Solicitud al Ayuntamiento de Salamanca sobre el 4-12-2017

Esta es la solicitud presentada esta mañana en el Registro del Ayuntamiento de Salamanca solicitando al mismo las adopción de las medidas necesarias para el cumplimiento de los plazos que establece el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.

Si alguien se anima a presentar la misma solicitud tanto en el Ayuntamiento de Salamanca como en cualquier otro, dejo el archivo original para descargar en este enlace. Sólo es necesario completar con los datos personales y presentar en el registro correspondiente.

escanear0001 escanear0003 escanear0004 escanear0005 escanear0006

Ordenanza de accesibilidad obsoleta

Ayer, Salamanca24horas.com, basándose, quiero suponer, en datos técnicos facilitados por el Ayuntamiento de Salamanca, publicaba una NOTICIA en la que se daba a entender que gracias a la bondad de nuestro Ayuntamiento el nuevo aparcamiento de Garrido contaría con unas plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida de unas dimensiones mayores que las que contempla la Ordenanza Municipal de Accesibilidad.

De esta manera nos quieren hacer creer que el compromiso por la accesibilidad que el ayuntamiento mantiene es real y firme. Nada más lejos de la realidad. Únicamente están reconociendo que la Ordenanza Municipal está obsoleta, no sirve y contradice la normativa estatal que se ha promulgado posteriormente. Esa es la razón de que se vean forzados a dar mayor espacio a dichas plazas. Si no, estarían incumpliendo la normativa estatal.

Textualmente en la noticia se dice: “Además se contará con las plazas necesarias para cubrir la dotación de plazas para personas con movilidad reducida de 5,25 metros por 4,10. Medida que es mayor a lo que establece la ordenanza de accesibilidad promulgada por el Ayuntamiento de Salamanca.”

Veamos como está realmente la cuestión con la normativa en la mano.

La Ordenanza de accesibilidad integral para el municipio de Salamanca, aprobada el 9 de noviembre de 1995, dice textualmente en su artículo 3:

Artículo 3. Aparcamientos en edificios.

  1.  En los aparcamientos o estacionamiento en edificios, se preverá y reservará permanentemente para vehículos que transporten minusválidos de los miembros inferiores una plaza especial por cada 30 o fracción.
  2. Las plazas reservadas tendrán un ancho mínimo de 3,60 x 4,50 metros; en el caso de que estén libres en uno de sus lados sin cerramientos ni otras plazas adyacentes de aparcamiento normal, se admitirá un ancho mínimo de 3,20 metros. Si se proyectan en línea o cordón tendrán unas dimensiones mínimas de 6,10 x 2,00 metros, además de un espacio lateral libre y despejado (sobre acera) en toda la longitud de la plaza y con anchura superior a 1,20 metros.
  3. Para impedir que los conductores que no sufran minusvalía usen indiscriminadamente las plazas especiales de aparcamientos, deberá estar pintado en el suelo de la plaza el símbolo internacional.
  4. Las plazas reservadas del apartado anterior se situarán próximas a los accesos al edificio, los cuales deberán estar diseñados de forma que sean accesibles a personas de movilidad reducida, solucionándose el acceso hasta el resto del edificio sin barreras físicas.

 La Orden VIV/561/2010, de 1 de febrero, por la que se desarrolla el documento técnico de condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados establece en el artículo 35, punto 3 lo siguiente:

Tanto las plazas dispuestas en perpendicular, como en diagonal a la acera, deberán tener una dimensión mínima de 5,00 m de longitud × 2,20 m de ancho y además dispondrán de una zona de aproximación y transferencia lateral de una longitud igual a la de la plaza y un ancho mínimo de 1,50 m. Entre dos plazas contiguas se permitirán zonas de transferencia lateral compartidas manteniendo las dimensiones mínimas descritas anteriormente.

plaza1 plaza3 plza2

Y en el punto 4:

Las plazas dispuestas en línea tendrán una dimensión mínima de 5,00 m de longitud × 2,20 m de ancho y además dispondrán de una zona de aproximación y transferencia posterior de una anchura igual a la de la plaza y una longitud mínima de 1,50 m.

plaza 4

¿Queda alguna duda de que la Ordenanza está obsoleta y es necesario elaborar una nueva? ¿Y no queda también claro que la antigua no se ha cumplido en estos años? Para muestra un botón de esta misma mañana. Imágenes de las plazas reservadas en el nuevo aparcamiento al aire libre de la Calle de la Radio. Amplias. No se duda. Pero, ¿debidamente señalizadas?

2015-04-27 12.13.36 (Large) 2015-04-27 12.13.43 (Large)

Proyectos participativos de Accesibilidad Cognitiva y calidad de vida

A raíz de la carta abierta enviada al candidato del PP por Salamanca, Sr. Fernández Mañueco, recibí algunos comentarios a la misma por parte de Berta Liliana Brusilovsky Filer, una de las impulsoras del proyecto Meta: 2017, Año de la Accesibilidad Universal (Os invito a dar me gusta. Todos los apoyos son necesarios)  y un ofrecimiento de colaboración en este blog que hoy cristaliza en esta publicación. He de confesar mi emoción por ello. Para una persona como yo que empezó este proyecto desde la nada y la ignorancia, este ofrecimiento supone un empujón anímico importante. Las distintas colaboraciones externas que se incluyen en el blog suponen un plus de calidad. Ésta es especial puesto que está escrita a propósito para él.

Arquitecta y Técnica Urbanista, es Máster en Accesibilidad y Diseño para Todos. Docente universitaria en temas de urbanismo, centros históricos y accesibilidad cognitiva, tiene diversas publicaciones sobre planeamiento urbano, centros históricos y accesibilidad. Interviene en congresos nacionales e internacionales. Investiga, crea y difunde en los últimos años el modelo para diseñar espacios accesibles (espectro cognitivo) con el que trabaja incorporando a personas con discapacidad intelectual en el diagnóstico y la evaluación de entornos y edificios.

Es autora de varios libros entre los que citaremos Crónica de viajes en clave de solidaridad y Modelo para diseñar espacios accesibles. Espectro cognitivo.

En primer lugar agradezco a Miguel Ángel Cuesta que me haya abierto el espacio de su blog para hablar de accesibilidad cognitiva, un tema que desde hace años es recurrente dentro de mi trabajo profesional. Comienzo por el final de su escrito dirigido al Señor Alcalde de Salamanca, que yo continúo (sugiero que lo lean antes de éste):

“Constátelo usted mismo. Dé un paseo con mirada objetiva para constatar estas cosas que estoy apuntando. Y si no es capaz de verlas haga como otros candidatos: saboreé un agradable paseo en silla de ruedas por el centro de la ciudad. Ya no digo por los barrios más alejados. Me ofrezco desde aquí como guía”.

Desde el ofrecimiento de Miguel Ángel hago llegar esta propuesta para que el Señor Alcalde comparta con nosotros y con personas de alguno de los Centros Ocupacionales de su ciudad una experiencia diferente para demostrarle cuantas dificultades tienen entornos, edificios y servicios desde el punto de vista no solo físico y sensorial. Lo que le planteo es que los vea desde de la comprensión de los espacios de la ciudad histórica.

Se trata de que la accesibilidad, que es un factor de calidad de vida, sea una devolución integral (cognitiva, sensorial y física) que hace el diseño de la ciudad, de sus edificios y de sus servicio para todas las personas.

Porque para la extensa gama de la diversidades funcionales: cualidades, habilidades, comportamientos, personalidades, caracteres, edades, orígenes, la ciudad resulta incomprensible. Y no solo la ciudad como el gran espacio exterior compartido: también edificios y servicios. Por eso -y ya sin pausa- se pone a disposición de la ciudad y de sus entornos, inteligencias artificiales -como sistema de apoyos-: y se llama a la ciudad “inteligente”: AAPP, aparatos digitales, realidad aumentada, QS, balizamientos, etc. Estas inteligencias, que no son tales, sino las de sus creadores, son realmente importantes por muchas razones, entre ellas porque I+D+I no se puede detener a partir del momento en que se ha puesto en marcha: el conocimiento y la tecnología son necesarios para el desarrollo humano, que es sobre todo, educación, empleo, recreación y vida independiente.

Sentadas las bases de este comentario y asumida la tecnología como apoyo, mi enunciado es que hay suficientes sistemas de apoyo que el diseño de entornos y de la arquitectura (como el conjunto de elementos que la constituyen) pueden aportar para que los espacios sean comprensibles y que la inteligencia sea humana no artificial. Inteligencias que ya conocemos ampliamente y que no son solo “una” sino tan variadas como lo son las personas. A alguna de ellas se recurre cuando nos relacionamos con nosotros mismos y con el medio y sobre todo, deseamos gozar de autonomía (gráfico de las inteligencias múltiples de Howard Gardner).

Estas inteligencias son formas de conocimiento, de recuerdo, de interacción, de relación, de movilidad y de orientación a las que cada una de las personas, en su diversidad, recurre para ser autónoma. Por eso no hay que excluir ninguna posibilidad dentro del diseño: diseñar un entorno, un edificio o un servicio sin recurrir a algún elemento que remita a cada una de esas inteligencias es el mayor error, porque limita la autonomía de muchas personas.

La orientación y la movilidad urbana como factor de autonomía personal, se basan en unos diseños aleatorios que se colocan además, de manera indiscriminada confundiendo y causando efectos contrarios a los deseados. Para solucionar estas contradicciones hay que diseñar desde que se inicia un proyecto con criterios integrales y comprensibles. Otorgando al diseño la capacidad de interactuar con las inteligencias múltiples de todas las personas. Los criterios mínimos son:

  • El método de diseño es muy importante; que lo que se está proponiendo, en especial si se trata de un uso y disfrute público, debe ser para todas las personas.
  • El diseño de las formas es tan importante como sus relaciones de continuidad, contigüidad y separación y sus atributos (tamaño, dimensión, proporción, color).
  • Las inteligencias múltiples usan de manera frecuente fenómenos múltiples de la percepción -paradigmas comprobados- que mejoran o empeoran los comportamientos y reacciones en el espacio (como los obstáculos a la percepción que confunden por exceso- O lo contrario, la igualdad de formas y de color que impiden el reconocimiento de las diferencias)

Cuando no se ha diseñado de manera comprensible es cuando hay que recurrir a “aclaraciones” que en las que habrá que tener en cuenta:

  • El lugar donde se colocan esas aclaraciones (en materia de señales), instrumentos de orientación tan importante como aquellas.
  • Las relaciones entre estas señales, un aspecto que pocas veces se tiene en cuenta.
  • Que sean integrales: de texto, gráfico, hápticas y de semántica comprensible para que todas las personas puedan reconocerlas.

Con estos comentarios solo pretendo incorporar un factor más para incluir a los que Miguel Ángel señala como muy necesarios para que los candidatos a las alcaldías, en este caso Salamanca, tengan en cuenta para la participación de todas las ciudadanas y todos los ciudadanos en el sistema de espacios y actividades de la ciudad y sus entornos.

La accesibilidad no es solo rebajar un bordillo

«La accesibilidad no solo es rebajar un bordillo» . elnortedecastilla_Página_1 «La accesibilidad no solo es rebajar un bordillo» . elnortedecastilla_Página_2