Accesibilidad cognitiva

infantil_positivo_grAunque normalmente suelo escribir utilizando la primera persona del plural, el mea culpa que voy a entonar me lo aplico en primera del singular. A fin de cuentas el que por ahora escribe aquí, soy yo.

Cuando hablamos de accesibilidad universal,  nos centramos casi exclusivamente en la accesibilidad física del entorno. Las barreras físicas (bordillos, falta de rampas, obstáculos en las aceras, …)  son las que primero vemos todos. Es verdad que ampliamos este concepto a otro tipo de discapacidades como la auditiva y la visual. Pero hemos olvidado un aspecto fundamental que es la accesibilidad cognitiva, aquella que permite a las personas con discapacidad intelectual (aunque luego ampliaremos esto a otras capas de población) situarse, orientarse y desplazar de forma autónoma por el espacio urbano.

Antes de seguir, dar las gracias a Tomás (no tengo más datos) por su comentario en el blog que me hizo plantearme este campo y por supuesto a Berta Liliana Brusilovsky Filer , arquitecta, urbanista y especialista en este campo que también me lo hizo notar. De ella hablaremos y la citaremos en el futuro. Hoy sólo vamos a introducir el término.

La organización estadounidense de personas con discapacidad intelectual The Arc2 define la accesibilidad cognitiva con un conjunto de requisitos que el proceso de comunicación debe cumplir para que la información sea accesible: disminuir la dependencia de la memorización como herramienta para recordar información, utilizar el mayor número de formatos complementarios como sea posible (visual, audio, multigráfico), reducir la necesidad del destinatario de utilizar sus habilidades organizativas complejas y presentar un vocabulario o nivel de lectura que se aproxime al nivel de comprensión de los receptores.

No sólo las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo pueden verse beneficiadas con la accesibilidad cognitiva, sino también las personas mayores que tienen déficits cognitivos y de comprensión, que les hace no comprender los entornos que no les son familiares; los turistas e inmigrantes que acuden a un país extranjero y las personas con dificultades para la comprensión lectora, como quienes tienen dislexia.

LECTURA1

Las ciudades contemporáneas, cada vez más densas y complejas en información y servicios, presentan barreras persistentes y otras nuevas a la orientación y comprensión de los espacios, a la realización de las actividades que les son propias como los desplazamientos peatonales, el uso de los transportes y de los edificios públicos. Mientras la conciencia respecto a la accesibilidad físico-arquitectónica y sensorial se ha venido implantando en la normativa y en la práctica, aun con carencias muy significativas y variaciones entre unos y otros municipios, edificios de uso común y medios de transporte, los aspectos cognitivos de la accesibilidad han recibido menor atención.

Para que todos seamos capaces de entender mejor de qué estamos hablando, nos permitimos transcribjir varios ejemplos que Ruth Vidriales, responsable del Área de Asesoramiento Técnico de Autismo España.

 “La accesibilidad cognitiva abarca todas aquellas estrategias que ayudan a que las personas que presentan necesidades derivadas de procesos cognitivos diferentes puedan acceder a la información y elaborarla cognitivamente para utilizarla posteriormente en su adaptación al medio”. En el caso concreto de las personas con Trastorno del Espectro Autista, un área específica de dificultad es “el procesamiento de la información que viene del entorno social”, singularmente en la interacción con otras personas.  

Para ello, es necesaria  la mejora de la señalización de los espacios. “No sólo señalar lo que es el cuarto de baño o las escaleras mecánicas, sino el proceso para desarrollar un acción de pedir en una cafetería. No tanto señalizar dónde está la barra o la cocina, sino establecer un apoyo visual sobre la frecuencia de pasos que tienes que dar si quieres ir a pedir la bebida a la barra y luego volverte. O ir a una caja a pagar. Es decir, toda la secuencia de la acción”.

Javier Tamarit, director del Área de Calidad de Vida de FEAPS (Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo) nos ofrece otros dos ejemplos concretos.

“Cuando uno llega a un sitio nuevo y tiene que coger un autobús urbano para ir a otro sitio, le viene muy bien que la información que se le ofrezca por adelantado sea comprensible y se diga claramente por qué lugares va el autobús, anunciar la siguiente parada y que falta tanto tiempo para que llegue el siguiente. Si en una marquesina de un autobús pone que faltan cinco minutos, si en vez de un 5 se pusiera una barra de color que va mermando su tamaño conforme se va acercando el autobús, sería comprensible incluso para las personas que no conocen el 5. 

También conviene trabajar en la señalética. “Por ejemplo, en una escuela ordinaria de Bilbao pusieron un encadenamiento que consistía en huellas que se pegaban en el suelo desde la salida del metro hasta llegar a la escuela. Eso facilita la comprensión de niños muy pequeñitos, para que los papás les puedan dejar en la salida del metro y ellos mismos lleguen a la escuela siguiendo las huellas”.

camino orientadoLectura fácil, pictogramas, “Wayfinding” o caminos orientados, etc… serán conceptos y términos que iremos desgranando en futuras entradas. Que nos vayan sonando.

Fuentes:

Aspromo

Accesibilidad y capacidades cognitivas

Cermi.es semanal

Anuncios

3 pensamientos en “Accesibilidad cognitiva

  1. Pingback: Aclaraciones y agradecimientos | Salamanca accesible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s