistas y para una ciudad que presume de turismo accesible.

Y una de las cosas que más me molesta es que la mayoría de estos locales que se han abierto o restaurado en estos tres últimos años no han hecho las necesarias adaptaciones que faciliten la accesibilidad al interior. He de reconocer que me he perdido entre la maraña de ordenanzas municipales, decretos, leyes, etc… buscando explicaciones que permitan semejantes desatinos. Hablando con algunos nuevos propietarios de estos locales me comentan que, si el local es antiguo, no están obligados a realizar estas reformas. Quiero pensar que esto es así cuando el Ayuntamiento de Salamanca permite sistemáticamente la apertura de estos nuevos negocios en locales antiguos en semejantes condiciones. Si no vamos solucionando ésto a medida que los locales van cambiando de negocio y se van reformando, ésto tiene pinta de ser el cuento de nunca acabar.

salchichería

La Salchichería. Plaza del Oeste

Y éstos oscuros objetos de deseo de reparten por el resto de zonas de la ciudad. Exposiciones frustradas por la inaccesibilidad de la sala de exposiciones, conciertos a los que no se puede asistir por la inaccesibilidad de los locales, películas que no se pueden disfrutar a riesgo de dejar el cuello en la primera fila de la sala, presentaciones de libros en librerías inaccesibles, visitas a monumentos que no se pueden realizar, nuevos espacios culturales en edificios imposibles de adaptar y un largo etcétera.

la-malhablada

La Malhablada. Microteatro, exposiciones, conciertos,… Fotografía de Triadvisor.

Garcigrande

Sala de exposiciones Palacio de Garcigrande. Propiedad de EspañaDuero. Dos niveles inaccesibles. Fotografía de agustinpalomo.blogspot.com

Me entristece que se deje a la conciencia de los propietarios de los negocios y espacios culturales la adaptación o no de los mismos. La fecha del 4 de diciembre de 2017 se acerca y en esta ciudad tenemos todos los deberes sin hacer

Anuncios

Un pensamiento en “Esos oscuros objetos de deseo (por inaccesibles)

  1. Una ciudad que excluye de este modo a las personas con movilidad reducida no es una ciudad digna de llamarse “cuna de cultura” y patrimonio de la UNESCO.
    Seria sencillo adaptar muchos de los locales, solo hace falta sensibilidad y apoyo de la administración para los que ya funcionan.
    Para los que se abren nuevos o se reforman bastaría con que “alguien” hiciera cumplir la legislación vigente.en temas de accesibilidad universal.
    La monumentalidad no es una excusa para ser una ciudad inhóspita y excluyente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s