Wayfinding

Vamos a plantearnos una situación. Cualquiera de éstas. Entramos en un aeropuerto de un país cuya lengua desconocemos y debemos realizar todo el proceso que nos conducirá a estar sentados en el avión que nos traerá de vuelta a casa. O entramos en un gran museo al que hemos accedido para ver cuatro o cinco obras que se encuentran en distintos lugares del mismo. O necesitamos encontrar un determinado despacho en un gran edificio de oficinas. O,… Podríamos poner muchas más pero creo que queda claro en qué situación quiero poneros.

En cualquiera de ellas, una persona como vosotr@s, pondréis en marcha y en alerta automáticamente vuestros sentidos. Buscaréis con la mirada cuanto cartel se os ponga al alcance para orientaros. Escucharéis atentamente cualquier aviso que se haga por los altavoces. Trataréis de encontrar de la manera que sea información que os pueda resultar comprensible. Es decir, desplegaréis todas las estrategias de las que dispongáis para llegar finalmente a vuestro destino.

De manwayfinding3era resumida, y conociendo previamente cual es vuestra misión, el proceso que llevaréis a cabo será el siguiente.:

  1. En primer lugar captaréis toda la información que seáis capaces del entorno en que os encontráis según vuestras capacidades. Esta toma de información la haréis principalmente de manera visual, auditiva y háptica ( por contacto).
  2. En segundo lugar, contrastaréis esta información adquirida con aquella que tenéis almacenada en vuestra memoria. Vuestro aprendizaje y vuestra experiencia anterior ha sido clave para almacenarla de forma que este paso condicionará de manera determinante el tercero
  3. Y digo determinante porque el tercero consistirá en tomar decisiones. Voy por buen camino y continuo, me he equivocado y debo rectificar mi ruta, estoy perdido y debo volver al principio o reorientarme desde este lugar para retomar la ruta correcta,…

Estas tres fases, conocidas de manera científica o técnica como procesos perceptivos, cognitivos o de interacción, son relativamente sencillas de llevar a cabo para cualquier persona que no tenga ninguna discapacidad por poco que el entorno le facilite una serie de estímulos visuales (carteles, pictogramas,…), auditivos (avisos sonoros, timbres,…) o hàpticos (plantearos como os orientáis en un lugar con escasa o nula luz).

wayfinding6

Y ahora cambiad vuestros zapatos y meteros en los de una persona con alguna discapacidad de tipo motor, visual, auditivo, intelectual o psíquica. Vuestras herramientas para percibir han cambiado o simplemente han desaparecido. Vuestra capacidad para contrastar la información recibida con la que poseéis se ha reducido. Con lo cual, la posibilidad de tomar decisiones correctas e interactuar con vuestro entorno de manera eficaz y adecuada ha desaparecido.

Wayfinding es el proceso de orientación utilizando información del entorno pero teniendo en cuenta que ese proceso no es realizado por una persona estándar sino por una persona variable en sus capacidades de relación con el medio ambiente en el que se desenvuelve.

El diseño wayfinding es “la intervención del diseño en los procesos de orientación que se produce desarrollando recursos y sistemas de información espacial de aplicación comunicativa para orientar y direccionar a las personas en los entornos arquitectónicos, urbanos y naturales”.

De estWayfinding5a manera el diseño wayfinding actuará en tres campos: la comunicación, la accesibilidad y los escenarios ambientales.

  • En el ámbito de la comunicación trabajará sobre qué comunicar, cómo organizar esa información atendiendo a criterios de simplicidad y claridad creando códigos informativos y desarrollando contenidos comprensibles y en tercer lugar planteando modelos adaptados a las necesidades de información, al medio y a las condiciones de percepción de las personas.
  • En el ámbito de la accesibilidad recogiendo la diversidad de maneras de percibir el medio y que el diseño debe abordar en sus procedimientos de intervención. Esta diversidad está condicionada por las distintas variantes en cuanto a movilidad, visión, audición, cognición y cultura.
  • Y en el ámbito de los escenarios ambientales actúa intensamente en el análisis e intervención sobre los escenarios de la movilidad humana. Así incide en el estudio e intervención de los espacios, los itinerarios y el ambiente en los que se desarrollan nuestros procesos de orientación.

No sé si ha quedado claro. Seguiremos. Una información más exhaustiva podréis encontrarla en:

wayfinding7

Advertisements

Aclaraciones y agradecimientos

diseño para todos

Cuando comencé a trepar por este árbol llamado accesibilidad universal no se me ocurrió mirar hacia arriba. Y es ahora, según voy ascendiendo, cuando me encuentro con que es un árbol lleno de múltiples ramas que a su vez se ramifican en otras más pequeñas, tan tupidas a veces, que uno tiene la impresión de que es imposible abarcar toda la copa. Una rama te lleva a otra y esta a su vez, a otras que a su vez vuelven a bifurcarse.

Pero bueno. Una vez emprendido el camino de subida ya no es cuestión de bajar. Y como soy una persona curiosa he decidido intentar continuar con ese camino de exploración. Quizás pueda parecer que picoteo mucho. Es verdad. No fue nunca mi intención especializarme en nada sino exclusivamente divulgar a la vez que satisfacía mi curiosidad.

diseño para todos3Hace unas semanas Berta Liliana Brusilovsky Filer, arquitecta, urbanista y diseñadora argentina afincada en España, especialista en accesibilidad cognitiva, me llamó la atención (no en el sentido de reprenderme) sobre el olvido de esta importante rama que solemos olvidar cuando hablamos de accesibilidad universal. Primamos siempre lo evidente, es decir, la accesibilidad física. A raíz de ese toque vino la entrada sobre lo que es la accesibilidad cognitiva.En estos días acaba de publicarse un libro escrito por ella y titulado Modelo para diseñar espacios cognitivos accesibles. Espectro cognitivo publicado por el Servicio editorial de accesibilidad universal de La ciudad accesible y que puede descargarse aquí. Seguro que su lectura servirá para comprender mejor como está formado ese gigantesco árbol.

Y a raíz de esa entrada sobre accesibilidad cognitiva, Dimas García Moreno, diseñador gráfico y exdiseño para todos2perto en diseño wayfinding, miembro de la Asociación madrileña de diseñadores, se puso en contacto conmigo para ofrecerme materiales sobre los wayfinding de los que se hablaba allí. Esos materiales llegaron y su lectura servirá para satisfacer esa curiosidad y poder seguir divulgando esos conceptos. Por ejemplo, en una próxima entrada sobre el proceso de orientación utilizando la información del entorno que es lo que significa wayfinding. Por si queréis ir leyendo algo sobre ello, Dimas García Moreno escribió el capítulo 2, Diseño de sistemas de orientación espacial: wayfinding del libro que tenéis a la izquierda y que podéis descargar picando en la imagen.

Gracias a los dos por vuestra generosidad y por llevar al extremo algo que he considerado básico en mi vida: el conocimiento no es una posesión que deba guardarse como un tesoro para ser disfrutado solamente por quien lo posee sino que debe ser compartido, reconociendo siempre y por encima de todo, la autoría y el valor de quien lo comparte.

La discapacidad sobrevenida

Me voy a permitir una pequeña licencia en este blog y es saltarme la entrada escrita de esta semana y sustituirla por este vídeo de RTVE en el que Maribel Campo, investigadora del Instituto de Integración en la Comunidad de la Universidad de Salamanca y concejala del Ayuntamiento de Salamanca, Ester Bódalo, profesora de Sociología y Trabajo Social de la Universidad de Murcia, especializada en discapacidad en personas mayores y Luis Cayo Pérez Bueno, presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad nos aportan su experiencia y su conocimiento sobre la discapacidad sobrevenida.

Pincha en la imagen para ver el vídeo
reportaje

Accesibilidad cognitiva

infantil_positivo_grAunque normalmente suelo escribir utilizando la primera persona del plural, el mea culpa que voy a entonar me lo aplico en primera del singular. A fin de cuentas el que por ahora escribe aquí, soy yo.

Cuando hablamos de accesibilidad universal,  nos centramos casi exclusivamente en la accesibilidad física del entorno. Las barreras físicas (bordillos, falta de rampas, obstáculos en las aceras, …)  son las que primero vemos todos. Es verdad que ampliamos este concepto a otro tipo de discapacidades como la auditiva y la visual. Pero hemos olvidado un aspecto fundamental que es la accesibilidad cognitiva, aquella que permite a las personas con discapacidad intelectual (aunque luego ampliaremos esto a otras capas de población) situarse, orientarse y desplazar de forma autónoma por el espacio urbano.

Antes de seguir, dar las gracias a Tomás (no tengo más datos) por su comentario en el blog que me hizo plantearme este campo y por supuesto a Berta Liliana Brusilovsky Filer , arquitecta, urbanista y especialista en este campo que también me lo hizo notar. De ella hablaremos y la citaremos en el futuro. Hoy sólo vamos a introducir el término.

La organización estadounidense de personas con discapacidad intelectual The Arc2 define la accesibilidad cognitiva con un conjunto de requisitos que el proceso de comunicación debe cumplir para que la información sea accesible: disminuir la dependencia de la memorización como herramienta para recordar información, utilizar el mayor número de formatos complementarios como sea posible (visual, audio, multigráfico), reducir la necesidad del destinatario de utilizar sus habilidades organizativas complejas y presentar un vocabulario o nivel de lectura que se aproxime al nivel de comprensión de los receptores.

No sólo las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo pueden verse beneficiadas con la accesibilidad cognitiva, sino también las personas mayores que tienen déficits cognitivos y de comprensión, que les hace no comprender los entornos que no les son familiares; los turistas e inmigrantes que acuden a un país extranjero y las personas con dificultades para la comprensión lectora, como quienes tienen dislexia.

LECTURA1

Las ciudades contemporáneas, cada vez más densas y complejas en información y servicios, presentan barreras persistentes y otras nuevas a la orientación y comprensión de los espacios, a la realización de las actividades que les son propias como los desplazamientos peatonales, el uso de los transportes y de los edificios públicos. Mientras la conciencia respecto a la accesibilidad físico-arquitectónica y sensorial se ha venido implantando en la normativa y en la práctica, aun con carencias muy significativas y variaciones entre unos y otros municipios, edificios de uso común y medios de transporte, los aspectos cognitivos de la accesibilidad han recibido menor atención.

Para que todos seamos capaces de entender mejor de qué estamos hablando, nos permitimos transcribjir varios ejemplos que Ruth Vidriales, responsable del Área de Asesoramiento Técnico de Autismo España.

 “La accesibilidad cognitiva abarca todas aquellas estrategias que ayudan a que las personas que presentan necesidades derivadas de procesos cognitivos diferentes puedan acceder a la información y elaborarla cognitivamente para utilizarla posteriormente en su adaptación al medio”. En el caso concreto de las personas con Trastorno del Espectro Autista, un área específica de dificultad es “el procesamiento de la información que viene del entorno social”, singularmente en la interacción con otras personas.  

Para ello, es necesaria  la mejora de la señalización de los espacios. “No sólo señalar lo que es el cuarto de baño o las escaleras mecánicas, sino el proceso para desarrollar un acción de pedir en una cafetería. No tanto señalizar dónde está la barra o la cocina, sino establecer un apoyo visual sobre la frecuencia de pasos que tienes que dar si quieres ir a pedir la bebida a la barra y luego volverte. O ir a una caja a pagar. Es decir, toda la secuencia de la acción”.

Javier Tamarit, director del Área de Calidad de Vida de FEAPS (Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo) nos ofrece otros dos ejemplos concretos.

“Cuando uno llega a un sitio nuevo y tiene que coger un autobús urbano para ir a otro sitio, le viene muy bien que la información que se le ofrezca por adelantado sea comprensible y se diga claramente por qué lugares va el autobús, anunciar la siguiente parada y que falta tanto tiempo para que llegue el siguiente. Si en una marquesina de un autobús pone que faltan cinco minutos, si en vez de un 5 se pusiera una barra de color que va mermando su tamaño conforme se va acercando el autobús, sería comprensible incluso para las personas que no conocen el 5. 

También conviene trabajar en la señalética. “Por ejemplo, en una escuela ordinaria de Bilbao pusieron un encadenamiento que consistía en huellas que se pegaban en el suelo desde la salida del metro hasta llegar a la escuela. Eso facilita la comprensión de niños muy pequeñitos, para que los papás les puedan dejar en la salida del metro y ellos mismos lleguen a la escuela siguiendo las huellas”.

camino orientadoLectura fácil, pictogramas, “Wayfinding” o caminos orientados, etc… serán conceptos y términos que iremos desgranando en futuras entradas. Que nos vayan sonando.

Fuentes:

Aspromo

Accesibilidad y capacidades cognitivas

Cermi.es semanal