Ciudades que caminan

Accesibilidad y movilidad son dos conceptos indisolublemente unidos en tanto en cuanto favorecer la movilidad sostenible implica aplicar en la misma  criterios de accesibilidad universal a la hora de diseñar los espacios públicos.

niñoscaminando

La importancia del caminar en los nuevos modelos de movilidad sostenible de carácter urbano es fundamental, siendo clave a la hora de planificar configuraciones urbanas amables con el conjunto de sus habitantes. En este sentido es necesario recordar que todos somos peatones y que por lo tanto cuando beneficiamos los desplazamientos a pie así como la propia estancia peatonal, contribuimos de manera directa a mejorar la cohesión social de nuestros municipios así como la igualdad de oportunidades en el uso y el disfrute del espacio público.

logo-red-de-ciudades-que-caminanLa Red de Ciudades que Caminan es una asociación internacional abierta a todos aquellos municipios y administraciones públicas interesadas en mejorar la situación de los viandantes a través de la puesta en marcha e intercambio de iniciativas que se dirijan a mejorar la accesibilidad universal, la seguridad vial y el propio medio ambiente.

Las líneas básicas de actuación de la asociación se inspiran en los principios recogidos por la Carta de los Derechos del Peatón adoptada por el Parlamento Europeo en octubre de 1988 así como en la Carta Internacional del Caminar.

El objeto de la Red de Ciudades que Caminan es el fomento de la movilidad peatonal, aplicándose en los siguientes ámbitos:

  • Participación social y estructuración de la sociedad civil.
  • Desarrollo sostenible.
  • Medio Ambiente.
  • Accesibilidad Universal.
  • Seguridad Vial.
  • Voluntariado y redes sociales.
  • Formación y educación no formal.
  • Promoción cultural.
  • Colaboración y cooperación con entidades públicas y privadas.
pontevedra

Pontevedra. Ciudad peatonal: ciudad del futuro

 

Los principios que inspiran la  Carta Internacional del Caminar son los siguientes:

  1. Incrementar la movilidad integral. Las personas que viven en comunidades tienen derecho a unas calles, plazas, edificios y sistemas de transporte público accesibles independientemente de su edad, habilidades, género, nivel de ingresos, tradición, idioma, etnia, cultura o religión, fortaleciendo la libertad y autonomía de todos, y contribuyendo a inclusión social, solidaridad y democracia.
  2. Diseñar y gestionar espacios y lugares para las personas. Las comunidades tienen el derecho a vivir con un entorno sano, adecuado y atractivo ajustado acorde a sus necesidades para poder disfrutar libremente de las ventajas de los espacios públicos con confort y seguridad, así como alejados de las imposiciones del ruido y la contaminación.
  3. Mejorar la integración de las redes peatonales. Las comunidades tienen derecho a tener una red para andar, directa, fácil de seguir, que sea segura, cómoda, atractiva y bien mantenida, y que comunique los hogares, tiendas, escuelas, parques, intercambiadores, zonas verdes y otros importantes destinos.
  4. Planeamiento especial y usos del suelo en apoyo a la comunicación a pie. Las comunidades tienen derecho a esperar políticas de planificación del espacio y uso del suelo, que les permita andar a la mayoría de los servicios e instalaciones cercanas, potenciando la oportunidad de caminar, reduciendo la dependencia del vehículo y contribuyendo a la vida en comunidad
  5. Reducir el peligro de atropellos. Las comunidades tienen el derecho a que sus calles sean diseñadas para prevenir accidentes, para ser agradables, seguras y adecuadas para la gente que anda, especialmente niños y personas mayores o con movilidad limitada.
  6. Mejorar la sensación y seguridad personal.  Las comunidades tienen derecho a un entorno urbano bien mantenido y vigilado que reduce la inseguridad personal y el temor a usar el entorno.
  7. Aumentar el apoyo de las instituciones. Las comunidades tienen el derecho a que las autoridades les apoyen y salvaguarden la capacidad y la elección de caminar.
  8. Desarrollar una cultura del caminar. Las comunidades tienen derecho a una información accesible, actualizada y de buena calidad, de dónde se puede caminar y de la calidad de dicha experiencia. A las personas se les debe dar la oportunidad de celebrar y disfrutar de andar como una parte habitual de su vida social, política y cultural.

Se echa en falta que Salamanca, si es realmente como se dice desde nuestro Ayuntamiento una ciudad que persigue la accesibilidad y la movilidad sostenible, no suscriba estos documentos y participe activamente en su implantación a través de programas y proyectos que lo favorezcan. O quizás sea que en muchas ocasiones utilizamos determinadas palabras sin profundizar realmente en su significado.

Fuente: Red de ciudades que caminan 

widget ciudades que caminan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s