Parques infantiles accesibles (2)

Portada del libro Parques infantiles accesibles

Portada del libro Parques infantiles accesibles

Una de las primeras entradas de este blog tenía como objeto el de los parques infantiles accesibles. Los avances en accesibilidad se van produciendo tan lentamente que uno piensa que,  por lo menos, si estos pequeños pasos empiezan desde la infancia, eliminando barreras en la educación, el juego, etc… estos que hoy son niños el día de mañana se encontrarán un mundo menos hostil en cuanto barreras que el que hoy tenemos. Y también porque, la verdad, la sonrisa de un niño o de una niña (y digo niño o niña sin diferenciación) disfrutando del juego, que no olvidemos es uno de los elementos más importantes de aprendizaje y de socialización, no tiene precio.

Aquella entrada, muy sencilla en su contenido, tenía como fuente la experiencia y el trabajo de Sandra Pereira Pinto y Jorge Palomero Ferrer, arquitectos y padres de Martín, un niño con un error congénito del metabolismo. Ellos han dedicado su carrera al estudio, la investigación, el diseño y la divulgación de los parques infantiles accesibles.

Fruto de este trabajo es la publicación por parte de Jorge del libro Parque infantiles accesibles, quinto libro de la colección Democratizando la accesibilidad y editado por el sevicio editorial de La Ciudad Accesible.

Jorge, Martín, Sandra y Antonio Tejada, artífices del libro.

Jorge, Martín, Sandra y Antonio Tejada, artífices del libro.

El autor parte de la idea de que el juego, como dije anteriormente, es un elemento de aprendizaje y socialización y, por tanto, clave para que todos los niños y niñas conozcan, convivan y respeten la diferencia. Por ello, los parque infantiles deben ser lugares inclusivos donde todos los niños y niñas jueguen juntos.

Para que esta condición se cumpla, el autor fija como premisas que todo parque debe ser:

  • Accesible como condición imprescindible
  • Un objetivo social. Solidarios e inclusivos para que los niños conozcan y respeten las diferencias
  • Un acto responsable en cuanto a su creación desde el momento en que de esta manera las Administraciones públicas u organizaciones privadas dan cumplimiento al carácter integrador de la ley.

En el libro establece que para que un parque sea accesible lo debe ser la zona de juegos y los juegos que en ella se instalen y los accesos y zonas de estancia.

En cuanto a los juegos que en los parques se instalen, los divide en tres categorías

  • Juegos de grado 1, sin accesibilidad.
  • Juegos de grado 3, específicos para niños o niñas con alguna discapacidad.
  • Juegos de grado 2, susceptibles de ser adaptados para su uso por cualquier niño o niña y que cumplen con la premisa de ser inclusivos.

Después de comentar tres ejemplos de buenas prácticas y de relacionar la normativa técnica relacionada con los parques de juegos, analiza en el libro como debe ser el entorno de un parque accesible.

Juego inclusivo del parque de Somontes

Juego inclusivo del parque de Somontes

El libro continúa, como parte muy importante del mismo, presentando una encuesta realizada a padres y madres de niños con discapacidad. Tanto el cuestionario, que se encuentra en el libro, como el universo al que se aplicó la misma, dieron unos resultados que sirven de base para pautar como debe ser un parque inclusivo. En base a los mismos, analiza las características técnicas de cada juego y lo que necesita para ser inclusivo.

Como conclusión del libro presenta el diseño de un parque tipo, con el diseño de sus diversas zonas, juegos, etc… Presenta una memoria económica del coste del mismo basada en los precios de los principales proveedores comerciales de juegos infantiles llegando a una conclusión final de que el coste de un parque infantil accesible no es mayor que el de uno que no lo sea. Y para que no que duda y facilitar el trabajo de administraciones y organizaciones privadas, relaciona los principales productores y comercializadores  de juegos.

Vamos: que a partir de ahora espero que ningún arquitecto, urbanista,diseñador, técnico municipal, etc… haga las cosas mal y ponga como excusa que no sabía

Una obra, no sé si definitiva, pero sí estoy convencido que referente fundamental a partir de ahora. Y por cierto, de lectura amena y agradable para un profano y muy clarificadora.

Enhorabuena y gracias al autor y a los editores.

NOTA: las imágenes de este artículo han sido tomadas del libro Parques infantiles accesibles, de Jorge Palomero y editado por La Ciudad Accesible. Se prohíbe su difusión sin citar estos datos y su procedencia así como su uso comercial.

Advertisements

Crónica de un indignante trato en la Delegación de Hacienda de Salamanca

Vamos a desgranar la indignante situación por pasos.

  • Sabiendo que no es posible acceder por la puerta principal y que, hasta la última vez que fui, había que avisar a uno de los guardias de seguridad para que abrieran la puerta trasera, hice lo que en otras ocasiones. Se me informó que habían instalado un timbre en esa entrada situada en la calle Brocense. Cuando llego allí me encuentro con la agradable sorpresa de que han eliminado el escalón de entrada. Y ahí terminó la alegría.
  • Llamo y abren la puerta. Hasta ahora siempre había una persona que te ayudaba a guiarte hasta llegar al vestíbulo principal. Ya no. Apáñatelas como puedas. Sin señalización alguna intuyes que debes coger un ascensor en el que la silla entra rozando por ambos lados debido a su estrechez. Intuyes también que debes subir una planta porque no hay cartel que lo indique.
  • Llegas a planta principal y sales hacia atrás después de múltiples intentos dando golpes a un lado y a otro. Y cuando lo consigues te encuentras detrás una doble puerta de cristal que te impide maniobrar. No queda más remedio que abrirla con la silla rogando que no se rompa.
  • Por fin llegas al vestíbulo donde se encuentra información. Un empleado muy amable te dice que tu mostrador no está en esa planta sino en la primera. Llama a otro compañero también muy amable para que te acompañe.
  • Vuelves al ascensor de antes y, como has cogido práctica, metes la silla con menos golpes. Pero el acompañante no entra y dice que te espera arriba.
  • Al llegar a la primera planta la silla no sale del ascensor. Chocas con una pared y ni quitando los reposapiés puedes maniobrar. Encajado en el ascensor, tu acompañante llama a la empleada que tiene que atenderte. Muy amable viene, te pide el carné, apunta unos datos y te dice que bajes al sótano pendiente del móvil, por si necesita algo más.
  • Vuelta para abajo acompañado del amable empleado. Ahora la silla sale de pena porque tras múltiples intentos en la primera planta las ruedas delanteras se han descentrado. Menos mal que uno ya tiene el carne hace unos años. Unos minutos de espera y suena el móvil. Es la empleada que creía que le faltaba un dato. Falsa alarma.
  • Al poco baja la empleada con los papeles para firmar. No hay mesa ni mostrador y toca hacerlo sobre mi bolso.
  • Se despiden los dos muy amablemente y salgo rojo de indignación y vergüenza por la puerta preguntando a quien tengo que dirigir esta queja/denuncia hecha crónica.
  • Esto ha sucedido a 14 de octubre de 2015, 11,30 de la mañana.

AcuseDeRecibo (1)

Ciudades amigables con las personas mayores I

En las pasadas elecciones municipales en Salamanca, el PSOE presentó como una de sus promesas electorales integrar a la ciudad en la Red de ciudades amigables con las personas mayores. Indagando sobre ello, me he encontrado con un proyecto muy en consonancia con lo que aquí hemos llamado una ciudad para las personas: incluyente, accesible, participativa, etc… Por esta razón, desgranaré este proyecto en varias entradas.

Una ciudad amigable con las personas mayores es un entorno urbano integrador y accesible que fomente un envejecimiento activo.

En 2006 la OMS reunió a 33 ciudades de 22 países en un proyecto destinado a determinar los principales elementos del entorno urbano que facilitan un envejecimiento activo y saludable. El resultado fue la publicación Ciudades Globales Amigables con los mayores: Una Guía en la que se establece el marco para evaluar la adaptación de las ciudades a las necesidades de los mayores. Un aspecto fundamental del proceso consistió en contar con la participación activa de esas personas.

En la guía se identifican ocho dominios de la vida urbana que pueden influir en la salud y la calidad de vida de las personas mayores:

  1. Espacios al aire libre y edificios.
  2. Transportes.
  3. Vivienda.
  4. Participación social.
  5. Respeto e integración social.
  6. Participación cívica y empleo.
  7. Comunicación e información, y
  8. Apoyo de la comunidad y servicios de salud.

Para pertenecer a esta red es necesario elaborar un plan a desarrollar en cinco años con  cuatro fases principales que de forma resumida son:

  • Primer y segundo año: Diagnóstico inicial de la amigabilidad, elaboración de un plan trienal de acción  e identificación de indicadores para el seguimiento.
  • Tercer, cuarto y quinto año: puesta en marcha y seguimiento del plan de acción.
  • Final del quinto año: evaluación
  • Inicio de un nuevo proceso quinquenal

De forma más extensa, este proceso se puede ver en este folleto editado por la OMS

folleto_ciudad_amigable

folleto_ciudad_amigable2Hasta el año 2013, las ciudades adheridas a esta red se pueden consultar en este enlace

mapa ciudades amigables

Fuente:

Ciudades Amigables

NOTA: a la hora de publicar esta entrada el Pleno del Ayuntamiento de Salamanca Ha aprobado, a propuesta del PSOE y por unanimidad, incluir a Salamanca en esta red. NOTICIA

widget ciudades amigables

 

Un año ya.

El nueve de octubre de 2014 se puso en marcha el proyecto Salamanca accesible con la cuenta de Twiter @SAccesible, el grupo de Facebook Salamanca accesible y este blog del mismo nombre
Cumplimos ya un año y antes de daros las gracias, unas cifras. Pueden parecer modestas pero si pensáis que detrás de ellas estáis vosotros y vosotras, ya no lo son.

blog

Estadísticas del blog

Facebook

Estadísticas de Facebook

twiter

Estadísticas de Twiter

Gracias. A los que leéis el blog, a los que compartís mis tuits o a los que dais un me gusta o comentáis en Facebook. Gracias a vosotros y vosotras, Salamanca accesible va a seguir adelante.

Y no sólo como la conocéis hasta ahora sino también participando y administrando Meta 2017: año de la accesibilidad universal, iniciativa ciudadana que desea que ese año sea declarado Año de la accesibilidad universal a la par que exige la puesta en marcha de políticas y medidas urgentes encaminadas a conseguir el objetivo de accesibilidad universal en la emblemática fecha marcada por la ley del 4 de diciembre de 2017.

Seguimos.

Salamanca en Google Street View. Calles del Barrio Garrido.

Año de elecciones, año de obras. Esta máxima se está cumpliendo a rajatabla en nuestra ciudad. Y entre muchas de estas obras destacan la renovación de aceras y bordillos que ha emprendido el Ayuntamiento.

Sobre las primeras, las actuaciones se han centrado en grandes avenidas de nuestra ciudad, muchas de ellas importantes vías del centro de la ciudad. Avda. de Portugal, María Auxiliadora, Torres Villarroel, Fliberto Villalobos, etc… se han sometido a un lavado de cara muchas veces más estético que eficaz a la hora de eliminar barreras arquitectónicas.

No hay más que ver las excesivas pendientes de algunos rebajes en la Avenida de Filiberto Villalobos que no han desaparecido con el arreglo o la chapuza que se ha realizado en la Avenida de Villamayor donde se han arreglado algunos tramos dejando otros en el mismo estado en que se encontraban de manera que ahora conviven en la misma, creo recordar, cinco tipos diferentes de pavimento. Recuerdo que cuando se anunció la obra se dijo por parte del Ayuntamiento que se revisarían las zonas que ellos consideraban no era necesario remodelar para dejar las losas de granito al mismo nivel (Ver noticia). Nada de esto se ha hecho ni se han eliminado rebajes incómodos como los que cruzan la salida del parking.

La crítica que se me viene a la cabeza es más profunda. Se sigue dando más importancia al coche que al peatón. Las aceras no ganan espacio frente a la calzada y si se da el caso, este espacio es ocupado por terrazas u otros elementos como contenedores que hacen que el espacio peatonal sea más pequeño que el que había antes del arreglo. Falta de zonas verdes, de espacios para “estar”, convierten las aceras en meros espacios para desplazarse.

También recordé algo que se dijo en la jornada de accesibilidad universal en municipios a finales del año 2014 por parte de un técnico de nuestro Ayuntamiento: ”No todos los itinerarios deben ser accesibles pero sí debe haber uno accesible”. Estas obras parecen ir en esa dirección. Por ejemplo: Avda. de Villamayor, Paseo de Torres Villarroel y Avda. de Portugal marcan más o menos los límites del Barrio del Oeste. El exterior se arregla. El interior se olvida.

Hace unos días me hacía eco de Tohme, un sistema inteligente para detectar los rebajes de las aceras que combina datos de Google Street View, técnicas de inteligencia artificial y trabajo manual. Pues utilizando Google Street View se me ocurrió dar una paseo por el interior del Barrio Garrido. Algunas de estas imágenes corresponden a lugares que conozco. Otras prometo que han sido localizadas al azar. Probad a colocar el muñeco en alguna calle del interior del barrio y explorar. ¡Ah! Y doy por descontado que alguna de estas barreras pueden haber desaparecido a día de hoy. De otras doy fe que no ha sido así.

Y aunque siempre digo que hacer una ciudad accesible no es simplemente rebajar bordillos, nuestro alcalde se empeña en que con ésto basta para hacerlo.

 

Paseo de los Olivos

Paseo de los Olivos

Paseo Nogales

Paseo Nogales

Paseo Nogales

Paseo Nogales

Calle Cerezo

Calle Cerezo

Calle Río Frío

Calle Río Frío

Calle Pinos

Calle Pinos

Calle Chinchibarra

Calle Chinchibarra

Calle Crisantemos

Calle Crisantemos

Calle Monleón

Calle Monleón

Calle de Gargabete

Calle de Gargabete